728x90 AdSpace

alojamiento wordpress
  • Más Nuevos

    jueves, 21 de diciembre de 2017

    Noches Blancas - Luchino Visconti









    Título original
    Le notti bianche
    Año
    Duración
    97 min.
    País
    Italia Italia
    Dirección
    Guion
    Suso Cecchi d'Amico, Luchino Visconti (Novela: Fedor Dostoievski)
    Música
    Nino Rota
    Fotografía
    Giuseppe Rotunno (B&W)
    Reparto
    , , , , ,
    Productora
    Coproducción Italia-Francia; Vides Cinematografica / Intermondia Films / Cinematografica Associati
    Género
    RomanceDrama | Drama romántico
    Grupos
    Adaptaciones de Fiódor Dostoievski
    Novedad
    Sinopsis
    En una ciudad provinciana, Mario, un mediocre oficinista que vive en una modesta pensión, conoce una noche a la joven Natalia, en cuyo rostro se refleja un profunda tristeza. Le da conversación para animarla y ella le explica cómo cambió su anodina vida cuando conoció a un apuesto forastero del que se enamoró y cómo cada noche su regreso. Durante cuatro noches mágicas, Mario, enamorado de Natalia, alberga la esperanza de sustituir en su corazón al misterioso forastero. Adaptación cinematográfica de la novela homónima de Dostoievski. (FILMAFFINITY)
    Premios
    1957: Venecia: León de Plata

    Luchino Visconti aborda, en pleno periodo de reconstrucción post-bélica,  la adaptación de un cuento de Fedor Dostoyevski, Noches blancas, trasladando la historia a una Italia que todavía muestra  las heridas de la guerra en forma de  costuras ruinosas que recorren sus ciudades, testigos de antiguos edificios en cuyos rincones juegan los niños y se resguardan del frío de la noche aquellos a los que la escasez de la posguerra azota con mayor ferocidad. Mario, encarnado por un joven Marcelo Mastroianni, un pobre soñador solitario,  recorre con frecuencia las calles de esta ciudad atravesada por canales como Venecia, y en uno de estos paseos nocturnos conoce a una joven que le cuenta su triste historia de amor y su larga espera del ser amado, un hombre misterioso, un extraño inquilino de la casa de su abuela ciega, que le cortejó y le regaló libros de Sir Walter Scott y Aleksandr  Pushkin, que ella le leía a ésta y a una tía anciana que tejía tapices.

    Durante cuatro noches, Mario, nacido en el seno de una familia numerosa en época de dificultades económicas,  que no había gozado nunca del cariño de nadie, y del que cuidaba con cariño su casera, se queda prendado de esta extraña mujer a la que sólo ve durante cuatro noches, pero de la que se va enamorando intensamente. Natalia es una chica inocente, sincera, de sonrisa franca, capaz de esperar a un hombre al que ha dado su palabra durante un año entero, sin engañarle ni con el pensamiento. Con Mario entra en contacto, por primera vez, con un hombre joven como ella, que la abraza, le sonríe, la lleva a lugares donde acuden los jóvenes a amarse, bailar los ritmos que llegan de Norteamérica, vivir, reír y a otros rincones más recónditos, frecuentados por los amantes y habitados por familias enteras sin techo, aquellas a los que la guerra y la precariedad dejó en la calle. Ambos se declaran su amor, pero entonces reaparece el inquilino y Natalia se va con él, pidiendo perdón a Mario por dejarlo tan pronto.

    Se ha querido ver en el film la lucha entre el amor y la muerte que llega subrepticiamente por la noche, pillando desprevenidos a aquellos a los que viene a buscar. Hay algo oscuro y tétrico en el inquilino y en su ausencia y repentina aparición, en el lugar convenido en una carta que jamás llegó a su destino porque Mario la destruyó. El joven soñador, interpretado magistralmente por Mastroianni, se despide de ella pidiéndole que no tenga remordimientos, y rogando a dios que la bendiga por los minutos de felicidad que le ha dado; esa noche ha nevado, un manto blanco cubre las calles sobre las que ella ha ido dejando, mientras acudía al encuentro de su amado, el abrigo de Mario  y  sus objetos personales, que él mira pero no recoge. Mientras abandona el lugar suenan unas tétricas campanadas a muerte, que proceden de una iglesia cercana.

    Filmada en plena vigencia del neorrealismo italiano, nueve años después de 'La terra trema' (1948) y tres antes que 'Rocco y sus hermanos', se mueve entre la estética, la ambientación de parte de la historia al aire libre  y  el background de las duras condiciones de vida que impone la posguerra, aunque recibe la influencia del realismo mágico de Vittorio DeSica, la gran ilusión de Renoir y la inocencia de Chaplin. Un film que podéis ver completo en Youtube.

    http://www.cinelodeon.com/2017/01/noches-blancas-luchino-visconti.html





    Noches blancas (Le notti bianche, 1957) de Luchino Visconti.


    Durante un paseo nocturno por las calles de una ciudad, Mario (Marcello Mastroianni), humilde oficinista que vive en una pensión, se topa con una joven que parece apesadumbrada (Maria Schell). Al acercarse a ella para darle ánimos, se inicia una relación especial entre ambos, por lo que deciden citarse a la noche siguiente en el mismo sitio.


    Deliciosa adaptación por parte de Visconti de la novela corta que Fiódor Dostoievski publicó en 1848. Si en el original literario la acción se desarrollaba en San Petersburgo a lo largo de cuatro noches y una mañana, el filme la traslada a una pequeña ciudad italiana, reduciendo el número de noches a tres y prescindiendo de la mañana del día posterior.

    La película se rodó de manera íntegra en estudios, lo que constituye una prueba evidente de que Visconti se encontraba cada vez más lejos (y más que se iría alejando) de los principios neorrealistas que había defendido en los comienzos de su carrera. Este hecho permitió a la estupenda fotografía en blanco y negro de Giuseppe Rotunno, conferirle a la cinta una atmósfera de evocadora y melancólica ensoñación. 


    El gran Marcello Mastroianni y la dulce Maria Schell, fueron los encargados de interpretar (magníficamente por cierto) a los dos personajes principales de un relato que gravita en torno a temas como la soledad, la necesidad de amar y ser amados o el carácter efímero de la felicidad. También es digna de mención, la presencia en el reparto del mítico actor francés Jean Marais, que da vida al misterioso inquilino de quien Natalia se enamora locamente, y del que espera su regreso, cada día, en el mismo lugar.

    Como no podía ser de otro modo, la dirección de Visconti resulta exquisita, destacando la sutilidad con la que, en determinados momentos del metraje, fusiona el pasado con el presente mediante el uso de los mismos espacios. Su trabajo fue merecidamente premiado en el Festival Internacional de Cine de Venecia con la otorgación del León de Plata.


    El filme, que asimismo cuenta con una hermosa partitura de Nino Rota, está lleno de escenas para el recuerdo: el primer encuentro entre Mario y Natalia, la divertida y emotiva secuencia del baile y, sobre todo, su último tramo; tan bello y triste que uno no puede expresar con palabras las emociones que se sienten al contemplarlo.

    http://johannes-esculpiendoeltiempo.blogspot.com/2011/09/noches-blancas-le-notti-bianche-1957-de.html

    Santos García Zapata

    Editor del Diario Digital Notivargas.com y varios sitio web más, conductor del programa radial de mayor sintonía del estado Vargas "Contraste con Zapata". Creador del movimiento en pro de los perros de raza Pitbull llamado "NO A LA EXTINCIÓN DE PITT-BULL EN VENEZUELA “con más de 40 mil miembros.Director durante 11 años del diario Puerto.

    Sitio Web: Editor Director

    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Noches Blancas - Luchino Visconti Rating: 5 Reviewed By: Santos García Zapata
    Ir Arriba