728x90 AdSpace

alojamiento wordpress
  • Más Nuevos

    viernes, 27 de abril de 2018

    Los girasoles es una de las más bellas historias de amor


    Poster Los Girasoles






    Giovanna (Sophia Loren) viene a conoscenza grazie ad una donna russa che lo ha salvato durante la ritirata del 1943 che suo marito Antonio (Marcello Mastroianni) è ancora vivo, ma si è costruito con lei una nuova famiglia. E’ arrivato per Giovanna il momento di rivederlo dopo tanti anni… I girasoli, un film di Vittorio De Sica (1970) con Marcello Mastroianni, Sophia Loren, Lyudmila Savelyeva, Anna Carena, Germano Longo






    La acción dramática tiene lugar en Nápoles y alrededores, en el frente ruso (1942-44) en localizaciones próximas al Don, en una pequeña población innominada de la región y en Moscú, a lo largo de un largo período de tiempo que abarca desde 1942 hasta aproximadamente 1952. Antonio “Anto” Bagliatti (Mastroianni) y Giovanna (Loren) se conocen, se enamoran y se casan aprovechando un permiso militar de boda de 12 días, tras los cuales él es trasladado al frente ruso como soldado de uno de los regimiento de la Divisione Alpina Julia. Antonio, de 32 años, electricista, natural de Bellosguardo (Salerno, Campania), trabaja en la región de Nápoles, donde vive con su madre viuda (Carena). Se ha resistido durante años al matrimonio. Giovanna, napolitana, hija de un barbero ya fallecido, se gana la vida como modista. Tiene una lengua viperina, habla elevando el tono de voz y gesticula a la napolitana."


    "El film suma drama, romance e historia. Es el primero que una productora occidental rueda en Rusia. Explora los sentimientos humanos de dos jóvenes unidos por un sincero amor a primera vista, que se ven separados por una guerra incomprensible y un desplazamiento del muchacho a extrañas tierras rusas, inhóspitas e inusuales. Presta especial atención a los sentimientos de incertidumbre, capaces de impulsar en el ser humano el despliegue de esfuerzos inmensos en tareas inverosímiles de búsqueda de información. El ser humano enfrentado a dudas durante un tiempo prolongado tiende a tratar de superarlas a costa incluso de sacrificios y esfuerzos personales importantes.

    Explora las complejas relaciones entre amor y agradecimiento. Analiza comportamientos humanos derivados de actitudes de lealtad, generosidad y fidelidad. El amor sincero entre dos personas se puede ver interrumpido por causas no deseadas, situadas más allá de la capacidad humana de gestión y desligadas de cualesquiera connotaciones egoístas, desconsideradas o irrespetuosas. El amor de pareja no siempre es permanente e inmutable, no siempre es para toda la vida, no siempre puede superar todo tipo de contrariedades, no siempre se disuelve por desafecto, infidelidades o deslealtades.

    Los girasoles es una de las más bellas historias de amor del cine. Marcello Mastroianni y Sophia Loren bordan sus interpretaciones. Si ella está genial en su papel de Napolitana sin pelos en la lengua, él , lo está también, tanto cuando calla (su rostro es capaz de expresar todas las emociones), como cuando habla.
    Tiene emotivas y bellas escenas que nos atrapan y nos hacen compartir la historia. 



    Los Girasoles (1970) - Vittorio De Sica

    De Sica dirige uno de las grandes historias de amor italianas, con una de las grandes parejas de esa nación, Sophia Loren y Marcello Mastroianni, soberbio dúo, dos grandes superestrellas que más de una vez compartieron pantalla, dirigidos por diferentes realizadores, pero con un resultado similar a menudo, logrando una excelente representación de una de las parejas italianas más célebres de las últimas décadas. En esta entrañable historia amorosa, el final feliz no será quien termine coronando a la cinta, pues un elemento, ya familiar para el cine de De Sica, la guerra, pondrá un obstáculo insalvable para un amor que parecía capaz de superar cualquier cosa. Esta es la historia de un soldado italiano, Mastroianni, que tiene un intenso romance con Sophia Loren, recia mujer napolitana, y durante la Segunda Guerra Mundial, habiéndose aliado Italia con Alemania, realizan el ataque a Rusia, siendo, como es sabido, vapuleados por los rusos en el enfrentamiento, y esto trae como resultado que el soldado se quede en Rusia durante años, alejándose de su amada. La Loren, que se erige en protagonista central de la película, se luce en el papel de la recia y determinada italiana que es capaz de cruzar miles de kilómetros para buscar a su esposo, pero que se dará con una sorpresa que pondrá fin a su felicidad, en uno de sus mejores y más logrados papeles, que alimentan esa chapa suya de mujer intensa a más no poder. Mastroianni también ofrece una actuación destacable, acorde a su categoría, mucho más introspectivo, pero también intenso. Inolvidable película, en la que la pareja está excelente, trágico y triste relato donde no siempre un final color de rosa espera.
            


    Tras la visión de un gran campo de girasoles, se nos muestra a una mujer que sufre por la ausencia de su esposo. Es Nápoles, y ella, Giovanna (Loren) espera a Antonio (Mastroianni), que se ha ido a la guerra a Rusia. Recuerda la mujer su amor, de jóvenes, ella, hija de un barbero, y él, electricista, mantuvieron una intensa y feliz relación, terminan casándose. Tratan de orquestar una mentira, de que él está loco, para excusarse de ir a la guerra, pero son descubiertos, y él enviado a Rusia. Termina la reminiscencia, ahora ella lo espera, la guerra ya ha terminado, los combatientes regresan, pero Antonio no. Uno de los soldados que vuelven le da razones de él, estuvieron juntos con una gran masa que se movilizó a través del hielo ruso, pero Antonio, herido de una pierna, finalmente cedió y se quedó en el gélido escenario. Allí lo dejó, cojo e inmóvil; los años han pasado ya, la atormentada esposa se decide y parte a Rusia, a buscarlo ella misma. Llega hasta los campos rusos, con ayuda de un intérprete inicia la búsqueda sin muchas esperanzas, pero de pronto, unas mujeres parecen darle razón de él, le indican una casa.




    En efecto, en esa casa vive Antonio, vive ahí con su mujer y una hija pequeña. Su mujer lo rescató con sus propias manos de una muerte segura en el hielo; él, según su esposa, no tenía recuerdos de nada, por lo que ella lo cuidó y atendió. Cuando al fin aparece Antonio, ella lo evade, se retira en tren, y de regreso a casa, herida y destrozada, destruye todo lo relativo a él. Es así que cada uno sigue su vida, Antonio con su familia en Rusia, aunque parece pensar en Giovanna, y ella avanza, trabajando en una fábrica de maniquíes, con un hombre que la encuentra atractiva. Pasan los años de nuevo, Antonio la llama, desea verla, y no la encuentra en casa, ahora Giovanna está viviendo en Milán, con otro hombre, ya es tarde. Antonio no tiene a dónde ir, debe quedarse esa noche, y es entonces ayudado por una más que solícita mujer, una mujerzuela que le da alojamiento. Vuelve a llamar a Giovanna, y ella, esta vez, accede a verlo. Ya reunidos otra vez, después de tantos años, constatan que continúan amándose, pero las cosas vuelven su amor imposible, pues ahora ella también ha engendrado descendencia, tiene un hijo. Muy a pesar de ambos, él se va, en tren, mientras ella solloza inconsolablemente su partida.

    Resultado de imagen para pelicula los girasoles de rusia



    Todo un clásico italiano, que tiene la particularidad de ser probablemente la primera cinta occidental que se rodaba en tierras rusas después del conflicto global que mucho incidió en la historia que se nos presenta. La historia toma lugar, y no es primera vez con De Sica, en Nápoles, donde se materializa un idílico escenario para la primera parte de la película, en la que se nos narra la forma cómo maduró y tomó fuerza el romance entre Giovanna y Antonio. Momentos en que todo era felicidad, y en que nuevamente De Sica nos da una visión del contexto de su tiempo, de su querido Nápoles, que es el escenario en el que vemos toda esa suerte de introducción a la historia, los amantes que conocen y consuman su pasión. Pero esa parte pronto termina, y no demora en iniciarse el verdadero drama, contrastan las iniciales imágenes con los flashbacks de la guerra, que sin ser demasiado explícitos o crueles, ya cambian la tónica de la cinta, y después, con las vastas locaciones rusas, sus grandes campos, campos de girasoles, el ambiente rural y suburbano ruso es el ahora escenario para la búsqueda incesante de Giovanna. La cámara por lo general se mantiene parsimoniosa, sin excesivos adornos ni movimientos, planos medios y ocasionales primeros planos que se fusionan con los más vividos momentos de sufrimientos en los personajes. Únicamente se observa cierto momento de descontrol en la cámara, correcto descontrol, en la agradable secuencia del enfoque a los interminables campos de girasoles, el vasto campo ruso, observado ciertamente desde el tren, a bordo del mismo, como si se viera todo con los ojos de Giovanna, una perspectiva que salta, se mece a ritmo del tren, observa en silencio los girasoles, el bello símbolo del amor truncado en Rusia, de la muerte y destrucción de la guerra.

    Resultado de imagen para pelicula los girasoles de rusia


    Es un papel en el que la Loren se luce completamente, interpretando esos papeles que tan bien se le dan, mujer de férrea voluntad, ahora retrata inquebrantable resolución para encontrar a un esposo que jamás da por muerto, y su interpretación es de las mejores que se le ha visto. La secuencia donde llora desconsolada al descubrir la verdad, está llena de sufrimiento, está destruida emocionalmente, y sus lágrimas se sienten más intensas que nunca, el fuego de la actuación de la Loren, mujer del cineasta en la vida real por cierto, no solo descolla en las secuencias de sexualidad o de furia, sino también potencia el dolor que transmite cuando Giovanna sufre, uno de los papales en los que mejor se le ha visto al símbolo sexual latino. Matroianni, por su parte, también está remarcable interpretando al esposo Antonio, que se va a otro mundo, y literalmente, pues, sin recuerdos, está iniciando totalmente otra vida, ajeno a su pasado, perdido, con una mirada distante y pensativa, como si siempre hubiera sabido que Giovanna existía, es un sufrimiento intenso también, pero sin palabras, pero con una expresión del mismo más mesurada. Una de las claves del éxito de la cinta reside en esa igualmente exitosa pareja, la Loren y Mastroianni que desprenden un química que se siente genuina, una pasión, un fuego netamente italianos, primero el fuego de la pasión y la felicidad, da lugar al sufrimiento, al desgarrador drama, cuando un amor que parecía poder vencerlo todo, vencer la distancia descomunal de un país a otro, vencer la imposibilidad de encontrar a alguien un país tan grande como Rusia, finalmente tiene que ceder al tener ya familia ambos. Entrañable la historia de amor truncado por la guerra, la guerra que modifica destinos y vidas enteras, pone insalvable obstáculo a los amantes, y queda todo representado en los bellos girasoles, vistos al inicio, en el medio, y al final de la película, simbolizando ese puro amor, que se deformó y finalmente se arruinó debido a algo más fuerte que ellos, la guerra. Notables actuaciones y una notable dirección para una gran película dentro de la filmografía del gigante De Sica. 

    http://cinestonia.blogspot.com/2012/02/los-girasoles-1970-vittorio-de-sica.html

    Santos García Zapata

    Editor del Diario Digital Notivargas.com y varios sitio web más, conductor del programa radial de mayor sintonía del estado Vargas "Contraste con Zapata". Creador del movimiento en pro de los perros de raza Pitbull llamado "NO A LA EXTINCIÓN DE PITT-BULL EN VENEZUELA “con más de 40 mil miembros.Director durante 11 años del diario Puerto.

    Sitio Web: Editor Director

    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Los girasoles es una de las más bellas historias de amor Rating: 5 Reviewed By: Santos García Zapata
    Ir Arriba