Leonardo Favio
 


Leonardo Favio, nombre artístico de Fuad Jorge Jury, es un reconocido realizador cinematográfico, guionista, compositor, cantante y actor argentino. Con sus películas ganó premios nacionales e internacionales, considerándosele un director de culto; exitoso y respetado. Por otro lado, ha sido homenajeado por multiplicidad de artistas, con canciones transcritas en más de catorce idiomas.(...) El éxito sofocó un poco a Favio. De una vida más bien tranquila como director, pasó a un mundo mediático, lleno de fanáticos y conciertos continuados; tanto le atochó la fama que llegó a encerrarse durante meses en su departamento. Luego de grabar su segundo álbum – Leonardo Favio (1969)- y en pleno apogeo de su éxito como cantante, dejó los escenarios para dedicarse por completo a su película Juan Moreira (1973). Nazareno Cruz y el lobo (1975, sobre el radioteatro de Juan Carlos Chiappe) consolidó a Favio como director, siendo esta la película más vista en la historia del cine argentino. En 1976, realizó Soñar, Soñar, con Gianfranco Pagliaro y Carlos Monzón y, tras el golpe militar, se fue al exilio.














La solución sería incendiar los medios de comunicación. Así, todo estaría solucionado. Por la televisión, que se mete en nuestros hogares y nos ametralla, ni siquiera le miramos la cara a nuestra mujer o a nuestros hijos. Los medios nos pretenden informar de todo, pero en realidad nos mal informan de todo; sólo nos dicen lo que se les da la gana, o nos ofrecen un prototipo de vida, un estilo de vida, donde el triunfador es el más bonito, el más seductor. Los informativos son siniestros. Dirigidos, en fin por hombres que no están en la crisis; dirigidos por los monopolios, por las bancas, que al hombre lo están perturbando, envenenando. (Una conversación con Leonardo Favio Entrevista de Esteban Ierardo,1993, Temakel.com)
LEONARDO FAVIO - SIMPLEMENTE LE REGALE UNA ROSA
Ding dong, son las cosas del amor - Leonardo Favio y Carola
Leonardo Favio - Como Me Duele La Piel
CLASSICO DE LEONARDO FAVIO - ELLA YA ME OLVIDO