Entierro de Julio Jaramillo;fue llorado por cientos de miles de personas.


JULIO JARAMILLO

Julio Alfredo Jaramillo Laurido, (nació en Guayaquil el 1 de octubre, † Guayaquil, 9 de febrero de 1978). Está considerado como una de las voces más privilegiadas y queridas de América Latina.


Letra de Odiame

ódiame por piedad yo te lo pido

odiame sin medida ni clemencia
odio quiero mas que indiferencia por que
el rencor quiere menos que el olvido

odiame por piedad yo te lo pido
odiame sin medida ni clemencia
odio quiero mas que indiferencia por que
el rencor quiere menos que el olvido

si tu me odias quedare yo convencido
de que me amaste mujer con insistencia

pero ten presente deacuerdo a la experiencia
que tan solo se odia lo querido

pero ten presente deacuerdo a la experiencia
que tan solo se odia lo querido

que vale mas yo humilde y tu orgullosa
o vale mas tuy devil hermosura
piensa que en el fondo de la fosa
llevaremos la misma vestidura

que vale mas yo humilde y tu orgullosa
o vale mas tuy devil hermosura
piensa que en el fondo de la fosa
llevaremos la misma vestidura

si tu me odias quedare yo convencido
de que me amaste mujer con insistencia

pero ten presente deacuerdo a la experiencia
que tan solo se odia lo querido

pero ten presente deacuerdo a la experiencia
que tan solo se odia lo querido

Para mi querida madrecita


No me toquen ese Vals




Bob Marley

Robert Nesta Marley (n. Nine Miles, Saint Ann Parish,Jamaica 6 de febrero de 1945 - m.Miami 11 de mayo de 1981, mejor conocido como Bob Marley.

A finales de los años cincuenta, Robert se trasladó con su madre a Kingston, la capital. Era la ciudad donde los habitantes de las zonas rurales acudían en pos de mejorar su situación económica. Por desgracia para la mayoría, su destino eran los barrios pobres y míseros.

Gran influencia tuvo en la vida de Bob Marley la religión Rastafarí, mezcla de profecías bíblicas, filosofía naturista y nacionalismo negro. En 1930 Ras Tafari Makkonen fue coronado emperador de Etiopía, pasando a llamarse Hailè Selassiè. Según una vieja profecía, este rey libertaría a la raza negra del dominio blanco. Muchos jamaicanos, creyentes en la profecía, lo eligieron como el representante de su nueva religión.

Fue en este ambiente donde Bob Marley conoció a Neville O'Riley Livingstone (Bunny) y a Peter McIntosh. Juntos comenzaron a tocar, influenciados por la música de Ray Charles, Fats Domino, Brook Benton o Curtis Mayfield.

En 1963 forman un grupo, 'Wailing Wailers', lanzando un primer single que alcanzaría el primer puesto en las listas jamaicanas. Bob Marley se convirtió en uno de los primeros en escribir canciones sobre los jóvenes delincuentes del ghetto de Kigston.

En 1966, Bob Marley se casó con Rita Anderson, y se marchó a vivir con su madre unos meses. Esta estaba viviendo en Estados Unidos, con su nuevo esposo. A su vuelta a la isla, la creencia en la religión Rastafarí creció, reflejándose en sus canciones.

Con sus amigos Bunny y Peter, crean un nuevo grupo, 'The Wailers'. Debido a la 'espiritualidad' que emanaba de sus canciones, tuvieron problemas para encontrar representantes, lo que les resta gran parte del éxito que esperaban.

A principios de los setenta, se alían con Lee Perry, un productor que revoluciona su trabajo, dando como resultado algunas de sus mejores obras, como 'Soul Rebel', 'Small Axe', '400 Years', etc.

En 1972, el grupo edita su primer álbum, 'Catch a Fire', que tuvo gran éxito, lo que llevó a la casa discográfica a realizar una gira por Inglaterra y Estados Unidos. En 1973 salió a la luz su nuevo disco, 'Burnin', con nuevas versiones de sus viejos temas.

En 1975 Bunny y Peter dejan el grupo para dedicarse a su carrera en solitario. Les sustituyen en el grupo la mujer de Marley, Marcia Griffiths y Judy Mowatt. El grupo pasó a denominarse 'Bob Marley & The Wailers'.

En 1976 se publicó 'Rastaman Vibrations', encaramándose a las listas de éxitos y siendo considerado como el más claro exponente de las creencias de Bob Marley.

El 5 de diciembre de 1976, Marley se disponía a dar un concierto en Jamaica, como reivindicación de la paz y los derechos de los ciudadanos de su patria. Pero unos desconocidos le atacaron antes del concierto, aunque sin herirlo. Tras este atentado, Bob Marley abandona Jamaica y se traslada a Florida, multiplicando sus giras por USA, Europa y Africa.

Al año siguiente se editó el álbum 'Exodus', que se convirtió en un superventas en Inglaterra. En 1978, publicaron 'Kaya', un nuevo éxito con canciones de amor y de homenaje a la marihuana.

Tras la publicación del disco 'Babylon By Bus', fruto de una gira por Europa y América, Marley visita Africa, hecho que le inspiró un nuevo album, 'Survival', homenaje a la patria africana.

En 1980 publica 'Uprising', cuyo éxito fue arrollador, propiciando una nueva gira europea que batió todos los records de asistencia. Al finalizar la gira europea, Marley cayó gravemente enfermo de cáncer, causado por una herida que se había hecho unos años antes.

El 11 de mayo de 1981 Bob Marley fallecía en un hospital de Miami a los 36 años. Su cuerpo fue trasladado a su ciudad natal, Nine Mile, donde descansa en un mausoleo. A su funeral acudieron el primer ministro y altas personalidades de su país.



Panfleto contra la estupidez contemporánea
Gabriel Sala


Este “Panfleto contra la estupidez contemporánea”, que Gabriel Sala ha pergeñado con veracidad y vehemencia, debería ser lectura obligada para todos los que vivimos en la actualidad en esas democracias occidentales de las que tan orgullosos nos sentimos y que deseamos imponer como modelo al resto del planeta. Este libro pretende ser una invitación a reflexionar sobre una realidad sombría que el autor presenta de manera descarnada ante nuestros ojos. De manera somera, sin detenerse demasiado en las causas, aunque apuntándolas brevemente, Gabriel Sala dibuja ante nuestros ojos un panorama que todos conocemos ya sobradamente: la pobreza, que condena al hambre, a una vida sin esperanza y a la muerte a miles de personas; frente a una riqueza que cada vez se concentra en menos manos y más sucias, obtenida de forma espuria precisamente gracias a la explotación de los mismos a los que se condena a la miseria. Y como colofón, la pérdida paulatina pero incesante de las libertades y del estado de bienestar que una vez existieron en las sociedades democráticas. Planteada esta realidad, que no por conocida deja de ser francamente espeluznante, lo que el autor del panfleto se pregunta es, precisamente, cómo esas situaciones han devenido cotidianas sin que los individuos que integran dichas sociedades se escandalicen, pidan explicaciones a quienes tiene autoridad para enmendarlas o tan siquiera se planteen de qué son resultado. Y aquí es donde entre en juego la idea de entetanimiento, un concepto que Gabriel Sala traduce del inglés tittytaiment y que fue usado por primera vez por Zbigniew Brzezinski (un antiguo asesor del presidente Carter), que buscaba cómo definir el sistema por el cual el 80% de la población mundial desposeída no se rebelaría ante los dictados del 20% de población restante que, poseyendo el dinero y el poder sobre el mercado, se dedican a expoliarlos. El entetanimiento alude a la idea de vivir de la leche que mana de los pechos de otros. Esa sustancia nutricia proporcionada por terceras personas es la imagen perfecta para definir el sistema que ha logrado sedar las conciencias de miles de personas, enseñándoles que lo que ocurre, o bien es correcto, o bien es inevitable, y que por tanto no deben preocuparse de nada, excepto de consumir y trabajar duramente por perpetuar el sistema. Gabriel Sala realiza un repaso en su “Panfleto contra la estupidez contemporánea” de los principales valedores del entetanimiento, demostrando la manera en que difunden un régimen que les recompensa. Comienza el autor su enumeración por las empresas, verdaderas artífices del entetanimiento como sistema ideal para distraer la atención de los ciudadanos, además de método perfecto para decirles cómo deben vivir: consumiendo, dedicando una atención digna de mejor causa a las apariencias y sin cuestionarse nunca lo que otros dan por bueno en su lugar. Sigue con los políticos, todos corruptos en cuanto abdican del que debería ser su papel, la defensa de los intereses del ciudadano, para entregarse con denuedo a la defensa de los intereses del capital. Y no olvida a los intelectuales y a los medios de comunicación, a los que considera los fabricantes de las coartadas que el entetanimiento proporciona a los ciudadanos, para que juzguen que las cosas están bien como están y no se planteen posibles acciones para cambiarlas. Pero lo que Gabriel Sala pretende con su panfleto es precisamente que nos atrevamos a pensar por nosotros mismos, que luchemos por desintoxicarnos de las mentiras de un sistema que ya hace tiempo ha demostrado que no nos beneficia, que es injusto y perverso, que juzguemos sin los filtros que se nos proporcionan; y, sobre todo, que nos decidamos a pedir responsabilidades a quienes las tienen y no toleremos que la indignidad cuente con nuestro apoyo.