728x90 AdSpace

alojamiento wordpress
  • Más Nuevos

    ENCUENTRO CON LA VIDA


    To see a World in a grain of sand / and a Heaven in a wild flower, / hold Infinity in the palm of your hand / and Eternity in an hour. 


    En un grano de arena ver un Mundo 
    y en cada flor silvestre el Paraíso, 
    vivir la Eternidad en una hora, 
    sostener en la palma el Infinito.
    (W. Black)


    "Ser inmortal es baladí; menos el hombre, todas las criaturas lo son, pues ignoran 
    la muerte; lo divino, lo terrible, lo incomprensible, es saberse inmortal. He notado
     que, pese a las religiones, esa convicción es rarísima. Israelitas, cristianos y 
    musulmanes profesan la inmortalidad, pero la veneración que tributan al 
    primer siglo prueba que sólo creen en él, ya que destinan todos los demás, 
    en número infinito, a premiarlo o a castigarlo. Más razonable me parece 
    la rueda de ciertas religiones del Indostán; en esa rueda, que no tiene
     principio ni fin, cada vida es efecto de la anterior y engendra la 
    siguiente, pero ninguna determina el conjunto..."
    (Jorge Luis Borges, El inmortal, en: El Aleph, Alianza Editorial, Madrid, 1987, p. 21).




    "El Zen ha influido y sigue influyendo en la vida cotidiana
    de las sociedades que lo profesan. Las diversas
    artes -la arquitectura, la poesía, el dibujo,
    la pintura, la caligrafía- muestran su influjo:
    la deliberada omisión y la sugestión son
    elementos esenciales; recordemos los
    lacónicos dibujos y las brevísimas estrofas
    de los tanka y los hai-ku. De estos últimos,
    veamos unos ejemplos:

    Más fugaz que el brillo de una hoja llevada por 
    el viento, esa cosa, la vida. 

    La casada sin hijos ¡con qué ternura toca
     las muñequitas de la tienda.
              
    Ciruelo de la orilla: ¿el agua se lleva de veras tus flores reflejadas?
    Desde las gradas del templo, alzo a la luna del otoño mi verdadera cara.




    "Según se sabe, la fe del Buddha tuvo su raíz en el Nepal 
    y emigró después a la Indochina y a la China por obra de 
    diversos misioneros, de los cuales el más famoso fue 
    Bodhidharma, el Primer Patriarca, a principios del siglo 
    VI de nuestra era. Se cuenta que Shen-Kuan, discípulo
     y sucesor del patriarca, no comprendió al principio su
     doctrina, cuya revelación le era negada por éste. 
    Para probar la sinceridad de su fe, Shen-Kuan se 
    cortó el brazo izquierdo; Bodhidharma, interrumpiendo
     su silencio de muchos años, le preguntó qué deseaba. 
    Shen-Kuan le respondió: «No hay tranquilidad en mi
     mente; hazme la merced de pacificarla». 
    Bodhidharma le dijo: «Muéstrame tu mente y te 
    daré paz», a lo que contestó el discípulo: 
    «Cuando busco mi mente no doy con ella». 
    «Bien», dijo Bodhidharma, «ya estás en paz».
     Shen-Kuan, entonces, recibió una brusca 
    iluminación: comprendió la Verdad."
    ( Jorge Luis Borges El budismo Zen)
    • Blogger Comments
    • Facebook Comments
    Item Reviewed: ENCUENTRO CON LA VIDA Rating: 5 Reviewed By: Santos García Zapata
    Ir Arriba