A puerta cerrada

A puerta Cerrada.pdf - rojo sobre blanco

www.rojosobreblanco.org/descargas/A%20puerta%20cerrada.pdf

de JP SARTRE - ‎Citado por 10 - ‎Artículos relacionados
A puerta cerrada. Jean-Paul Sartre. 2. PERSONAJES. INÉS. ESTELLE. GARCIN. El MOZO DEL PISO. Un salón estilo Segundo Imperio. Sobre la chimenea, una .


"La visión más pesimista al respecto es la de Sartre en A puerta cerrada. 
Por una parte,podemos reconocernos a nosotros mismos solo en presencia 
de Otro, y sobre este principio se rigen las reglas de convivencia y docilidad. 
Pero, más a menudo, encontramos a ese Otro insoportable porque de 
alguna manera no es nosotros. De modo que,reduciéndolo a enemigo,
nos construimos nuestro infierno en la tierra. Cuando Sartre encierra 
a tres difuntos, que en vida no se conocían, en una habitación de hotel, 
uno de ellos entiende la tremenda verdad:

Ya verán qué tontería. ¡Una verdadera tontería! No hay tortura física, ¿verdad? Y,
sin embargo, estamos en el infierno. Y no hay nadie. Nadie. Nos quedaremos hasta
el fin solos y juntos. ¿No es así? En suma, alguien falta aquí: el verdugo. […] Han
hecho una economía personal. Eso es todo. […] El verdugo es cada uno para los
otros dos" 
(Umberto Eco Construir al enemigo)

Portada

"A puerta cerrada" Jean-Paul Sartre: ¿Por que el infierno está en los otros?

Nélida Fernanda Campos Galarza


A puerta cerrada es una pieza en un acto de Jean-Paul Sartre donde se habla de un infierno diferente al convencional, un infierno donde no hay tortura física, no hay verdugo, no hay salida; donde todo está todo está planeado y acomodado de tal forma que los que lleguen se puedan ver reflejados únicamente en los otros y gradualmente se empieza a depender de esa visión. Los personajes de la obra empiezan a buscar y a exigir la aceptación de aquellos que más los juzgan y los odia.
La falta de espejos en la obra juega un papel importante ya que el verse un espejo es una forma de comprobar la identidad física, de saber que existes materialmente en el mundo. En Estelle la necesidad de ser reconocida físicamente es mayor que en los otros dos personajes ya que, en vida, siempre fue admirada por los hombres debido a su belleza  siempre tuvo fuertes inseguridades pero la reconfortaba saberse deseada por los hombres.  Sin embargo los 3 personajes tienen la necesidad de ser reconocidos por alguien.
Casi al principio de la obra los personajes se están preguntando por que los pusieron juntos y porque no había verdugo e Inés sugiere que “El verdugo es cada uno para los otros dos” (Sartre, 1994). Mientras la obra avanza se hace más obvio que dos construyen el infierno de uno. Para cada personaje hay uno que representa una necesidad y otro que representa un atractivo y un estorbo. Es extraño que el que representa una necesidad para uno es al mismo tiempo el que más lo odia o juzga. Sería más sencillo si faltara uno de los personajes ya que de esa forma al menos uno cumpliría con su necesidad.
Cuando dejan de existir en el mundo se vuelven parte del infierno totalmente, es el único lugar donde alguien los sigue considerando existentes donde conocen sus faltas y el simple hecho de que alguien, aunque no esté vivo, las conozca los ata a ese lugar les da esperanzas y se las quita, los tortura.

Estando solos podrían volverse locos, perderse a si mismo y dejar de sufrir pero no están solos, hay alguien que les recuerde lo que son, lo que hicieron y lo que los atormenta. Eso constituye su infierno 



http://atravesdelaliteratura.blogspot.com/2013/12/a-puerta-cerrada-jean-paul-sartre-por.html