CONSUMISMO


Consumismo es un término que se utiliza para describir los efectos de igualar la felicidad personal a la compra de bienes y servicios o al consumo en general. El caso es ejemplificado por la frase Cuanto más consumo, más feliz soy. También se refiere al consumo desmedido de bienes y servicios en la sociedad contemporánea que impacta seriamente en los recursos naturales y el equilibrio ecológico.

Prueba de esto es el hecho de que el consumo de recursos de la sociedad estadounidense, de aplicarse en todo el planeta, requeriría los recursos de dos planetas más iguales a la Tierra para sustentarlo.

El consumismo inicia su desarrollo y crecimiento a lo largo del Siglo XX como consecuencia directa del capitalismo y de la mercadotecnia asociada; ésta última tiene como uno de sus objetivos crear nuevas necesidades en el consumidor de modo de aumentar las ventas de los productos. El consumismo se ha desarrollado principalmente en el mundo occidental haciendo popular el término antropológico social sociedad de consumo, que se refiere al consumo masivo de productos y servicios por una sociedad determinada.





El consumismo se ve incentivado principalmente por:

  • La publicidad , que en algunas ocasiones consigue convencer al público de que un gasto es necesario cuando antes se consideraba un lujo.
  • La predisposición de usar y tirar de muchos productos,
  • La baja calidad de algunos productos que conllevan un período de vida relativamente bajo los cuales son atractivos por su bajo costo pero a largo plazo salen más caros, y son más dañinos para el medio ambiente.


  • Algunas patologías como obesidad o depresión que nos hacen creer más fácilmente en la publicidad engañosa, creyendo con esto que podemos resolver nuestro problema consumiendo indiscriminadamente alimentos, bebidas, artículos milagrosos u otro tipo de productos.
  • El desecho inadecuado de objetos que pueden ser reutilizados o reciclados, ya sea por nosotros o por otros.
  • La cultura y la presión social.



Efectos del consumismo

  • Global: El consumismo es dañino para el equilibrio ecológico en su totalidad ya que actualmente existen muchos problemas relacionados con el excesivo consumo de recursos naturales que se hace a nivel mundial así como el que los procesos de producción en su gran mayoría generan contaminación.
  • Regional: La preferencia de productos innecesarios o fácilmente sustituibles de una población que son producidos en otra región ayuda a desequilibrar la balanza comercial entre las regiones.
  • Social: Frecuentemente se ayuda a la mala distribución de la riqueza, ya que los consumidores son por lo general de un nivel socioeconómico inferior que los dueños de las compañías generadoras de los productos objetos de consumismo.
  • Familiar: Al caer en el consumismo aumentamos nuestros gastos de forma innecesaria comprando cosas que pudiéramos evitar o reducir como productos cuya publicidad promete milagros, productos de vida útil baja o productos sustitutos de otros naturales.
  • Personal: Diversas opciones consumistas son menos saludables que las que no lo son. Por ejemplo, hacerse un zumo de naranja en casa en lugar de comprar uno empaquetado que además de contener conservante, viene con envases que acaban en la basura inorgánica.
  • Cultural: Las expresiones culturales como transmisores de sentido y valores se modifican de tal manera que hoy el joven de la generación que se está formando, es preparado para consumir y no para ser una persona independiente y crítica.


Consumismo y publicidad





Carnaby Street, London.




Mary Quant

Es mundialmente conocida por popularizar la minifalda, pero Mary Quant, nacida el 11 de febrero de 1934 en Londres, no sólo cuenta en su haber con este logro, sino que influyó de modo decisivo en la moda de los años 60; un estilo, conocido como 'Chelsea Look', que aún hoy sigue vigente.
Junto a su marido Alexander Plunket Green, abrió la primera boutique en Kings’ Road, llamada Bazaar. A continuación, durante la década de 1960, abrió más de cien nuevas tiendas en Londres, la más famosa de ellas en Carnaby Street.
Su estilo extremadamente sencillo y colorista, identificado por el símbolo de la margarita, contrastó con la seriedad de la moda imperante. Además, promovió un nuevo arquetipo de mujer joven y delgada, encarnado a la perfección por la esquelética modelo Twiggy.
Mary Quant lanzó la minifalda (aunque su paternidad se la disputan Quant y el modisto francés Courrèges), las medias estampadas, las botas altas por encima de las rodillas, los pantalones de campana, los tops calados y los impermeables de colores chillones, además de diversas líneas de perfumería y cosméticos. Gracias a sus precios asequibles y a su estilo juvenil y rebelde, consiguió un impresionante éxito comercial.





Twiggy


Estatura (1.68 m)
Color de cabello Castaño (natural), rubio
Color de ojos Celeste
Lesley Lawson (n. Neasden, Londres, 19 de septiembre de 1949) es una supermodelo, actriz y cantante inglesa. Conocida popularmente como Twiggy, se convirtió en un ícono de la segunda mitad de los años 1960, incluso fue nombrada como "el rostro de 1966" por el periódico inglés Daily Express.
Junto a la actriz Fran Drescher, concibió la idea inicial de la exitosa serie de televisión The Nanny. Desde la quinta y hasta la novena temporada, participó como jurado del reality show America's Next Top Model.
Creció en Neasden, en los suburbios de Londres, siendo sus padres Helen y William Hornby. Estudió en el Brondesbury and Kilburn Highschool en Salusbury road, Kilburn.

De pequeña " Estaba loca por la moda" afirma en una entrevista "como muchas adolescentes...pero luego, el destino tenía obviamente guardado algo diferente para mí"
Una conocida insistía en que debía probar suerte como modelo, pero ella pensaba que no lograría nada, por lo que respondía riendo; ya que era demasiado delgada y pequeña como para cumplir con el canon de la época.
Finalmente, acudió donde una Señora, en una revista, a la que la había recomendado un amigo de un amigo y ésta, amablemente le dijo "Creo que eres muy pequeña, pero tienes facciones muy interesantes, podrías hacer fotografías de belleza, pero tu cabello está mal...", por lo que la enviaron donde Leonard, un estilista ,para que le tiñeran y cortaran el pelo.
Leonard llamó a Barry Lategan, un fotógrafo conocido y le dijo " Tengo aquí a una chica con un look muy interesante, pero nunca se ha tomado una foto. Quiero hacer mi nuevo corte de cabello en ella. Si la envío ¿podrías ponerla frente a la cámara y decirme si es fotogénica?" . Esto terminó siendo todo un golpe de suerte , ya que Lategan era un gran fotógrafo.

Para cuando llegó donde Lategan, Twiggy fue presentada con su nombre real (Leslie) y, en medio de la sesión, debido a algo que hizo, su novio dijo "¡Oh, Twiggy!" apodo dado por el hermano de éste debido a sus delgadas piernas. A Lategan le pareció un apodo perfecto para una modelo y le dijo " si llegas a modelar, deberías usarlo
Lategan llamó luego a Leonard para decirle que, en efecto, Twiggy era fotogénica y que procediera con el nuevo corte de cabello, el cual demoró 8 horas, entre tinturas y cortes de cabello. La fotografía de Lategan fue colgada en el salón de Leonard, en donde fue vista por Deirdre McSharry, quien trabajaba en un periódico nacional llamado "Daily Express". Ella preguntó por la foto y dijo que quería conocer a la chica en ella.
Cuando Twiggy y Deirdre se reunieron, ésta le dijo " Quiero hacer un reportaje sobre ti".
"Así que todos los días,durante unas dos semanas, mi padre compraba el Daily Express y no había nada.Pensábamos que sería una pequeña columna. Dos semanas después mi papá llegó. Estaba en las páginas centrales. El titular era "Twiggy: la cara del '66"
La imagen correspondía a una toma facial que había hecho Barry, y fue la que cambió el rumbo de la vida de Twiggy.
El teléfono no dejaba de sonar, ya que diversas agencias querían contratarla, tres meses después, se encontraba en París y un año más tarde llegaría a los Estados Unidos, en donde consiguió aparecer en la portada de Vogue.
Su singular look aún hoy sigue inspirando a los grandes creadores de moda. Llevar el pelo rubio platino, muy corto y engominado, con raya a un lado, fue una de sus características más rompedoras, una imagen que consiguió gracias a los consejos del estilista Vidal Sassoon. En cuanto a su estilo vistiendo, siempre se recordará a esta pequeña modelo -que mide aproximadamente 1,67 metros de altura- con vestidos cortos, minifaldas de Mary Quant, gafas grandes, pestañas postizas, ojos muy maquillados y medias a la altura de las rodillas, a rayas y de llamativos colores.
Aparte de estos detalles, su físico delgado y de eterna adolescente supuso una revolución, ya que hasta entonces los cánones de belleza tenían como modelo a mujeres de cuerpos curvilíneos, como el de la mítica Marilyn Monroe. Algunas de las maniquís que décadas después han revivido este ‘estilo Twiggy’ son la británica Kate Moss y la francesa Audrey Marnay (aparte de ser mujeres de poco peso, tampoco sobrepasan el 1,70 metros de altura).
Desde que fuera descubierta, ha sabido sacar partido de su fama: minúsculas muñecas que reproducen a escala su físico y su cara, una línea cosmética con su nombre. A finales de los 60, decidió retirarse del mundo de la moda. Sin embargo, siguió trabajando en el mundo del espectáculo como, por ejemplo, en el cine, donde ha alcanzado el reconocimiento internacional. De hecho, llegó a ganar, en 1971, dos Globos de Oro, como “Mejor actriz” y como “Promesa Revelación”, y en su haber cuenta con más de una veintena de películas, destacando títulos como Club Paradise (1986) y The Blues Brothers (1980).
Además, y sin dejar de sorprender, ha dejado claro que es una mujer polifacética, ya que también ha grabado varios discos (When I Think of You, Over and Over, Twiggy y Please Get My Name Right) y hay varios libros sobre su persona, entre los que destaca "Twiggy: How I Probably Just Came Along on a White Rabbit at the Right Time and Met the Smile on the Face of the Tiger" (En español: Cómo probablemente me topé con un conejo blanco en el momento adecuado y vi la sonrisa en la cara del tigre), el cual fue vendido con Twiggy como autora, cuando en verdad fue escrito por un periodista estadounidense.

Su ajetreada carrera, sin embargo, le permitió formar una familia. Tras mantener una larga relación amorosa con su manager, se casó en 1977 con el actor Michael Whitney. Ambos iniciaron una bella historia de amor de la que nació una niña, Carly. Desgraciadamente, Michael falleció en 1983 víctima de un ataque al corazón.
Cinco años después, Twiggy rehizo su vida y se casó con otro actor, el inglés Leigh Lawson, con quien vive en Inglaterra.
En 1998 sorprendió a todos cuando participó en un dueto con Twiggy Ramirez, bajista de Marilyn Manson, realizando un cover de la canción de Dusty Springfield, "I only want to be with you". De hecho, Ramirez utiliza este sobrenombre en honor a ella.



El bikini

(en los años 60 cuando la popularidad del bikini sube como la espuma hasta el estrellato.)


"Fue en pleno verano de 1946 cuando Louis Reard tuvo una de las ideas más revolucionarias y provocadoras del siglo pasado. En medio de una sociedad ligeramente reservada y poco iniciada en el destape, el señor Reard dió el bombazo, y de ahí su nombre, porque “bikini” es el nombre del atolón en el que EEUU hizo explosionar su primera bomba de plutonio. Pero si la primera revolvió las aguas del Pacífico, el segundo revolvió y cabreó pero bien a varios sectores de la sociedad. Tanta “pecaminosidad” en tan poco espacio hizo que las autoridades religiosas lo condenasen sin clemencia, y que muchos países lo prohibieran.
"El bikini ya existía en la antigua Grecia, pues eso demuestran los frescos en los que aparecen “frescas” haciendo gimnasia con el dos piezas, sin embargo, tuvo su presentación oficial en París, a lomos de la bailarina Micheline Bernardini. Micheline y sus michelines fueron los únicos con un par para atreverse a semejante exhibición de carnes, pues las modelos profesionales de la época no aceptaron el reto.






Pero es en los años 60 cuando la popularidad del bikini sube como la espuma hasta el estrellato. Escenas míticas del cine han sido clave en esto, como la de Úrsula Andress cuando hizo de chica Bond, Raquel Welch y su emblemático bikini de piel de mamut y, cómo no, la gran Marilyn Monroe y su foto en bikini luciendo palmito, que despertó el deseo irrefenable y la locura colectiva del sector masculino."




Moda 60







Twiggy - Supermodel and Fashion icon of the 60s













Una de las fotografías utilizadas en la campaña contra la anorexia. Foto: Efe

Batalla contra los desórdenes alimentarios

Agencias |09/2007

El problema de la delgadez en el mundo de la moda cobró importancia el año pasado(2006), cuando la Pasarela Cibeles decidió prohibir la participación a aquellas chicas cuyo índice de masa corporal estuviera por debajo de 18. Italia secundó la inicitiva poco después, cuando el gobierno, la Federación de la Moda italiana y la asociación Alta Moda -que agrupa a los modistos italianos que presentan sus colecciones en Roma y Milán- adoptaron el llamado "Manifesto anti-anorexia" con el fin de "imponer un modelo de belleza sano, solar, generoso y mediterráneo".
El acuerdo prohíbe contratar para los desfiles a menores de 16 años y obliga las modelos a presentar un certificado médico que certifica que no tienen problemas de carácter alimentario.

Toscani es conocido por los numerosos trabajos que entre 1982 y el año 2000 realizó para la firma italiana Benetton, en los que, a través de impactantes imágenes, se hacía eco de temas sociales como el racismo o el sida.









Scarytale | Anorexia Awareness | Subtitulado Español