y 
James Joyce y  Marcel Proust


Uno escribió el “Ulises” y el “Despertar de Finnegan”, casi universalmente saludados como dos de los trabajos literarios más brillantes del siglo XX (en el caso del Ulises, el más brillante). Y el otro es, bueno… es Marcel Proust. El destacado trabajo de Proust “En busca del tiempo perdido” es considerado como uno de los más grandes logros en literatura de todos los tiempos. En esta obra Proust combina siete novelas y 2.000 personajes para celebrar la vida, la consciencia y la tensión sexual en 3.200 páginas. Los trabajos de James Joyce y la corriente estilística relacionada con la consciencia son las bases para incontables cursos universitarios, tesis doctorales, y sosegadas consideraciones poéticas. Pero los escritos de Proust y Joyce fueron probablemente demasiado controvertidos y “poco convencionales” para los gustos conservadores de los comités del Nobel en aquellos tiempos. Y la estricta política de los Nobel sobre los premios póstumos no ha ayudado exactamente, especialmente una vez que el paso del tiempo no ha hecho sino agrandar la influencia de estos dos autores sobre aquellos que les sobrevivieron. Irónicamente, Proust y Joyce han sido grandes influencias para otros escritores que si recibieron el Nobel, como Saul Bellow, Samuel Beckett, Jean-Paul Sartre, Albert Camus, y Hermann Hesse. ¿Queréis conocer a otros literatos gigantes que se han quedado con ganas del Nobel? Evelyn Waugh, Jorge Luis Borges, Bertold Brecht, Graham Greene, Henry James, Vladimir Nabokov, y Simone de Beauvoir, por nombrar unos pocos. 

http://new.taringa.net/posts/info/974794/7-genios-que-nunca-ganaron-el-Nobel.html
Generación X, generación Y... Generación ni-ni.
 www.nossobranlosmotivos.com
Así es como nos van dividiendo a las generaciones nacidas en unos años determinados.
Supuestamente yo soy de la Generación X.
Generación X se usa normalmente para referirse a los nacidos en la década de los 70, cuya adolescencia transcurrió en los años 80 y principios de los 90, tras los baby boom.
También es conocida como la "Generacion Perdida", debido a su apatía por la falta de expectativas. Tener relaciones sexuales antes del matrimonio, no respetar a sus padres o priorizar la amistad antes que la familia son algunas de sus conductas sociales más características.
Que conste que yo no me siento ¨perdida¨; expectativas hay, lo que no hay son recursos. El seo antes del matrimonio siempre ha existido, pero antes era para algunos pocos, de manera silenciosa y machista. Particularmente sí respeté a mis padres y creo que la generaciones más jóvenes son las más irrespetuosas. La amistad, la priorizábamos, como todas las generaciones considero, cuando eres joven, tiendes a equivocarte en muchas cosas.
Y tras la X llegó la Generación Y, los nacidos entre 1982 y 1992, en una década marcada por el inicio de la revolución tecnológica y el crecimiento económico al tiempo que se producían los últimos coletazos de la Guerra Fría. Acostumbrados a un alto nivel de vida y dispuestos a asumir retos, esta generación protagonizó el auge de la conciencia social y el surgimiento de familias no tradicionales, entre otros aspectos.
Ambas generaciones son aceptadas mundialmente pero nosotros, en España somos, como siempre, únicos y nos encanta desmarcarnos y empezamos a experimentar un fenómeno social particular que, a la vista de los datos, está en pleno auge. Se trata de la Generación ni-ni. Jóvenes españoles que, pese al paso inexorable de los años, ni estudian ni trabajan.
Los ni-nis engloban a los menores de 34 años inactivos (que ni trabajan ni buscan trabajo), parados sin empleo anterior -los que nunca han trabajado pero están buscando trabajo- y, por último, que no cursan estudios reglados y/o no cursan estudios no reglados (títulos no oficiales).
Tengo 33 años: yo no soy ni-ni!!!!!!
Pero, no quería entrar en esos debates, hoy no.
Hoy quería hacer referencia a un artículo que encontré en el blog: ¨El Caparazon¨ que nos habla de los nacidos desde los 80 hasta la década actual, 3 generaciones, dos de ellas ya obsoletas, al lorito.
Si tenemos en cuenta que los nacidos a partir del 2000 hablan del ¨siglo pasado!"; no han visto un walkman en su vida, un disquette, el ms-dos que todos debíamos aprender para usar los ordenadores (c:; a:; format; que tiempos..); no saben lo que es jugar en la calle, no conocen a  ¨Los Pitufos¨, ¨La Abeja Maya¨, ¨Campeones¨ o ¨Marco¨.
Viven pegados al móvil, el ipod y las redes sociales.
Algún día, pronto, haré una reflexión sobre este tema de las generaciones, hoy os dejó con el artículo en cuestión, muy, muy interesante:
Aceleración tecnológica y diferencias entre generacion.net y iGeneration: los jóvenes de 20 están ya obsoletos
Dolors Reig | Saturday, January 16th, 2010
 “La tecnología solo lo es cuando se ha nacido antes que ella” es una frase de Alan Key que recordaba  en Geeknomía, de Hugo Pardo, que presentaremos en breve.
Sobre este tema quería hablaros hoy, sobre nuevos estudios y observaciones que demuestran cómo la evolución acelerada de la tecnología estaría generando diferencias intergeneracionales importantes. Estando cada grupo de niños influenciado por las herramientas tecnológicas disponibles en su etapa de desarrollo y debido a la rapidez de la evolución tecnológica en los últimos tiempos, estaríamos ante generaciones más distintas entre sí que nunca.
Larry Rosen, profesor de psicología en la California State University y autor del seguro que interesante próximo trabajo: “Rewired: Understanding the iGeneration and the Way They Learn,” distingue entre la generación.net, nacida en los 80 y los 90 y la  iGeneration, nacida entre los 90 y esta década.

La generación de la Inmediatez:

Según Rosen, la generación.net, gente que tiene de 20 a 30 años ahora pasa 2 horas diarias hablando por teléfono y usa el mail frecuentemente. La iGeneration, en cambio, aquellos que hoy tienen unos 10, escriben más de lo que hablan por teléfono, prestan menor atención a la televisión y tienden a comunicarse en redes de mensajería instantánea.
Esto le hace concluir que las nuevas generaciones serán impacientes, estarán acostumbrados, habrán aprendido respuestas instantáneas.
Debemos preguntarnos, ya en este punto, si se trata de diferencias generacionales o simplemente de una obviedad: todos preferimos una inmediatez que ahora las nuevas tecnologías posibilitan. Puede ser, además, como hemos dicho en artículos anteriores sobre temas similares, que el hecho de buscar respuestas inmediatas sea algo propio de la infancia (y el insuficiente desarrollo del sistema de control de impulsos), algo que con la madurez y en cualquier época pre-digital o post-tecnológica, cambiará.
Si lo pensamos con calma y sentido común nos daremos cuenta de algo fundamental: estamos hablando de adolescentes, que hacen lo que siempre han hecho, lo que es típico de la etapa de socialización que viven, pero utilizando otros canales.”

Publicado por: annyz

netgeneration.png
Lic. German David Ortiz. / Licda Anny Alarcon
El devenir de nuestra sociedad ha cambiado radicalmente en los últimos años. Cientos de eventos complejos se han desencadenado generando una serie de respuestas que han moldeado la percepción de la realidad. La brecha generacional se ha visto profundizada como consecuencia del cambio de los paradigmas sociales. Hablar de las generaciones “X”, “Y”, y “Z” es debatir sobre todos los hechos y fenómenos que han marcado un antes, un durante y un después de una explosión de cambios sociales y tecnológicos.
La generación X hace referencia, según varios artículos publicados en la web, a las personas nacidas en la década de los 70, quienes vivieron su adolescencia en una época de cambios políticos, de guerra fría. La infancia de la generación “X” estuvo acompañada de la ruptura de hogares y el incremento de los divorcios. Ha sido esta generación la que ha podido ver la irrupción del las computadoras dentro de los hogares, el auge de los video juegos, el uso de la internet como herramienta de negocios y para la educación. Así mismo esta generación transcurrió su infancia y adolescencia en un surgir de problemas sociales graves, tales como el sida, la masificación del consumo de drogas, la destrucción del medio ambiente, crisis económica, entre muchos tantos que para la época eran problemas cuyas soluciones no se visualizaban, parte de esto el nombre de generación “X”, letra empleada para definir una incógnita en algebra, esta generación no tenía claro una visión del futuro a pesar de que ha sido la generación con los índices estadísticos más elevados, en cuanto al nivel educativo alcanzado, no obstante, la mayoría de los individuos no lograron emplearse en aquello que se habían formado
La época de los ochenta dio paso a la siguiente generación, la “Y. Al igual que otras generaciones, estuvo marcada por el devenir político, los cambios económicos y tecnológicos. Fue la generación que se levanto con el advenimiento de las herramientas de comunicación instantánea, tales como el correo electrónico y los mensajes de texto. Esta generación se caracterizo por el retraso para entrar en la adultez, al punto tal, que ha sido la generación que más tiempo vivió con sus padres. Es una generación que domino el uso de la tecnología, adecuándola a sus interés y necesidades, generando esto la aparición del los programas de archivo tipo PTP y Napster. Así mismo, esta generación crece con la cultura de trabajar para vivir, adoptada por la generación “X”, por lo que se caracterizan por asumir retos y enfrentar cambios laborales.
La última generación es la Generación “Z”, la cual liderara el orden mundial en aproximadamente veinte años. Esta generación se está desarrollando acoplada a los cambios veloces y constantes, marcada por sucesos trágicos y ampliamente difundidos, como los hechos del 11 de septiembre del 2001. En la actualidad esta generación compone cerca del 18% de la población mundial y se considera que aun esta en formación. Los individuos pertenecientes a esta generación ven la tecnología como un elemento necesario y fundamental, al punto tal que no se concibe el acceso a la información sin la existencia de Google o el desarrollo de relaciones fuera del Facebook. La impaciencia, así como su dependencia casi total y absoluta de la tecnología, ha producido una amplia brecha entre esta generación y sus predecesoras. Por otro lado, esta generación ha crecido en un mundo donde son comunes y normales los hogares monoparentales.
Los subrayados y cursivas son nuestros
 Ignacio Echevarría
Ignacio Echevarría
El lector de esta columna debería saber, a estas alturas, quién es Yoani Sánchez. Si no es así, puede acudir a la extensa y muy documentada entrada que le dedica Wikipedia y enterarse allí de la prodigiosa carrera que esta joven cubana, nacida en La Habana en 1975, ha desarrollado en poco más de tres años gracias a su blog, titulado “Generación Y” (www.desdecuba.com/generaciony) y convertido en estandarte de la “ciberdisidencia”.
Aparte de las importantes distinciones que ha obtenido el blog -incluido por la cadena CNN y la revista Times entre los veinticinco mejores blogs del mundo-, Yoani Sánchez fue destacada por el Time Magazine, en 2008, como una de las cien personas más influyentes del mundo, por Foreign Policy como uno de los diez intelectuales más influyentes de Latinoamérica, y en 2009 se hizo con el Premio Jóvenes Líderes Globales que concede el Foro Económico Mundial y con el Premio Héroes del hemisferio de la Fundación Panamericana para el Desarrollo. El pasado noviembre, el presidente Obama, en un gesto sin precedentes, contestó a una lista de preguntas que Yoani Sánchez le había hecho llegar, y el mismísimo Departamento de Estado de los Estados Unidos linkeó la correspondiente entrada de “Generación Y”. Entretanto, el blog es traducido casi simultáneamente a diecisiete idiomas, y recibe millones de visitas al mes.
A la luz de estos datos, resulta natural que Yoani Sánchez se halle en el punto de mira de tirios y troyanos, y que su fulminante trayectoria haya dado lugar a todo género de adhesiones y de suspicacias. Entre los más contundentes impugnadores de la supuesta espontaneidad del fenómeno Yoani Sánchez se cuenta Salim Lamrani, periodista francés especializado en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Lamrani ha publicado en la red varios artículos en que denuncia las contradicciones que rodean las actuaciones de la bloguera, en la que no parece difícil vislumbrar los hilos de alianzas más o menos inconfesables. Al parecer fue la propia Yoani Sánchez la que, a la vista de esos artículos, sugirió encontrarse con Lamrani y esclarecer de este modo algunos de los interrogantes que éste planteaba. Un diplomático occidental medió entre ambos y los dos se reunieron sin dificultades en febrero de este año en un concurrido hotel de La Habana Vieja, donde celebraron una entrevista que se prolongó por espacio de dos horas. Transcurridas varias semanas, el contenido de la entrevista ha sido publicado por Lamrani en el diario digital Rebelión (www.rebelion.org), desatando un pequeño escándalo que ha contribuido a exacerbar, una vez más, las mutuas descalificaciones entre quienes defienden la revolución cubana y sus logros y quienes, denunciándola como una dictadura, se dedican a cuestionarla y socavarla. Más que una entrevista, lo de Lamrani parece un interrogatorio judicial, dado el acoso constante a que el periodista, puesto en el papel de fiscal, somete a su interlocutora. Pero lo más sorprendente es el tenor de las respuestas de Yoani Sánchez, que se revela a través de ellas escandalosamente inconsistente, incapaz de resistir el brutal aluvión de rigurosas preguntas y de acusaciones más o menos veladas que Lamrani le hace. El documento, en su totalidad, es sorprendente e incómodamente aleccionador; pues resulta en definitiva desoladora la mezcla de ingenuidad e indigencia intelectual que Yoani Sánchez manifiesta, su debilidad ideológica, su propia vulnerabilidad. A posteriori, Yoani Sánchez ha afirmado que Lamrani ha tergiversado sus respuestas; pero no concreta cuáles ni de qué modo, ni alcanza a corregir ni a desdecir nada, debido seguramente a que de entrada se mostró conforme con el resultado, y a la desventaja en que la coloca el hecho de que la conversación quedase grabada. A la luz de la entrevista, el abrumador palmarés de la bloguera despierta extrañeza e intriga. ¿Uno de los diez intelectuales más influyentes de Latinoamérica? ¿Una de las cien personas más influyentes del mundo? ¿Una líder global? Asociada al perfil de Yoani Sánchez (que declara haber emprendido su blog a modo de “terapia personal”), la pomposidad de todos estos títulos resulta ilustrativa. ¿De qué? Cuando menos, de una engañosa condescendencia a la hora de calificar la discursividad que suele generar y fomentar internet, amparada en un generalizado prejuicio de independencia y de alteridad respecto a los circuitos hegemónicos. E ilustrativa, también -y esto vale, asimismo, para la enmarañada selva de los blogs literarios-, del muy dudoso desentendimiento que la llamada blogosfera pretende ostentar respecto a los poderes establecidos, que desde hace ya mucho vienen colonizándola por muy distintas vías, no satisfechos con la aplastante confirmación de su dominio que se desprende de la desinhibida inconsciencia con que la mayor parte de los blogueros obedecen espontáneamente sus consignas.

30 ABRIL 2010

(Publicado en El Cultural, de España)

¿Cómo se dice "cerveza" y "helado" en romano? Dos jóvenes italianas arrasan en YouTube

Dos jóvenes italianas, que de ser españolas muchos calificarían como «Ni-Nis», han logrado colarse entre los vídeos más vistos de Youtube en Italia durante la semana pasada. ¿El motivo? Su lenguaje compuesto de una mezcla entre un dialecto romano y el italiano estándar junto con ciertas expresiones de argot.
Imagen de abc.es


Romina y Debora, así se llaman estas dos chicas italianas, saltaron a la fama por casualidad cuando en la playa de Ostia un reportero de Sky Tg24 las entrevistó buscando algunos consejos para aguantar el calor. Las jóvenes, con su desparpajo ante la cámara y su peculiar 'jerga' desataron toda una ola de críticas a favor y en contra y se convirtieron en estrellas del portal de vídeo de Google.
Se trata de dos adolescentes de los suburbios de Roma que viajan regularmente a la playa después de un largo viaje en transporte público desde sus hogares al sur de la ciudad, según informó Reuters, que, sin quererlo, se han convertido en estrellas de los medios de comunicación y de la Red.
Su charla despreocupada y alegre y sus consejos para soportar el calor -tomarse una cerveza y un helado- las han llevado a aparecer en los boletines de prensa y televisión como ejemplo de lo que algunos han considerado el mal estado de la juventud italiana y provocando el debate sobre la cultura de la clase trabajadora de los suburbios romanos.
Hasta el momento, el vídeo subido en YouTube ha superado las 1,6 millones de visitas y los usuarios no han dudado en aportar sus comentarios, algunos, bastante duros en los que se les acusa de no poder "poner dos palabras en italiano seguidas, a menos que sea para parecer todavía más ridículas de lo que son ya".
Manuel Gross
Personal Mix: Sexagenarios, Baby Boomers, Generación X, Generación Y.
En la organización coexisten 4 generaciones de empleados


Evolución

En este blog hemos escrito bastante acerca del comportamiento organizacional, los equipos de trabajo, el liderazgo y otros temas, tratando de entender la diversidad humana presente en cada organización, con el propósito de lograr los resultados institucionales con las tan deseadas eficacia y eficiencia laboral pero dentro de un ambiente de respeto y cooperación.

Ahora aplicamos un enfoque diferente, considerando la edad de los miembros de la organización, es decir considerando a cuál generación pertenecen, transcribiendo los resultados de una investigación realizada a nivel mundial por la académica española Cristina Simón. Debo reconocer que para mi esta investigación ha sido muy esclarecedora de las motivaciones que hay detrás de cada comportamiento del personal de las empresas y organizaciones.

En particular, desde mi visión como individuo perteneciente a la generación de los sexagenarios (no sexogenarios) puedo ahora comprender mucho mejor el valor que cada grupo generacional puede otorgar a la organización, confirmándome la idea de que "de todo debe haber en la villa del Señor" porque la diversidad de las personas es el mejor capital de que se puede disponer, siempre que se tenga en consideración que la efectividad de cada generación depende las condiciones y circunstancias tanto contingentes como las esperadas en el futuro inmediato.

Considerando que en la opinión pública ya es un lugar común los temas de las descoordinaciones entre autoridades del gobierno, los "desordenes administrativos", las carencias de liderazgos y la falta de una orientación a los resultados, ¿será posible extrapolar estos resultados al ambiente de los directivos del gobierno y de las empresas públicas?. ¿Se podría, por ejemplo, explicar lo que se ha llamado "las dos almas de la Concertación?. ¿Cómo podría ser viable la coexistencia de los políticos sexagenarios con los jóvenes de la Generación Y que ingresan a la administración seleccionados por la Alta Dirección Pública?
Sebas Paschmann

La siguiente es la traducción libre (que significa "traducción de un aficionado") que hice del artículo de Lela Davidson publicado en el sitio Business Pundit:

Cuatro generaciones de trabajadores - 


¿Puede relacionarlos?


(4 Generations of Workers - Can You Relate?)  

La fuerza de trabajo actual es una mezcla de diversas generaciones que vienen cada una con su historia colectiva y sistema de valores. Para una organización grande es importante el entendimiento de sus particulares perspectivas porque es probable que estarán trabajando lado a lado. La Profesora Cristina Simón, del Instituto de Empresa, Madrid, en su estudio "Generation Y and the Labor Market: Models for HR Management" encontró diferencias en los valores generacionales. Cristina obervó a cuatro generaciones de trabajadores, analizó sus valores y sugirió las maneras para que los negocios obtengan el trabajo de la gente.

Cuatro Generaciones y sus Valores

Trabajadores tradicionales (nacidos antes de 1946, sobre los 60). Valoran la lealtad y la disciplina. Estos trabajadores tienden a respetar la autoridad. Ellos han cumplido en gran cantidad y han contribuido al éxito bajo los sistemas jerárquicos del pasado. Aparecidos durante el tiempo de guerra y el período post bélico, se adaptaron a un ambiente de escasez, valorando la austeridad. Las metas sociales de paz y prosperidad nacional son importantes para este grupo. Como regla, ellos son pragmáticos y disciplinados.

Baby Boomers (1946-1960, de 40 tardíos y más). Esperan el éxito. Esta es la gente que maneja hoy día las mayores corporaciones. Ellos inventaron el "trabajólico", o al menos un gran cantidad de ellos sufren de sus efectos. Los baby boomers crearon un fuerte cambio social incluyendo el movimiento hippie el feminismo y los derechos civiles. Son optimistas y auto motivados. Las actuales jerarquías gerenciales  están dominadas por los Boomers y los más antiguos de la Generación X. Conjuntamente, ellos definen las culturas corporativas y el éxito dentro de ellas.

Generación X (1961-1979, treintones y cuarentones). Tienen la ventaja del mejor entrenamiento académico y experiencia internacional en la historia. Ellos están rompiendo con los patrones tradicionales, incluyendo la creación de ambientes de trabajo informales y transformando las estructuras corporativas desde jerárquicas a entidades flexibles y horizontales. La iniciativa personal y una saludable dosis de excepticismo frente a las grandes organizaciones han producido gran cantidad de emprendedores de esta generación. Un valor clave de la Generación X es el logro de un equilibrio entre las metas profesionales y la calidad de vida.

Generación Y (comenzando desde 1980, de menos de 30). Han vivido su entera vida con la tecnología de la información y han tenido una dura época comprendiendo un mundo sin ella. La niñéz fue confortable y próspera. Tienden más hacia las necesidades individuales por sobre el bien de la comunidad y a menudo demandan un alto nivel de autonomía. Lo que parece una carencia de lealtad de la Generación Y se reemplaza por el valor que ellos ponen en sus relaciones con compañeros de trabajo y con supervisores.

¿Qué clase de conflictos generacionales encuentra usted en el trabajo?

Filed in archive Business-General, Companies, Human Nature, social aspects by Lela Davidson on May 13, 2008.

............................

Cristina SimónHasta aquí el texto del artículo Cuatro Generaciones y sus Valoresde Lela Davidson, que está basado en una entrevista a la autora de la investigación, Cristina Simón (en la foto), realizada por un miembro de la Universidad de Wharton y publicada en la revista Forbes con el título When The Old And Young Collide At Work .

..........................



Fuentebusiness pundit.com
FotoCristina Simón


Más sobre este tema:

Las características de la Generación de Nativos Digitales que está cambiando al mundo  
El Efecto Flynn ¿Cada vez somos más inteligentes?  
Brecha digital y evolución social  
Homo Sapiens Digital, de Marc Prensky, completo, en castellano  
La tecnología crea nueva mentalidad y nuevos comportamientos  
El estilo de trabajo de los jóvenes 'Generación Y'  
La crisis global pone a prueba a la 'Generación Y'  
Los nuevos comportamientos sociales inducidos por las redes y el microblogging  
La Generación Net llegó a su empresa  
El Manifiesto de la Generación M  
Los adolescentes de la Generacion Y  
La clave está en la Y  
El estilo de liderazgo femenino y la Generación Y  
Personal Mix: Sexagenarios, Baby Boomers, Generacion X, Generacion Y  
Generacion Einstein reemplaza a la Generacion Milenium  
Las caracteristicas laborales de la Generacion X  
Cerebro 2.0, las nuevas capacidades de los adolescentes  
Los Nexters reemplazaran a los Baby Boomers y GenXs   
Lo que las empresas no esperaban sobre la “Generación Y”  
Generación Y: Vision empirica de sus virtudes y defectos (Parte 2)  
Los jovenes lideran en el uso de las TICs  
Empresarios antiguos versus trabajadores modernos  
Nuevas formas de ser y hacer  
El impacto de Facebook en el Management 2.0   
Retrato de una persona productiva sin estrés  
La brecha digital DENTRO de la Generación Y  
I


Un nuevo apelativo viral: la Generación Einstein

Por Hugo Pardo Kuklinski

Me pareció muy sugestivo el artículo de Maruxa Ruiz de Arbol en El País sobre la Generación Einstein. Esta denominación es otro rasgo de una Ley de Moore terminológica en la cual no coincido demasiado, aún menos del apelativo “Einstein” en un entorno donde las ciencias duras pierden cada vez más interés, por lo menos en Iberoamérica (En EEUU y los países asiáticos el panorama es muy diferente).

Sin embargo, es útil la descripción que se hace de estos nativos digitales entre 12 y 20 años. Una generación adicta a Internet, especialmente a Google y a las redes sociales, pero también a todas las pantallas digitales que se le cruzan por el camino: videoconsolas, móviles, y un poco menos televisión. Multifacéticos, pueden actuar en muchos frentes y participar en múltiples conversaciones a la vez, interactuando en diferentes interfaces.

Según el libro What is Intelligence?:Beyond the Flynn Effect (2007) del investigador James Flynn, nos referimos al grupo etario más inteligente que se haya conocido, dado que el cociente de inteligencia está creciendo hasta 25 puntos por cada generación. Según Flynn, las nuevas tecnologías contribuyen, pero también lo hace la alimentación.

Pero quisiera agregar que no todo es maravilloso. También son la generación de la transformación cognitiva, camino a ser analfabetos analógicos, con enormes dificultades para expresar ideas en forma escrita, erráticos en el conocimiento enciclopédico (para que lo quieren, teniendo a Google) y dominados por una cultura snack de consumo inmediato y corto alcance.

Para más datos, la mal llamada Generación Einstein fue precedida porThe Millennials, los nacidos a partir de 1982. Para comprender cuales son las características de la generación de los Millennials consultar el excelente Millennials Rising: The Next Great Generation (2000), de Neil Howe y William Strauss (una mejor referencia aquí).

The Millenials son quienes crearon y dominan el consumo de la Web 2.0 desde su profunda alfabetización digital. Se trata de audiencias volátiles sin permeabilidad para recibir publicidad en forma agresiva, en entornos de empresas que aportan más datos que tecnología.

¿Seguimos con la Generación X? Allí estamos enrolados los autores de digitalismo, aunque Scolari está más cerca de los Baby Boomers. No, mejor dejamos aquí este árbol sociológico para nuevas lecturas.
Interesante. Pero siempre que leo sobre Z o Y generación me preguntó su sustento serio por las Ciencias Sociales, más allá de la imaginación de cualquier tecnólogo. Al final, para mí, la palabra "generación" reduce la diversidad y total multipolaridad que vivimos. Es obvio, hay rasgos "distintivos", pero ¿qué % de jóvenes son parte de la generación Einsten? ¿El 10% mundial? ¿El 30% de la "Sociedad Occidental"?

Buen artículo, saludos!

.............................
Fuente: Blog digitalismo.com 


Los adolescentes de la Generación Y
AdolescentesNacieron en las décadas del 80 y del 90. Antes de caminar ya tocaban botones y teclas. Crecieron conectados a Internet. Son los primeros consumidores de las nuevas tecnologías. Globalizados mediante los blogs y las redes sociales. Son rebeldes pero sin dudas ideológicas. Apolíticos, aprecian los emprendimientos personales y a menudo ganan mucho dinero gracias al dominio de las tecnologías que sus mayores no terminan de aprender. Es la "Generación del Milenio" o "Generación Y".

Conociendo la Generación "Y"

Una de las conferencias más comentadas durante la 9a Conferencia Anual del College Board fue la del Dr. Julio A. Fonseca de la Universidad del Sagrado Corazón, titulada Conociendo la generación "Y" y su estilo de aprendizaje. La charla fue tan exitosa que todo el mundo en la salón le pidió a viva voz al conferenciante que continuara su presentación, a pesar de que el tiempo había concluido.

El taller hizo un análisis de los jóvenes de hoy día en su contexto político, social y económico. Se discutieron sus valores y características principales a la vez que se argumentó el porqué los maestros y adultos tenemos problemas en adaptarnos a sus valores.
El Dr. Fonseca profundizó sobre el impacto de esta realidad en el salón de clases y ofreció recomendaciones para mejorar la relación estudiante-maestro con el propósito de optimizar el aprendizaje.

La generación "Y" comprende los niños nacidos entre 1981 y 2000. "Esta generación se distingue por una actitud desafiante y retadora", explica el doctor Fonseca. "Lo cuestionan todo, no quieren leer y sus destrezas de escritura son pésimas". Según él, los padres de esta generación son los hijos de los "baby-boomers", es decir, la generación "X". Esta generación se distingue por adaptarse mejor a los cánones que impone la sociedad y se ajusta a las reglas de juego de sus padres, los "baby-boomers". Es por esto que surgen encontronazos entre los maestros y padres más diplomáticos pertenecientes a la generación "X" con los hijos y estudiantes más independientes de la generación “Y”.

"La generación "Y" no pide permiso, sino informa. La generación "X" se tapa los tatuajes y las pantallas, pero la "Y" no, y hasta es capaz de demandar si se entera de que no le dieron un trabajo a causa de su apariencia. Para los "baby-boomers" y los "X" era importante defender sus ideales hasta el final, y lo importante para ellos era el grupo, no el individuo. Sin embargo, para los "Y" los ideales no son importantes, son más individualistas, y se preocupan más por el dinero", explicó el conferenciante.

Para ilustrar estas diferencias, el doctor Fonseca utilizó el ejemplo de los equipos de baloncesto nacionales. Antes, un jugador era fiel a su equipo y se mantenía en él por años, a veces décadas. Hoy día, los jugadores que pertenecen a la generación "Y" están más propensos a cambiar de equipo, ya que no buscan la lealtad y el bien común sino la mejor oferta de dinero para ellos.

"Nosotros, los adultos, no entendemos que el mundo ha cambiado. Los jóvenes de hoy día nos retan porque tiene el poder para retarnos. El poder viene del acceso continuo que ellos tienen a la información y el conocimiento. La tecnología, el internet, el Cable TV y el mundo globalizado les da un poder a los jóvenes de hoy día que no existía antes. Hoy día, un niño de 15 años sabe muchas más cosas de lo que sabía un 'baby-boomer' a los 30 años. La generación "Y" está en posición de retar, no por indisciplina, sino porque se ha criado con un conocimiento que le da poder", manifestó.

El adulto tiene, según el doctor Fonseca, dos opciones: o pelear con ellos o negociar. Negociar es reconocer que ante nosotros tenemos una generación con más conocimientos. Además, tenemos que reconocer que el joven de la generación "Y" ha desarrollado más el lado derecho de su cerebro, aquél que se concentra más en lo creativo. El hemisferio izquierdo del cerebro, el más desarrollado por parte de los "baby-boomers" y la generación "X", es el que se concentra más en la lógica. Es por esto que antes la educación iba dirigida al hemisferio izquierdo. Leer resultaba estimulante. "Pero hoy día, la educación sigue estimulando el lado izquierdo, cuando la generación "Y" esta adiestrada con el hemisferio derecho. Ahí viene el choque. Hay que aprender a negociar con ellos".

Este desarrollo del hemisferio derecho es producto, según el doctor Fonseca, de nuevos estímulos que no existían antes. "La educación compite hoy día con los X-Box, los Nintendo, el Internet, el VH1 y el MTV, todos ellos instrumentos que van dirigidos al hemisferio derecho del cerebro. Antes el único estímulo era la lectura, pero hoy la realidad es distinta.
Los maestros tenemos que entender que para llegar a los jóvenes de la generación "Y" es necesario utilizar estrategias que vayan dirigidas a estimular el hemisferio derecho. No es que la lectura haya dejado de ser importante. La diferencia es que ahora, para que utilicen el lado izquierdo del cerebro, primero hay que haber estimulado el derecho".

Para explicar este concepto, el doctor Fonseca presentó el siguiente ejemplo: "En vez de tratar de enseñar a sacar por cientos mediante el método típico utilizado en las escuelas, se debe primero hablarles el lenguaje que ellos entienden. Una forma de hacerlo es darles una asignación bien práctica y estimulante: deben mirar esa noche por televisión el partido de baloncesto de la NBA. Entonces, se les pide que anoten en un papel la cantidad de veces que un equipo fue a la línea de tiro libre a tirar el balón, y contabilizar cuántas veces los jugadores encestaron y cuántas veces fallaron.
Mediante ese ejercicio, comenzamos a estimular el lado derecho del cerebro. Luego, cuando lleguen al día siguiente al salón de clase, estamos listos para trabajar con el lado izquierdo, porque han sido motivados. Le pedimos que saquen por cientos a base de los resultados reales del partido de baloncesto. El resultado es sorprendente".

"El salón de clases se debe convertir en un X-Box, un Nintendo, un MTV", concluyó el doctor Fonseca. "Los profesores tienen que dar el primer paso para reconocer que estos estudiantes aprenden con el hemisferio derecho y que ha llegado el momento de entenderlos y negociar con ellos. El rol del profesor de hoy día ha cambiado y tenemos que adaptarnos a las nuevas realidades y guiarlos mediante el uso de las nuevas tecnologías existentes. Es mediante este entendimiento y esta negociación entre ellos y nosotros que lograremos nuestros objetivos educativos".

El Dr. Julio A. Fonseca es psicólogo clínico y actualmente ocupa el cargo de Director del Centro para el Desarrollo Personal en la Universidad del Sagrado Corazón. El Dr. Fonseca se ha destacado en el campo de la conducta humana y el desarrollo comunitario y organizacional por más de 25 años.
La Universidad del Sagrado Corazón es una institución católica, independiente, coeducativa y de fines no lucrativos, ubicada en Santurce, San Juan, Puerto Rico.
The College Board  is a not-for-profit membership association whose mission is to connect students to college success and opportunity. Founded in 1900, the association is composed of more than 5,400 schools, colleges, universities, and other educational organizations.
...........................
FuenteCollege Board