728x90 AdSpace

alojamiento wordpress
  • Más Nuevos

    jueves, 21 de julio de 2016

    Alvin Toffler (1928-) PERFIL BIOGRÁFICO Y ACADÉMICO (DOSSIER)


    Alvin Toffler con Heidi, su mujer y compañera intelectual


    Nacido en Nueva York en 1928, estudió letras en la Universidad de Nueva York. Activista político radical, participó en diversos movimientos en favor de los derechos humanos en Estados Unidos. En la universidad conoció a su futura mujer, Heidi, que le acompañará intelectualmente a lo largo de su vida. Doctor en letras, leyes y ciencia. En la primera mitad de los cincuenta, trabajó como obrero industrial en una fábrica de automóviles en el Midwest y en una fundición de acero. Más tarde se inició en el periodismo como corresponsal en el Congreso y en la Casa Blanca de un diario de Pennsylvania y colaborador de diversas publicaciones. Más tarde se incorporó a la redacción de la revista Fortune, de la que llegó a ser editor asociado. En 1964 publicó uno de sus primeros libros sobre la cultura en Estados Unidos, The Culture Consumers. A Controversial Study of Art and Affluence in America, Radom House, Nueva York, aspecto sobre el que volvería a incidir en el trabajo ‘The Art of Measuring the Arts’ (en The Annals of the American Academy of Political and Social Science, Núm. 373, 1967). Estudioso de las nuevas tecnologías y los nuevos medios y sus efectos sociales, inicia su actividad académica en 1966, en la New School for Social Research de Nueva York. Asimismo, imparte docencia en la National Defense University. Ha sido profesor visitante de la Russell Sage Foundation y de la Cornell University. Junto con su mujer, Heidi Toffler, encabeza la compañía de consultoría Toffler Associates.
    Doctor ‘honoris causa’ de diversas universidades extranjeras. Oficial de la Orden de las Artes y Letras de Francia. Miembro del International Institute for Strategic Studies y de la American Association for the Advancement of Science. Premio de la Fundación McKinsey.
    En 1970 publicó su primer ‘best-seller’, Future Shock, primero de una trilogía que se completaría con The Third Wave (1980) y Powershift: Knowledge, Wealth and Violence at the Edge of the 21st Century (1990). En 1995 publicó War and Anti-War, escrito con Heidi Toffler, un libro en el que algunos han encontrado argumentos para un nuevo concepto de guerra -la guerra de información-, a lo que una sociedad como la norteamericana, sometida a una psicosis de inseguridad, es especialmente permeable.
    En lengua española se han publicado, entre otros, El 'shock' del futuro, Plaza & Janés, Barcelona, 1971; Avances y premisas, Plaza & Janés, Barcelona, 1983; Los consumidores de cultura, Leviatán, Buenos Aires, 1987; El cambio del poder, Plaza & Janés, Barcelona, 1990. En lengua portuguesa: O Choque do Futuro, Record, Rio de Janeiro, 1970; Os novos poderes (powershift), Livros do Brasil, Lisboa, 1990; Os Novos Poderes, Livros do Brasil, Lisboa, 1991; A terceira onda, Record, Rio de Janeiro, 1993; Criando uma nova civilização. A política da Terceira Onda (con Heidi Toffler), Record, Rio de Janeiro, 1994; Guerra e Antiguerra, Record, Rio de Janeiro, 1994

    PENSAMIENTO Y EXPRESIÓN CIENTÍFICA

    De formación marxista y hegeliana, en el pensamiento de Toffler prevalece la dimensión hegeliana, que traslada a la visión dialéctica de la historia y a observación de los profundos cambios de los que, en ocasiones, es testigo, cuando no anunciador anticipado de dichas transformaciones. Se trata, sin duda, de uno de los analistas que más temprano vio los rasgos de ese futuro que ahora de enuncia como sociedad de la información y del conocimiento. Su primera obra de referencia, El ‘shock’ del futuro (1970), describió el vértigo que se produce entre los escenarios que traza el desarrollo tecnológico y la velocidad con la que la sociedad y sus estructuras burocratizadas acceden a esos cambios.
    La nueva sociedad, que sucede a la sociedad industrial, se asienta en una ‘revolución de la información’ y se dibuja en el gran período histórico de la ‘tercera ola’, título de su segundo texto de referencia, aparecido en 1980. Según Toffler, hubo una ‘primera ola’, de una muy larga vigencia histórica, en la que las aplicaciones tecnológicas estaban asociadas al esfuerzo humano, a la fuerza biológica del ser humano, con un predominio de la actividad agrícola. La ‘segunda ola’ alcanzó su apogeo con la revolución industrial, con una duración histórica mucho más corta, en la que el esfuerzo mecánico, el maquinismo, sustituyó al esfuerzo humano, y dio origen a la sociedad de masas. Y, por fin, la 'tercera ola', hija de la revolución tecnológica, de la que surge una sociedad regida por los flujos de información y lleva a la concepción de nuevos paradigmas, a una nueva cosmovisión. Los usos tecnológicos favorecen el desarrollo de las extensiones de la mente, por lo que el esfuerzo prevalente, en la nueva etapa, es el que se deriva del conocimiento. El mundo no sólo se transforma en su matriz tecnológica, sino que el cambio conlleva a un cambio psicológico de la sociedad, a una redefinición de las relaciones sociales y, también, de las relaciones de poder, como señala en Powershift (1990) o en Creating a new civilization (1995). La política internacional y las relaciones ya no están determinadas por los Estados-Nación en declive, sino por fuerzas emergentes como las grandes corporaciones mundiales, los medios de comunicación, etc. Es el fin de la sociedad de masas, señala Toffler, que advierte sobre los riesgos de ‘ficcionalización’ de la realidad y sus consecuencias en el plano de las confrontaciones bélicas de nueva generación (War and Anti-War, 1995)
    La comunicación y los medios aparecen constantemente en su obra. Su visión determinista de la tecnología le acerca en ocasiones a los planteamientos de McLuhan. Las tecnologías y la aparición del multimedia desfiguran la vieja sociedad de masas, al tiempo que la sociedad se ve sujeta a los efectos de los nuevos consumos culturales y mediáticos. El sistema emergente desarrolla una dimensión virtual, un ‘mundo ficticio’ ante el cual gobiernos, ejércitos y poblaciones responden como si fuese real. La creciente ‘ficcionalización’ de la realidad mediática trasciende los espacios propios de la ficción para alcanzar al mundo de la información y las noticias, donde puede provocar ‘consecuencias mortales'.
    En la actualidad, Toffler participa del concepto de seguridad desplegado por la administración de Washington, en virtud del cual es necesario acentuar el desarrollo de mecanismos de control de información tendentes a erradicar el terrorismo que es, a su juicio, la amenaza mundial para la paz hasta el 2020. En la era de la información, viene a decir, surge la guerra de información, la guerra de la 'tercera ola'. Aunque en la nueva etapa prevalece el cerebro -el conocimiento- sobre el músculo -la fuerza-, con palabras de Toffler, no se desprende necesariamente de sus argumentos que los derechos humanos prevalezcan en la apelación la razón última de la seguridad nacional, si bien indica que ahora el conocimiento es la fuente democrática del poder.


    Perfiles biográficos y académicos. Marcos epistemológicos y teóricos de la investigación en Comunicación. © B. Díaz Nosty, 2013-2016. Plan Nacional de I+D, CSO2013-47933-C4-3-P | Ministerio de Economía y Competitividad




    La profecías cumplidas del futurólogo Alvin Toffler (y aquellas que no)

    • 3 julio 2016
    Compartir
    Toffler en un programa de la BBC en 1995
    Image captionAlvin Toffler murió el 27 de junio a los 87 años.
    El futurólogo Alvin Toffler cautivó a millones de personas en todo el mundo con sus profundos pronósticos sobre muchas cosas, desde la creación de internet hasta una nueva ola de consumo de drogas y crímenes.
    El apreciado autor, quizás más reconocido por sus libros "El Shock del Futuro" y "La Tecera Ola", murió el 27 de junio a los 87 años en su casa en Los Ángeles.
    El Shock del Futuro, que vendió millones de copias, fue traducido a decenas de idiomas y continúa a la venta, planteaba un rápido progreso social y tecnológico que arrastraría a la sociedad hacia una nueva e implacable era de cambio.
    La obra de Toffler captó la atención de figuras internacionales de la época, incluido el líder soviético Mikhail Gorbachov, el primer ministro chino Zhao Ziyang y el empresario mexicano Carlos Slim, todos los cuales buscaron asesoría del gurú del futuro.
    Alvin TofflerImage copyrightAP
    Image captionEl Shock del Futuro vendió millones de copias y fue traducido a decenas de idiomas
    Aunque Toffler, que popularizó el término "sobrecarga informativa", tuvo conjeturas sumamente proféticas, otras no fueron tan acertadas.

    EN LO QUE ACERTÓ

    La creación de internet y de la TV por cable

    El autor predijo correctamente que una economía basada en el conocimiento eclipsaría la era postindustrial y cambiaría el enfoque de la manufactura y la mano de obra hacia la información y los datos.
    "Los analfabetos del siglo XXI no serán aquéllos que no puedan leer o escribir, sino aquéllos que no puedan aprender, olvidar el aprendizaje y volver a aprender", escribió en una de sus observaciones.
    Toffler también predijo la propagación de los medios interactivos, los sitios de chateo en internet y los dispositivos que te recuerdan "tus propias citas".
    "La tecnología avanzada y los sistemas de información harán posible que mucho del trabajo de la sociedad pueda realizarse en casa por medio de telecomunicaciones por conexiones de computadora", escribió.
    Una de las posibilidades más fantásticas es que el hombre sea capaz de crear copias biológicas exactas de sí mismo"
    Alvin Toffler

    Ingeniería genética y clonación

    Con sus predicciones centradas en la condición humana más que en los avances científicos, Toffler pronosticó un futuro en el que una mujer sería capaz de "comprar un diminuto embrión, llevarlo a su médico, tenerlo implantado en su útero... y después dar a luz como si hubiera sido concebido en su propio cuerpo".
    Su pronóstico de que los humanos podrían engendrar bebés con "vista y oído superiores a lo normal" y otras capacidades ahora es visto como excéntrico, pero sí logró predecir el avance de la clonación.
    "Una de las posibilidades más fantásticas es que el hombre sea capaz de crear copias biológicas exactas de sí mismo", escribió.
    ADNImage copyrightSCIENCE PHOTO LIBRARY
    Image captionToffler predijo el avance de la ingeniería genética y la clonación.
    La disolución de la familia nuclear
    Toffler predijo que un síntoma de los rápidos cambios sociales sería la disolución de la unidad familiar.
    El autor notó que éstos conducirían a un incremento en las tasas de divorcio y a que la sociedad comenzara a acoger a la comunidad LGBT.
    Escribió: "... también veremos muchas más unidades "familiares" que consisten de un solo adulto soltero y uno o más hijos. No todos estos adultos serán mujeres... A medida que la homosexualidad se vuelve más aceptable socialmente, incluso comenzaremos a encontrar familias basadas en el matrimonio homosexual".
    También reconoció un cambio de la sociedad para retrasar la decisión de tener hijos.
    "¿Por qué no esperar y comprar tus embriones más tarde, después de que tu carrera profesional terminó?".
    "Por lo tanto es probable que se extienda entre las parejas jóvenes y de mediana edad la tendencia de no tener hijos y que sea más común que los sexagenarios críen infantes".
    La Casa BlancaImage copyrightREUTERS
    Image captionOtra predicción de Toffler fue la aceptación de la sociedad de la comunidad LGBT y el matrimonio homosexual, que ahora es legal en muchos países.

    Consumismo

    En la era de Amazon y de la proliferación de las ventas en internet y economías compartidas, las observaciones de Toffler sobre el consumismo como tendencia global parecen acertadas.
    "La gente del futuro podría sufrir no por la ausencia de opciones sino por un paralizante exceso de éstas. Podrían volverse víctimas de ese dilema particular de lo superindustrial: el exceso de elecciones".
    Al acunar el término "prosumidor" (la fusión de productor y consumidor), Toffler predijo el surgimiento de un nuevo papel -de producir y consumir-, la tendencia de "hacerlas cosas tú mismo" en cada aspecto de tu vida.

    EN LO QUE SE EQUIVOCÓ

    La disolución de las ciudades

    Toffler predijo que las ciudades perderían importancia con "el cambio del trabajo desde la oficina y la fábrica hacia el hogar".
    Sin embargo, más gente vive ahora en las ciudades que nunca antes. Para 2050, se espera que cerca de 66% de la población mundial viva en áreas urbanas, según cálculos de la ONU.
    SingapurImage copyrightREUTERS
    Image captionToffler no acertó con su predicción de que las ciudades perderían importancia en el futuro.

    Colonias en el espacio y ciudades submarinas

    El autor creía que "un nuevo espíritu de conquista" llevaría a la creación de "ciudades artificiales debajo de las olas", y a colonias espaciales.
    La continuación de la prosperidad de los 1960
    En El Shock del Futuro Toffler también planteó el incremento de la prosperidad como una nueva norma más que como una tendencia, pero después se corrigió en una entrevista con la revista Wired en 1993.
    "Cometimos el error de creerle a los economistas de la época", le dijo a Wired.
    "Entonces decían, como bien recordarás, que teníamos solucionado el problema del crecimiento económico. Que todo lo que necesitábamos era afinar el sistema. Y nos lo creímos".

    Aislamiento social

    Algunos críticos sostienen que Toffler no logró ver la capacidad humana para adaptarse a la marcha acelerada del cambio.
    El escritor Shel Israel descartó la idea de Toffler de que una ola de información y datos provocaría aislamiento social.
    "No estamos aislados debido a eso. Y cuando la información nos agobia la mayoría de la gente sigue siendo suficientemente sabia para utilizar el poder del botón de 'apagado' para obtener cierta paz", escribió Israel.
    Pero el estratega global Parag Khanna afirma que Toffler simplemente consideró que en lo que se refería a enfrentar el cambio siempre habría ganadores y perdedores.
    Mujer viendo el marImage copyrightTHINKSTOCK
    Image captionAlgunos críticos dicen que Toffler no logró apreciar la capacidad humana para adaptarse a la marcha acelerada del cambio.
    Aunque el legado de Toffler podría estar basado en muchas de las predicciones que hizo en su trabajo, Khanna asegura que en realidad el autor se burló de la obsesión con los pronósticos y las predicciones.
    De hecho, en El Shock del Futuro dice explícitamente que él no estaba haciendo predicciones.
    "Ningún futurólogo serio trabaja en la predicción", escribió. "Ese es el terreno de los oráculos de la televisión y los astrólogos de los periódicos".
    Tal como afirma Parag Khanna, aunque Toffler quizás festejaría el análisis predictivo avanzado de hoy en día, "el autor creía que lo más importante era entender los lineamientos generales de hacia dónde nos dirigimos".

    Alvin Toffler


    Alvin Toffler: el hombre que predijo la sociedad 
    en que vivimos
    Keith Schneider
    PARA LA NACION JUEVES 30 DE JUNIO DE 2016



    El lunes, en su casa de Los Ángeles, murió Alvin Toffler, el autor de El shock del futuro, la primera parte de una trilogía que fue best seller y que predijo la manera en que las instituciones y países del finales del siglo XX enfrentarían las tensiones y oportunidades de un cambio cada vez más acelerado. Tenía 87 años. La noticia fue confirmada por la firma Toffler Associates, con sede en Reston, Virginia.


    Toffler era un cientista social autodidacta y, desde mediados de los años 60, colaboró con varias revistas hasta que decidió dedicar cinco años a estudiar las causas que subyacían a una convulsión cultural que afectaría a Estados Unidos y otros países desarrollados. El resultado de esa investigación fue El shock del futuro (1970), que fue publicado en más de 100 países, vendió millones de ejemplares y catapultó a Toffler a la fama internacional. En el libro, que reunía hechos diversos de distintos lugares del planeta, el autor concluía que la convergencia de ciencia, capital y comunicaciones estaba produciendo un cambio vertiginoso que terminaría creando un tipo de sociedad completamente nuevo.

    Sus predicciones acerca de las consecuencias que este cambio tendría en la cultura, la familia, el gobierno y la sociedad resultaron asombrosamente precisas. Entre otras cosas, vislumbró el desarrollo de la clonación, la proliferación y la influencia de las computadoras personales y la invención de Internet y la televisión por cable.


    "El ímpetu de este cambio" -según sus palabras- produjo efectos visibles y mensurables en los sujetos, víctimas de matrimonios y familias fracturadas, además de ocasionar "depresiones" que se manifestaron en el aumento de los índices de criminalidad, el uso de drogas y la alienación social. Entendía que estos fenómenos no eran sino respuestas psicológicas a la desorientación y postuló que amenazaban los fundamentos mismos de comunidades, instituciones y naciones.

    Prosiguió el estudio de estos temas en sus dos exitosos libros posteriores, La tercera ola (1980) y El cambio del poder (1990), siempre con la colaboración de su esposa, Heidi Toffler, que actuaba como asistente en las investigaciones y figuraría como coautora en los siguientes libros.


    Toffler hizo popular la frase "sobrecarga informativa". Sus advertencias podía ser más bien oscuras, y llamaba la atención sobre el hecho de que los países e instituciones que no pudieran seguir el ritmo del cambio terminarían en la ruina. Con todo, era por lo general optimista. Estuvo entre los primeros autores en reconocer que el conocimiento, no el trabajo o las materias primas, sería el recurso económico más valioso de las sociedades desarrolladas.

    Santos García Zapata

    Editor del Diario Digital Notivargas.com y varios sitio web más, conductor del programa radial de mayor sintonía del estado Vargas "Contraste con Zapata". Creador del movimiento en pro de los perros de raza Pitbull llamado "NO A LA EXTINCIÓN DE PITT-BULL EN VENEZUELA “con más de 40 mil miembros.Director durante 11 años del diario Puerto.

    Sitio Web: Editor Director

    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Alvin Toffler (1928-) PERFIL BIOGRÁFICO Y ACADÉMICO (DOSSIER) Rating: 5 Reviewed By: Santos García Zapata
    Ir Arriba