Todo argumento tiene su punto débil; la gran Susan Sontag nos señaló 3 formas de descubrir dichas fallas
susan sontag by annie leibovitz
Susan Sontag photographed by Annie Leibovitz

Discutir es una de las actividades más propias de nuestra civilización. Durante al menos 2 mil años –pero probablemente más– el ser humano ha pasado buena parte de su tiempo discutiendo sobre las más diversas materias, en distintos niveles de complejidad, siempre como una forma de intercambiar ideas u opiniones y, a veces, con la intención de llegar a la verdad sobre determinado asunto.
Pero como toda actividad humana, la discusión no ha seguido nunca una línea recta. Dicho de otro modo: una discusión sigue muchas veces el camino que los propios involucrados ya tienen en mente cuando la inician. Como observó Platón, entre los sofistas, por ejemplo, discutir puede ser también una forma de engañar. Por experiencia sabemos que hay quienes sólo buscan imponer su punto de vista, sin escuchar el de otros. También hay discusiones estériles, en las que por distintas razones es imposible alcanzar el propósito de ponerse de acuerdo.
A propósito del tema, en esta ocasión compartimos un breve apunte de la escritora e intelectual estadounidense Susan Sontag (1933-2004) sobre cómo refutar cualquier argumento. La anotación proviene de los Diarios de Sontag, de una entrada hecha el 16 de septiembre de 1965 durante un viaje que la escritora realizó a París. El comentario a cada una de esas estrategias es nuestro.

Encuentra la inconsistencia

Uno de los errores más elementales al plantear un argumento es que éste tenga una falla lógica. Puede ser que a partir de nuestra experiencia personal derivemos una conclusión general, o que invoquemos a una autoridad en la materia para validar nuestra opinión; también se da el caso de que sostengamos una afirmación sin contar con los datos suficientes para hacerlo… La falacia puede tomar muchas formas, pero puede decirse que todas adolecen de lo mismo: una inconsistencia entre la causa y la consecuencia, entre la premisa y la conclusión, lo que se plantea y lo que se deriva a partir de esto –el conocido non sequitur de la lógica formal.
Ejemplo: en redes sociales abundan las discusiones en que una persona desestima un hecho porque a ella no le sucede; así, por ejemplo, en una discusión sobre los efectos terapéuticos de la marihuana, alguien puede negarlos porque, en su experiencia, la marihuana sólo provoca “malviajes” y depresión. A esa persona cabría preguntarle si no ha considerado que el mundo es mucho más vasto que su punto de vista, y que su percepción sobre un hecho no es necesariamente la de todos en el planeta.
susan sontag by annie leibovitz 2
Susan Sontag photographed by Annie Leibovitz

Encuentra el contraargumento

Al menos en teoría, toda proposición tiene su contraproposición, y para toda idea es posible encontrar otra que la refuta. Ese, en buena medida, ha sido el espíritu del pensamiento occidental, el péndulo oscilante de la afirmación y la negación.
Ejemplo: en una discusión sobre la necesidad de incluir carne en nuestra dieta por razones evolutivas, se puede contraargumentar que en nuestra época dicho requerimiento fisiológico puede suplirse por otros medios, pues hemos desarrollado la tecnología nutricional para poder hacerlo.

Encuentra un contexto más amplio

Esta es una de las fallas más comunes en la proposición de argumentos, en la medida en que no es sencillo tener el conocimiento necesario para considerar determinado asunto en su contexto cabal. En cierto sentido es imposible, pues quién podría señalar todos los factores que intervienen en determinada situación. Al discutir, sin embargo, intentar ver el panorama amplio es una buena estrategia no para “ganar” una discusión, sino para entender mejor el problema sobre el cual se discute.
Ejemplo: en una discusión sobre el triunfo electoral de Donald Trump, es importante señalar el efecto de la globalización y el manejo neoliberal de la economía sobre la calidad de vida de las clases medias de Estados Unidos, dos factores que entre dicha población se identificaron en este proceso con los gobiernos demócratas de Barack Obama y Bill Clinton.
susan sontag by annie leibovitz 3
Susan Sontag photographed by Annie Leibovitz

Adenda

Sin duda los Diálogos de Platón son una de las mejores formas de conocer los meandros de la argumentación y la discusión. Como el explorador o el antropólogo que se acerca a una civilización desconocida, también un lector puede aproximarse así a los Diálogos, con una mezcla de escepticismo y asombro, pero sobre todo con toda la atención puesta en la capacidad de observar. Como un prestidigitador del pensamiento, Platón traza líneas argumentativas en las que si bien pueden encontrarse ciertas fallas, al final terminan por ser profundamente convincentes. Gorgias, Fedón y Timeo pueden ser tres buenas formas de entrar a ese mundo.
Gracias a pijamasurf



El galardonado fotógrafo Alexander Petrosyan ha pasado décadas descubriendo las dinámicas de su ciudad natal: la comedia y el drama cotidianos de una ciudad construida sobre contradicciones.

Alexander Petrosyan no cree que las imágenes puedan cambiar el mundo, pero sí cree que pueden ayudarnos a comprenderlo un poco mejor. Habiendo recibido su primera cámara como regalo de cumpleaños a los 12 años, el fotógrafo se retiró y volvió a la práctica de la fotografía varias veces antes de convertirse en profesional en el año 2000.

 Su inspiración constante son las calles de San Petersburgo, donde ha vivido toda su vida. El centro histórico de la ciudad ocupa sólo unas pocas docenas de kilómetros cuadrados y Alexander se sabe cada esquina de memoria. "Cualquier fotografía que tomas mientras viajas", dice, "es mejor mantenerla en privado, el ojo de un turista sólo puede ofrecer una visión fugaz desde el exterior. Este es mi mundo", dice de San Petersburgo.





Alexander Petrosyan Rusia 2
Alexander Petrosyan Rusia 3

"Lo más difícil es no repetirse", dice. 
"Aléjate de tu propio estilo y tradiciones; 
Tienes que actualizar tu pensamiento 
y buscar el cambio constantemente".

Alexander Petrosyan Rusia 4

Alexander Petrosyan Rusia 5
Alexander Petrosyan Rusia 6
Alexander Petrosyan Rusia 7
Alexander Petrosyan Rusia 8
Alexander Petrosyan Rusia 9
Alexander Petrosyan Rusia 10
Alexander Petrosyan Rusia 11
Alexander Petrosyan Rusia 12
Alexander Petrosyan Rusia 13
Alexander Petrosyan Rusia 14
Alexander Petrosyan Rusia 15

Alexander Petrosyan Rusia 16
Alexander Petrosyan Rusia 17
Alexander Petrosyan Rusia 18
Alexander Petrosyan Rusia 19
Alexander Petrosyan Rusia 20
Alexander Petrosyan Rusia 21

Alexander Petrosyan Rusia 22
Alexander Petrosyan Rusia 23
Alexander Petrosyan Rusia 24
Alexander Petrosyan Rusia 25
Alexander Petrosyan Rusia 26
Alexander Petrosyan Rusia 27
Alexander Petrosyan Rusia 28
Alexander Petrosyan Rusia 29
Alexander Petrosyan Rusia 30
Alexander Petrosyan Rusia 31
Alexander Petrosyan Rusia 32
Alexander Petrosyan Rusia 33
Alexander Petrosyan Rusia 34
Alexander Petrosyan Rusia 35
Alexander Petrosyan Rusia 36
Alexander Petrosyan Rusia 37
Alexander Petrosyan Rusia 39
Alexander Petrosyan Rusia 40
Alexander Petrosyan Rusia 41

Alexander Petrosyan Rusia 42
Alexander Petrosyan Rusia 43
Alexander Petrosyan Rusia 44




EL ALMA DE ITALIA A TRAVÉS DE LAS FOTOGRAFÍAS DEL GRAN GIANNI BERENGO









  •  

Berengo Gardin12
"La cara de un tipo que ha trabajado toda la vida en algo 
en lo que creía",eso es lo que decía el gran fotógrafo Berengo 
cuando se miraba en un espejo. 
Berengo Gardin13
  
Berengo Gardin14

Nacido en 1930 un pueblo muy cercano a Génova, Gianni 
Berengo es uno de los retratistas más relevantes de Italia. 
Con el logro  a sus espaldas de no haber retocado nunca 
una foto  ("los documentos no se deben embellecer ni transformar),
 el artista se preocupó por captar la realidad tal como es. 
Su estilo es discreto y elegante, tiene cierto grado de humor 
y está basado en una mirada siempre atenta. Sus ojos, dicen, 
son "unos ojos que sólo miran"
.Berengo Gardin15
Berengo Gardin20

Su visión ha trascendido en el tiempo y por eso es que en 
Prahlad Bubbar, en Londres, exhibirá The Italians, una 
colección de imágenes del antiguo archivo personal del
 Berengo Gardin e incluirán algunas de las fotografías 
más sorprendentes que ha hecho en los últimos 50 años.
En la muestra se presentan retratos de la Italia del siglo 
XX que captan brillantemente la psique de su gente en 
el trabajo y el ocio y un país al borde de la transformación 
de una economía basada en la agricultura en una de
 las naciones más industrializadas del mundo.

Berengo Gardin21
Berengo Gardin22
Berengo Gardin25
beringo culturainquieta
beringo culturainquieta.jpg1
beringo culturainquieta.jpg2
beringo culturainquieta.jpg3
beringo culturainquieta.jpg4
beringo culturainquieta.jpg5
beringo culturainquieta.jpg6
beringo culturainquieta.jpg7
beringo culturainquieta.jpg8
beringo culturainquieta.jpg7
beringo culturainquieta.jpg8
beringo culturainquieta.jpg9
beringo culturainquieta.jpg11
beringo culturainquieta.jpg12
beringo culturainquieta.jpg13