728x90 AdSpace

alojamiento wordpress
  • Más Nuevos

    jueves, 13 de octubre de 2016

    Holanda planea permitir la ayuda a morir a mayores con “cansancio vital”

    MUERTE DIGNA


    La propuesta del Gobierno contempla el suicidio asistido para quienes consideren que ya han vivido lo suficiente, pero no están enfermos ni padecen sufrimientos físicos insoportables

    El Gobierno holandés ha elevado al Parlamento una propuesta para regular la ayuda a morir de las personas mayores que consideren que ya han vivido lo suficiente, pero no están enfermas ni padecen sufrimientos físicos insoportables. Se trata de evitar que se quiten la vida por su cuenta. Este nuevo supuesto de suicidio asistido, al que se opone el Colegio de Médicos, no está contemplado en la vigente Ley de Eutanasia (2002, el primer país en legalizarla), que excluye a los extranjeros y que sólo la permite —siempre aplicada por un facultativo que ha debido consultar antes con otro colega— para pacientes desahuciados y con dolores insoportables y sin alivio, que lo hayan solicitado de forma voluntaria y meditada. La propuesta del Gobierno no detalla desde qué edad se podría acceder a esta nueva fórmula.

    Holanda planea permitir la ayuda a morir a mayores con “cansancio vital” El Gobierno de Canadá propone legalizar el suicidio asistido
    Muere Andrea, la niña para la que sus padres pedían un final digno
    California ya tiene la ley de suicidio asistido que pedía Brittany Maynard Holanda suaviza el protocolo de eutanasia en casos de demencia
    “No hay salida para los que ya no deseen vivir porque estiman completo su ciclo. Han perdido a sus seres queridos y a sus amigos, y caen en la apatía y el cansancio vitales. El Gobierno piensa que su búsqueda de ayuda para acabar con todo es legítima”, indica la propuesta. Si bien los ministerios de Justicia y Sanidad se comprometen “a defender la vida”, “cuando a la falta de perspectivas se añade un deseo persistente, libre y activo, es posible actuar”, señalan ambos departamentos. Antes, será necesario “que un asistente cualificado mantenga una serie de conversaciones con el afectado”. “Tras una segunda revisión del caso, efectuada por otro ayudante, este puede recetar el fármaco letal que será recogido en una farmacia", explica la nota remitida a la Cámara. La propuesta contempla la creación de una nueva disciplina dedicada exclusivamente a este tipo de ayuda y para la que habría que recibir formación de medicina, psicología y enfermería.

    La propuesta, firmada por los ministerios de Sanidad y Justicia, indica que las conversaciones “con facultativos y otras instancias involucradas en esta clase de asistencia” darán comienzo de inmediato. Una vez consultados, el legislador deberá hacer una excepción en el apartado de ayuda al suicidio, regulado hasta la fecha solo con vistas a despenalizar, en condiciones estrictas, la eutanasia. Teniendo en cuenta que las próximas elecciones legislativas están previstas para 2017, lo más probable es que la aprobación de la nueva norma recaiga en un nuevo Ejecutivo.

    El viraje oficial choca con las conclusiones de la comisión encargada el pasado febrero de examinar el concepto —y las consecuencias— de “una vida agotada”. Elaboradas bajo la supervisión del senador liberal de izquierda Paul Schnabel, señalaban que “la mayoría de los que se sienten así, y desean morir, sufren a la vez una enfermedad y encajan en los supuestos de la eutanasia”. Los médicos, por su parte, califican la eutanasia de “último recurso”, y no quieren que sea considerada un derecho por la población. Son los facultativos de cabecera quienes la practican y quieren evitar presiones familiares, o del propio afectado. En su momento, los liberales de derecha e izquierda, y el partido de los ecologistas, se mostraron partidarios de ampliar el radio de acción de la eutanasia. Los grupos confesionales, protestantes y calvinistas, apoyaron el informe Schnabel.

    En 2014, las cinco comisiones que revisan la legalidad de las eutanasias practicadas en el país registraron 5.306 casos (un 10% más que el año anterior). Casi un 75% de los enfermos tenía cáncer. Cerca de un 41%, problemas psiquiátricos.

    En 2013, la apertura de la Levenseindekliniek (Clínica para Morir), la primera de su clase de carácter privado, revolucionó la aplicación misma de la ley. En su primer año de actividad, recibió 714 ruegos, de los cuales practicó 104. Como las dolencias físicas acaparan las eutanasias de la sanidad pública, a la nueva clínica recurrieron los que habían sido rechazados por tener problemas psiquiátricos y diversos grados de demencia. La tendencia al alza en este grupo se ha mantenido en los años siguientes.

    El pasado enero, Sanidad añadió un nuevo protocolo que suavizaba las exigencias en casos de demencia aguda. Esta ha sido siempre una de las denominadas zonas grises de la ley, porque excluía, según los críticos, a los aquejados de pérdida de facultades mentales, progresivas e irreversibles en la mayoría de los casos estudiados. Hasta ese momento, el legislador consideraba muy difícil saber si el paciente estaba seguro y comprendía las consecuencias de su deseo. Ahora, la eutanasia puede aplicarse en fases avanzadas del deterioro siempre que quien la reclame haya firmado, cuando estaba consciente, y en presencia de su médico, una declaración formal. De no tenerla, el castigo puede ser el contemplado por la norma desde 2002: hasta 12 años de cárcel.

    LEYES SOBRE MUERTE DIGNA
    M. R. SAHUQUILLO
    Los países que han legislado para permitir una muerte digna normalmente hacen una distinción entre lo que consideran suicidio médicamente asistido o eutanasia. La diferencia en estas normas es quién administra los fármacos que ponen fin a la vida.
    Suicidio médicamente asistido. Consiste en suministrar o prescribir al paciente los fármacos para que este muera. Bajo determinadas circunstancias, es legal en Suiza, por ejemplo, pero a una persona enferma que debe ser, además, quien personalmente se administre estos medicamentos. Esta una fórmula que también se permite legalmente en algunos Estados de Estados Unidos, como en Oregón, donde el paciente –enfermo y tras la autorización y la prescripción de los sanitarios— es quien se autoadministra los fármacos.
    Eutanasia. Etimológicamente significa “bien morir” (del griego), pero consiste en que un profesional sanitario suministre a un paciente capaz con una enfermedad terminal o irreversible, que experimenta un sufrimiento no mitigable por otros medios, una medicación para poner fin a su vida porque lo pide de forma voluntaria, expresa, clara, reiterada e informada. Es legal en Holanda, Bélgica y Colombia, por ejemplo.
    En España ambas fórmulas son ilegales.

    http://internacional.elpais.com/internacional/2016/10/13/actualidad/1476354654_421296.html

    El Gobierno de Canadá 
    propone legalizar el suicidio asistido


    El primer ministro Justin Trudeau quiere reconocer 
    el derecho a la muerte digna en condiciones médicas "graves e irreversibles"
    El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau
    El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau  AP
















    El Gobierno del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, presentó este jueves un proyecto de ley para legalizar el suicidio asistido en el país en los casos de enfermos con condiciones médicas "graves e irreversibles” y “que se acerquen al final de su vida”. La ley, que dejará de castigar a aquellos sanitarios que proporcionen a estos enfermos los medios o conocimientos para poner fin intencionadamente a su vida,  sólo será válida  para los canadienses. "Este es un tema muy difícil y personal, hemos buscado cuidadosamente las mejores fórmulas para apoyar a aquellos que viven con un gran sufrimiento", ha declarado en su cuenta de Twitter Trudeau, que ha indicado a los miembros de su partido que podrán votar en contra de la legislación en el Parlamento, si el texto contradice sus creencias religiosas.
    El proyecto de ley impulsado por Trudeau contempla el derecho al suicidio asistido para los adultos mayores de 18 años con condiciones médicas irreversibles y cuya “muerte natural sea razonablemente previsible”. Los solicitantes deberán presentar su petición por escrito y contar con el respaldo de dos testigos y dos médicos o enfermeras independientes. La normativa contempla un “período de reflexión” obligatorio de 15 días en los que el solicitante puede retirar su petición. Excluye, aunque no categóricamente a los enfermos mentales y "menores maduros", cuyas solicitudes deberán ser analizadas por varios equipos independientes.

    El Supremo dio entonces un año de plazo al Gobierno para crear una nueva legislación, pero el ejecutivo del conservador Stephen Harper nunca avanzó el proceso. Ante el vacío legal, Quebec aprobó su propia ley —en enero falleció el primer paciente con ayuda de un médico— y el texto ha servido desde entonces para proteger a varios doctores en distintas provincias canadienses.En febrero del año pasado, el Tribunal Supremo de Canadárevocó la ley federal que prohibía el suicidio asistido en el país. Los jueces determinaron, en un voto unánime, que era inconstitucional negar este derecho a los adultos cuyo “sufrimiento sea intolerable” por padecer “una condición médica grave e irreversible”.
    El cambio de Gobierno en el país el pasado otoño, el respaldo de Trudeau a la medida y el de los ciudadanos —un 77% de los canadienses respalda el suicidio asistido, según Forum Research—, ha dado lugar a este último giro en la política canadiense al respecto. El primer ministro declaró el año pasado que su postura con respecto a la muerte digna había quedado marcada por el fallecimiento de su padre, ex primer ministro, en el año 2000 después de padecer Parkinson y cáncer de próstata.
    El Supremo concedió al Parlamento canadiense una prórroga para aprobar esta ley antes del 6 de junio. El Gobierno de Trudeau, en un gesto inusual, ha ofrecido expresamente a los miembros de su partido que voten en contra de la legislación si ésta entra en conflicto con su fe.
    El suicidio asistido es legal en Suiza, Alemania, Colombia o Japón. También en algunos Estados de EEUU, como Oregon, Vermont o Montana.


    SUICIDIO ASISTIDO O EUTANASIA


    M. R. SAHUQUILLO


    La propuesta de ley canadiense deja de castigar a los sanitarios que ayuden a morir a quien lo solicite, si este está grave e irreversiblemente enfermo. De momento, la norma, no hace diferencia entre proporcionar los medios al enfermo para que este ponga fin a su vida (prescribirle o darle los fármacos) o administrárselos.

    Las legislaciones de otros países sí hacen esa distinción entre lo que consideran suicidio médicamente asistido o eutanasia. La diferencia en estas leyes es quién administra los fármacos que ponen fin a la vida.

    Suicidio médicamente asistido. Consiste en suministrar o prescribir al enfermo los fármacos para que este muera. Bajo determinadas circunstancias, es legal en Suiza, por ejemplo, pero debe ser el enfermo quien, personalmente, ingiera o se administre estos medicamentos. Es una fórmula que también es legal en algunos Estados de EEUU, como en Oregón, donde el paciente –tras la autorización y la prescripción de los sanitarios— es quien se autoadministra los fármacos.

    Eutanasia. Etimológicamente significa “bien morir” (del griego), pero consiste en que un profesional sanitario suministre a un paciente capaz con una enfermedad terminal o irreversible, que experimenta un sufrimiento no mitigable por otros medios, una medicación para poner fin a su vida porque lo pide de forma voluntaria, expresa, clara, reiterada e informada, tal y como explica el médico experto en bioética Pablo Simón Lorda. Es legal en Holanda, Bélgica y Colombia, por ejemplo.

    En España ambas fórmulas son ilegales.

    http://internacional.elpais.com/internacional/2016/04/14/estados_unidos/1460649834_216473.html

    Santos García Zapata

    Editor del Diario Digital Notivargas.com y varios sitio web más, conductor del programa radial de mayor sintonía del estado Vargas "Contraste con Zapata". Creador del movimiento en pro de los perros de raza Pitbull llamado "NO A LA EXTINCIÓN DE PITT-BULL EN VENEZUELA “con más de 40 mil miembros.Director durante 11 años del diario Puerto.

    Sitio Web: Editor Director

    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: Holanda planea permitir la ayuda a morir a mayores con “cansancio vital” Rating: 5 Reviewed By: Santos García Zapata
    Ir Arriba