El filósofo italiano Giorgio Agamben (1942) ha escrito una extensa obra, de gran erudición, diversidad de temas y autores.

El filósofo italiano Giorgio Agamben (1942) ha escrito una extensa obra, de gran erudición, diversidad de temas y autores. Sus primeros escritos (1970-1985) se focalizan mayormente en cuestiones estéticas, de lenguaje y filosofía de la historia, en estrecha relación con las filosofías de Martin Heidegger, Walter Benjamin y Alexander Kojève. Agamben analiza cuestiones como el estatuto de las obras de arte y la poesía, la cuestión del lenguaje humano y la “transmisibilidad” de la cultura en la llamada “posthistoria”.
A partir de la publicación de Homo sacer I (1995), comienza una investigación sobre los conceptos políticos en Occidente que le llevará veinte años y la publicación de nueve volúmenes, la llamada serie Homo sacer. Esta investigación lo posiciona como uno de los más influyentes filósofos que estudian la cuestión de la “biopolítica”, es decir, la admisión de la vida biológica como tal en la esfera del poder.
A lo largo de la serie Agamben da una definición de la biopolítica diferente a la de Michel Foucault y reinterpreta una serie de conceptos que se vuelven términos técnicos de su filosofía: “estado de excepción”, “vida desnuda”, “campo” e “inoperosidad” (inoperosità).
Al mismo tiempo, otras investigaciones y colecciones de ensayos retoman y profundizan sus estudios sobre política, literatura y arte, siendo un gran referente del método de la “arqueología filosófica”. Su prolífica obra se destaca por evitar todo tipo de academicismos en el uso e interpretación de las fuentes más diversas (filosóficas, teológicas, literarias y jurídicas), y al mismo tiempo por proponer nuevas interpretaciones de pasajes clásicos de la literatura, con gran rigurosidad filológica.

https://www.clarin.com/revista-enie/ideas/agamben-arqueologo-pensamiento_0_r1UzchKdm.html