Norman Kingsley Mailer conocido como Norman Mailer, (Long Branch, New Jersey, 31 de enero de 1923 - Nueva York, 10 de noviembre de 2007), escritor estadounidense. Junto con Truman Capote, está considerado el gran innovador del periodismo literario.(…)
Mailer fue reclutado para el ejército durante la Segunda Guerra Mundial, sirvió en el sur del Océano Pacífico. En 1948, justo antes de entrar en la Sorbona en París, escribió la obra que le haría famoso en el mundo: The Naked and the Dead (Los desnudos y los muertos) basada en sus experiencias durante la guerra. Fue aclamada por muchos como una de las mejores novelas americanas tras la guerra y la Modern Library (sección de la editorial Random House) la calificaría como una de las 100 mejores novelas.
Durante los años siguientes, Mailer trabajó como guionista en Hollywood. La mayor parte de sus escritos fueron rechazados por muchas editoriales. Pero a mediados de los cincuenta, se hizo famoso como ensayista anti-sistema, siendo uno de los fundadores de The Village Voice (periódico neoyorkino semanal) en 1955. En artículos-reportaje como "The White Negro: Superficial Reflections on the Hipster" (1956) y "Advertisements for Myself" (1959), Mailer examinó la violencia, la histeria, el delito y la confusión en la sociedad estadounidense.
Buena parte de las obras de Mailer, como por ejemplo Armies of the Night, son de naturaleza política y fueron consumidas ávidamente por Jim Morrison una y otra vez para desencadenar lo que sería posteriormente su poesía y libros junto a The Doors.
Mailer es también un reputado biógrafo. Las ha escrito de Marilyn Monroe, Pablo Picasso y Lee Harvey Oswald.
 Política
Se consolidó como periodista político con su cobertura de las Convenciones Nacionales de Republicanos y Demócratas en los años 1960,1964, 1968, 1972, 1992 y 1996.
En 1967, fue arrestado, por poco tiempo, por su participación en manifestaciones anti-Vietnam.
Dos años más tarde, aspiró, sin alcanzarla, a la alcadía de Nueva York coaligado con el columnista Jimmy Breslin (que aspiraba a la presidencia del City Council), teniendo en su agenda la secesión de la ciudad de Nueva York con el fin de llegar a ser el estado número 51.
Se omite su ideología comunista o se desconoce. Hablaba de su comunismo y de que en Estados Unidos el fascismo jamás usaría ese nombre pero que no estaba muy lejos de instaurarse a todos los efectos. [cita requerida]
La canción del verdugo
En 1980, Mailer apoyó al asesino condenado Jack Abbott en su petición de la libertad condicional, que le fue concedida. Le ayudó además a publicar un libro titulado In the Belly of the Beast, una colección de sus cartas a Mailer en las que trataba de sus experiencias en la cárcel. No obstante, Abbott cometió un asesinato no mucho después de ser puesto en libertad y fue de nuevo encarcelado. Mailer fue objeto de algunas críticas por su papel en la liberación de Abbott y en una entrevista de 1992 para el Buffalo News afirmó que su implicación con Abbott había sido:
"Otro episodio en mi vida en el que no puedo encontrar nada agradable ni nada de lo que sentirme orgulloso."
En la música popular
Mailer es mencionado en varias canciones
§  "Give Peace a Chance", de John Lennon,
§  "Los tipos duros no bailan", de Caballeros de la Quema,
§  "A Simple Desultory Philippic (Or How I Was Robert McNamara'd Into Submission)" de Simon & Garfunkel,
§  "Are You Ready To Be Heartbroken" de Lloyd Cole,
§  "Santa Mónica" de Savage Garden y
§  "Get By" de Talib Kweli.
§  El grupo de rock galés Manic Street Preachers le menciona junto con Sylvia Plath, Henry Miller y Harold Pinter en su canción "Faster" de su disco de 1994 The Holy Bible
§  La banda de art-pop australiana TISM le menciona junto a Dylan Thomas y Jackson Pollock en su canción "Genius is different". [1]
Filmografía
Mailer ha aparecido en varios documentales, entre los que destacan
§  When We Were Kings sobre el 'combate en la jungla' que enfrentó a los boxeadores Muhammad Ali y George Foreman, y
§  Hijacking Catastrophe, sobre los atentados del 11 de septiembre y la guerra de Irak.
§  "Antinuclear" de Miguel Ríos
Es también mencionado en la película futurista y satírifa de Woody Allen El dormilón (1973), en la que Allen dice a un científico que "Este es un retrato de Norman Mailer. Legó su ego a la Facultad de Medicina de Harvard".
En 2005, Mailer hizo una actuación especial en el programa de la WB Gilmore Girls. El episodio, titulado "Norman Mailer, I'm Pregnant", presentó al autor en una entrevista en el Dragonfly Inn, un lugar propiedad del principal protagonista, Lorelai Gilmore. El entrevistador fue su hijo, el actor Stephen Mailer. Desde mayo de ese año, contribuía con un blog en el The Huffington Post.
Premios
Ganó dos Premio Pulitzer por:
§  Los ejércitos de la noche (1968)
§  La canción del verdugo (1979) (Premio Pulitzer en 1980)
Obras
Novelas
§  Los desnudos y los muertos (1948)
§  Costa bárbara (1951)
§  El parque de los ciervos (1955)
§  Un sueño americano (1964)
§  Los tipos duros no bailan (1984)
§  La canción del verdugo (1979) (Premio Pulitzer en 1980)
§  El fantasma de Harlot (1991) (una historia novelada de la CIA)
§  El Evangelio según el hijo (1997)
§  El castillo en el bosque (2007)
Ensayos
§  El negro blanco (1958)
§  Miami y el sitio de Chicago (1968)
§  Los ejércitos de la noche (1968) (Premio Pulitzer)
§  Un fuego en la luna (1971)
§  El prisionero del sexo (1971)
§  Noches de la antigüedad (1983)
Guiones
§  Más allá de la ley (Beyond the Law)
§  Salvaje 90 (Wild 90)
Biografías
§  De Marilyn Monroe: Marilyn
§  De Lee Harvey Oswald: Oswald, una novela americana
Actriz, modelo, escritora y pintora Norris Church Mailer, que disfrutó 
y sobrevivió como la sexta y última esposa de Norman Mailer

Norman Mailer, el autor que golpeó la conciencia de tres generaciones

  • Ya desde su primer libro 'Los desnudos y los muertos' tuvo un éxito arrollador
  • Su segundo Pultizter llegó 11 años después del primero, con 'The Executioners Song'
Actualizado domingo 11/11/2007 04:53 (CET)
Foto: William Coupon
DAVID TORRES
MADRID.- Novelista, periodista, ensayista, cineasta a ratos, hombre de letras de la cabeza a los pies, Norman Mailer era el último vástago de una tradición genuinamente americana: el heredero directo de una estirpe que también dio a Jack London y a Hemingway. Ha muerto el 10 de noviembre de 2007 en Nueva York a los 84 años.
En su famoso libro sobre la pelea entre los boxeadores Ali y Frazier, 'El rey de la montaña', Mailer escribió que el ego era el gran sustantivo del siglo XX, la palabra más importante añadida a la potencia esencial del idioma. Pocos escritores del pasado siglo pueden vanagloriarse de un ego semejante al de Mailer, que se convirtió a sí mismo, a todo lo largo de su escritura, en el martillo, el yunque y el fuego.
Nacido en Long Branch, New Jersey, en 1923, en el seno de una familia judía, pasó la adolescencia en Brooklyn y se diplomó en Mecánica Aeronáutica en Harvard en 1943. Reclutado por la Armada en 1944, luchó en el frente del Pacífico, una experiencia que reflejaría en 'Los desnudos y los muertos', probablemente uno de los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial y tal vez su mejor novela. Publicada en 1948, la obra supuso para el joven debutante un clamoroso éxito de crítica y público y, desde entonces, su nombre pasó a formar parte de una brillante y múltiple constelación de escritores (Truman Capote, John Updike, Saul Bellow, Philip Roth) que acabaría por formar la vanguardia de las letras estadounidenses.
En 1951 publicó 'Costa bárbara' y en 1955 'El parque de los ciervos', novelas ambas que no alcanzaron ni de lejos la resonancia de su libro bélico. Volcado hacia el periodismo, fundó el semanario neoyorquino 'The Village Voice', donde publicó en 1956 su celebérrimo reportaje 'El negro blanco: reflexiones superficiales sobre el hipster', un ensayo incendiario con una peculiar visión de los problemas raciales y una demoledora exaltación de la violencia. Al tiempo que apoyaba a Kennedy y tronaba contra la Guerra de Vietnam, Mailer se iba transformando, si no en la conciencia fetal de EEUU, sí en el Pepito Grillo más vocinglero y meticón de toda la intelectualidad norteamericana, la voz más agria de la contracultura.
Servidos en una prosa fastuosa, subversiva y delirante, sus trabajos de campo sobre las convenciones demócratas y republicanas de finales de los 50 y comienzos de los 60 (recogidas, en parte, en Los papeles presidenciales), y el reportaje sobre la marcha pacifista sobre el Pentágono (Los ejércitos de la noche, 1967) le convirtieron, en palabras de Robert Lowell, en "el mejor periodista de América".
Mientras tanto, en el terreno privado, su vida seguía los mismos derroteros contradictorios, virulentos y salvajes que su escritura. Enemigo declarado de cualquier método anticonceptivo, tuvo nueve hijos a lo largo de seis matrimonios, arrastrando una larga serie de pensiones de divorcio y una agitada trayectoria conyugal que culminaría en 1960 con el apuñalamiento de su segunda esposa, Adele Morales, durante una borrachera bastante subida de tono. La agresión se saldó con una breve visita del escritor a un hospital psiquiátrico y con un libro escrito por la ex de Mailer en 1997, 'La última fiesta'.
Quizá no sea casualidad que dos de sus mejores novelas ('Los hombres duros no bailan' y 'Un sueño americano') alberguen fantasías sobre esposas asesinadas. Ambos libros también participan de la vertiente filosófica de Mailer: una visión sumamente personal del existencialismo que gira en torno a la idea de un demiurgo imperfecto, una especie de dios exhausto cuya creación se le ha ido de las manos como una alocada novela donde los personajes se desmandan, seducidos por un astuto diablo encarnado en el plástico y el cáncer. Dentro del volumen 'Caníbales y cristianos', los ensayos 'La metafísica de la barriga' y 'La economía política del tiempo' presentan algunas de sus ideas más excitantes, profundas y polémicas.
A comienzos de los 70, Mailer realizó algunas películas experimentales (la más conocida es 'Maidstone'), pero en el cine tuvo tan poco éxito como en su carrera política: se presentó varias veces a la alcaldía de Nueva York y confesó (en A'dvertisements for Myself') que en varias ocasiones se había presentado como candidato a presidente "en la intimidad de mi mente". Milos Forman aprovechó su aspecto inconfundible (baja estatura, melena explosiva, ojos llameantes) para un breve papel en 'Ragtime' (1981). Pero Mailer daba mucho más juego en la televisión y en las apariciones públicas, donde mantuvo sonadas broncas con otros colegas de profesión.
En 1958 desafió a una pelea a puñetazos al novelista William Styron por una supuesta burla que éste había hecho de su segunda esposa, Adele Morales. En 1971 la sangre llegó al río con Gore Vidal, a quien agredió públicamente porque lo había comparado con Charles Manson. Pero la más célebre y rocambolesca de sus trifulcas -mantenida a lo largo de décadas, como un tormentoso noviazgo- fue la relación de amor y odio con Truman Capote, uno de los pocos escritores a quienes Mailer respetaba (llegó a decir que era "el escritor perfecto de mi generación") y con quien mantuvo agrias polémicas prácticamente por cualquier cosa: desde Kerouac y los beatnik (a quienes Capote despreciaba) hasta 'La canción del verdugo' (1979), la monumental novela por la que Mailer ganó por segunda vez el Pulitzer. Basada en la vida del asesino Gary Gilmore y escrita a la manera de un gran reportaje de investigación, el libro demuestra la influencia del nuevo periodismo y sobre todo de la obra maestra de Capote, 'A sangre fría'. Pero también supuso un triunfo personal de Mailer que, por una vez, abandonó su propio ego durante centenares de páginas para lanzarse a un exacto y descarnado ejercicio de objetivismo.
Obsesionado por la masculinidad, como London y Hemingway, Mailer también era un devoto del boxeo que siguió atentamente la carrera del mejor peso pesado de su época, Muhammad Ali. En 1973 viajó hasta Kinshasa (El Congo) para presenciar el fenomenal combate entre Ali y Foreman, y la crónica que escribió del mismo ha quedado como una de las leyendas imborrables de la profesión periodística y de la literatura deportiva. Otro tanto ocurre con el 'Homenaje a El Loco', amplio reportaje sobre un torero mexicano, donde su preciso y coloreado instrumental de escritor encuentra un terreno abonado para sus espléndidas metáforas. En cambio, a pesar de sus estudios de ingeniería aeronáutica en Harvard, 'Un fuego en la luna' (un ambicioso reportaje sobre la misión del Apolo XI), carece de ese inigualable toque de exaltación y maestría que posee Mailer cuando un tema le apasiona.
Eterno candidato al Nobel durante varias décadas, su fama de bocazas y de provocador nato lo alejaron siempre de las quinielas de ganador. Machista acérrimo, profeta aficionado, bufón a ratos, intelectual de pura raza, Mailer quiso ser y fue toda su vida un incordio, un agitador de conciencias, la encarnación misma de lo políticamente incorrecto: una piedra de escándalo para el feminismo rampante y una afrenta viva para varios presidentes, de Johnson a Bush Jr., pasando por Nixon y Carter.
Poseído de una curiosidad omnívora de la que da cuenta una amplísima bibliografía que incluye, además de docenas de libros, centenares de columnas, artículos y reseñas, hicieron época su defensa dostoievskiana de 'American Psycho' y su ataque descarnado contra Tom Wolfe. En 1983 publicó 'Noches de la antigüedad', una ambiciosa y voluminosa novela sobre el Antiguo Egipto, que incluye cuatro reencarnaciones de un personaje, y en 1991, 'El fantasma de Harlot', una novela, no menos voluminosa y ambiciosa, sobre el funcionamiento interno de la CIA.
Mailer nunca dejó el centro del cuadrilátero, ni siquiera en estos últimos años en que, viejo y enfermo, no dejaba de acudir a lecturas y encuentros con universitarios. El pasado octubre, fue sometido a una operación de pulmón de la que pocos confiaban en que pudiera recuperarse. Murió el 10 de noviembre, a los 84 años, en el hospital Monte Sinaí de Nueva York. En sus últimos libros se atrevió a sacar a la palestra a Cristo, a Hitler, y al mismísimo diablo, adversarios que él, quizá, consideraba a su altura.
ww.elmundo.es/elmundo/2007/11/10/obituarios/1194701905.html

Motorola ha iniciado en Nueva York el veinteavo aniversario de la aparición del primer móvil fabricado por esta empresa

Angel Cortés - 15 años de investigación y una inversión de 150 millones de dólares dieron comienzo en 1973 a unas de las revoluciones más importantes de la comunicación personal, el teléfono móvil. El padre de la criatura fue Martin Cooper, un ejecutivo de Motorola que ahora es del máximo responsable de Arraycomm, quien en ese año presento al mundo el DynaTAC 800OX, el primero de los terminales fabricado por Motorola y que unos años más tarde, en 1990, volvería a sorprender al mundo con el famoso Microtac.

Una historia que cambio el mundo

La historia del DynaTAC se remonta a diez años antes, exactamente el 3 de abril de 1973 cuando se realiza la primera conversación telefónica con éxito utilizando un terminal portátil. Martin Cooper fue el autor de la llamada a Joel Engel, un alto ejecutivo de Bell Labs.

La revista norteamericana Popular Science, testigo privilegiado de la historia, narraba en aquellos tiempos el funcionamiento de la primera terminal “Por un segundo, el teléfono – un nuevo tipo portable computarizado y del tamaño de un walkie-talkie – se conectó inaudiblemente con una computadora instalada en otro edificio. Luego se escuchó un tono telefónico familiar, y comenzó el marcado de los números, lo que permitió completar la llamada”. De esta manera, Martin Cooper pasó a la historia como el autor de la primera llamada desde un teléfono celular móvil.






Martin Cooper
Pero no fue hasta 1983 que el histórico DynaTAC obtuvo la licencia comercial y salió al mercado. Ese mismo año se monta el primer sistema celular, uniendo las ciudades de Washington y Baltimore. El funcionamiento de aquella primitiva tecnología celular, resulta sencillo de entender: al utilizar el teléfono la unidad envía una señal a las antenas receptoras instaladas en la zona donde se encontraba el usuario del teléfono. Para aquellos primeros años, cada antena receptora cubría alrededor de 15 manzanas a la redonda. Estos pulsos eran cursados a una central procesadora, la que se encargaba de elegir el mejor canal para concretar la llamada. A medida que el usuario se desplazaba físicamente, la central transportaba la señal de antena en antena, para brindar la continuidad en la charla.

El DynaTAC, un teléfono "portátil" de 780 gramos

El primer terminal móvil que llego al mercado se parece muy poco a los diminutos y ligeros teléfonos móviles actuales.

Con un peso de 780 gramos y unas dimensiones 33 x 9 x 4,5 centímetros llevaron a popularizarlo bajo el nombre de "ladrillo". Fue, además, precursor de una serie de modelos que compartían el mismo diseño, aunque poco a poco fue rebajando el peso y convirtiéndose en más ligero hasta la llegada del ya famoso MicroTac.

El precio del terminal, 3600 dólares, lo convirtió en un objeto de lujo y solo asequible a determinadas esferas sociales, aún a pesar de su diseño y peso.

Ahora el DynaTAC 8000X estará expuesto durante dos semanas en la Mobile Exhibition de Nueva York, una muestra de la historia de la telefonía celular, y que nos muestra la historia de una tecnología que ya cuenta con treinta años de existencia.


http://www.noticiasdot.com/publicaciones/2003/0303/1103/noticias110303/noticias110303-8.htm


Innovaciones futuras a celulares

 
En la pasada década el teléfono celular ha sido básicamente utilizado para “hablar”, pero esos días están quedando en el olvido.El teléfono celular ha evolucionado en la herramienta multiusos de la electrónica, no solo puedes tomar fotos y video desde tu teléfono, sino que puedes mandar correos electrónicos, buscar direcciones, chatear en línea, escuchar música e incluso ver televisión.
Las compañías de celulares continúan invirtiendo grandes cantidades de dinero en investigación y desarrollo de nuevas funciones y aplicaciones para los teléfonos celulares.Algunas que podremos ver en el futuro son:
-      Monederos electrónicos: Se está trabajando en un Nuevo estándar “near-field communications,” o NFC, que permitirá sentar las bases para trabajar con un chip empotrado en los celulares que permita que estos sean utilizados como tarjetas de crédito o debito.
-      La World Wide Web en su bolsillo: La utilización de internet móvil esta por alcanzar su punto máximo, los fabricantes de celulares siguen trabajando en los browsers y en los sistemas operativos de tal manera que se pueda mejorar el acceso al internet, actualmente se conocen de iniciativas de Verizon Wireless con MySpace y Youtube para hacer el acceso “más trasparente”.
-      Ubicación, ubicación, ubicación: Las leyes federales de telecomunicaciones obligan a los operadores de servicio de celulares a registrar la ubicación de las personas en llamadas de emergencias lo cual hacen a través de los servicios de GPS. Pero Verizon Wireless y Sprint Nextel ya ofrecen servicios de navegación mejores, y todo indica que el sistema será adoptado como estándar a nivel global.
-      Búsqueda móvil: En los siguientes 3 años todos los celulares tendrán la funcionalidad de búsqueda (web search) integrado, algunos modelos de celulares avanzados lo traen ya como un icono en la pantalla principal, pero adicionalmente a esto veremos una tecla de “Búsqueda”.
-      Televisión Móvil: La televisión móvil en todas sus variedades tendrá un gran despegue en los próximos años se estima que es un mercado potencial de 30 millones de suscriptores.-      Navegación simplificada: actualmente tienes que dar varios teclazos para navegar a alguna función de tu celular, pero los fabricantes y operadores de celulares están trabajando en simplificar estas funciones.
-      Acceso a estaciones de radio: actualmente algunos modelos de celulares te permiten suscribirte a ciertas estaciones de radio por una módica cantidad. T-Mobile se encuentra trabajando ya con unos modelos de prueba los cuales te permiten acceder vía WiFi a estaciones de radio internet desde cualquier hotspot.
-      Tu propia torre celular: Los operadores de celulares están desarrollando antenas para casa las cuales ayudaran a mejorar o minimizar los problemas de recepción en localidades remotas. Las antenas trabajaran con la tecnología de Voz sobre IP, conectándose a una red de banda ancha.
-      Mejores cámaras: Los celulares traerán múltiples tipos de cámaras que proporcionaran diversas funcionalidades, incluso lectura de código de barras y compartición de fotografías mediante acceso por internet.
-      Música móvil: Este continua siendo un mercado emergente, con una facturación estimada de $32.2billones de dólares para el año 2010, esto incluye desde ring tones hasta tonos reales y descargas de álbumes completos.
Así es que como podemos ver, el futuro de los celulares es sumamente prometedor y continuara asombrándonos.

http://tecniblog.wordpress.com/2007/06/09/8/