728x90 AdSpace

alojamiento wordpress
  • Más Nuevos

    viernes, 6 de marzo de 2015

    UN PESIMISTA COMPROMETIDO Ernesto Sabato





    Ernesto Sabato, al otro lado del túnel

    El autor de 'Sobre héroes y tumbas' muere en Santos Lugares, cerca de Buenos Aires, a dos meses de cumplir 100 años - Fue la conciencia política contra la dictadura


    SOLEDAD GALLEGO-DÍAZ Buenos Aires 1 MAY 2011













    Ernesto Sabato, el gran escritor argentino autor de Sobre héroes y tumbas y El túnel, pero también el hombre atormentado y horrorizado que presidió la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) falleció en la madrugada de ayer sábado, dos meses antes de cumplir 100 años. Sabato, que iba a ser objeto hoy de un homenaje en la Feria del Libro de Buenos Aires, padecía una bronquitis que no pudo superar, según anunció su compañera, Elvira González Fraga. El velatorio se realizará en la localidad de Santos Lugares, a 40 kilómetros de la capital porteña, donde tenía su domicilio.
    Sabato fue un escritor popular, extraordinariamente leído en Argentina en los años 70 y 80, aunque en los últimos tiempos estuvo prácticamente recluido y retirado en su casa: no volvió a hacer una aparición pública desde 2004. "A los argentinos nos gusta derribar a nuestros iconos y eso también pasó con Sabato", explica María Rosa Loja, coordinadora de la edición crítica de Sobre héroes y tumbas, publicada en 2008. "Es cierto que el ambiente literario argentino le dio un poco la espalda, quizás por su propia figura, polémica, y su carácter difícil, pero también por sus posiciones políticas, inclasificables, que le colocaban en un lugar complicado", afirma. "Sabato era ante todo, él mismo", resume.

    Fue entregado a Alfonsín, en un acto inolvidable para los argentinos

    'Sobre héroes y tumbas' le colocó entre los grandes de la literatura

    El informe 'Nunca más' llegó a conocerse como 'Informe Sabato'

    Presidió la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas

    Iba a recibir hoy un homenaje en la Feria del Libro de Buenos Aires

    En los últimos tiempos estuvo prácticamente recluido en su casa
    "Primero, El túnel, que tiene una trama casi policiaca, aunque se conoce el nombre del asesino desde la primera pagina, y después, Sobre héroes y tumbas, que habla de la historia pasada y presente del país, fueron en su momento enormes éxitos editoriales, una lectura muy seductora para miles de jóvenes", asegura Lojo. "Sabato habló a los argentinos sobre quiénes eran. Por eso tuvo tanto gancho. Sobre héroes y tumbas es una novela larga, con mucha capacidad de síntesis, que, escrita al poco de caer Perón, enlaza distintos tiempos de la construcción de país".
    Descendiente de padre italiano y madre albanesa, Sábato está considerado como uno de los grandes de la literatura latinoamericana no solo por sus novelas, incluida Abaddón el exterminador, sino también por su amplia obra ensayística sobre la condición humana. Obtuvo el Premio Cervantes en 1984, ocasión en la que pronuncio un discurso en el que describió El Quijote como "un simple mortal, tierno desamparado, andariego, el hombre que alguna vez dijo que por la libertad, así como por la honra, se puede y se debe aventurar la vida".
    Sabato tuvo también una vida andariega, marcada por la literatura y por su peculiar compromiso político, que le llevó al final de su vida a declararse más cercano al "anarco-cristianismo" y a Tolstoi que al activo comunismo de su juventud. El escritor empezó su vida profesional como físico, en Zurich (Suiza), pero muy rápidamente comenzó su actividad literaria y su amistad con el Grupo Sur, donde conoció a Victoria Ocampo y a Jorge Luis Borges, con quien mantuvo siempre una relación conflictiva pero que dio origen, en 1976, a un hermoso libro titulado Diálogos con Jorge Luis Borges. Fue en esa época cuando se casó con Matilde Kusminsky, con la que tuvo dos hijos, y que vivió con él hasta su muerte, en 1998.
    Su primera gran novela, El túnel (1948), un agudo ensayo psicológico, lleno de ironía, pero también de amargura y del pesimismo que marcaría toda su obra posterior, le proporcionó un inmediato reconocimiento no solo en Argentina sino internacional. Su segunda obra, Sobre héroes y tumbas, que incluye su estremecedor Informe sobre ciegos, le confirmó como un autor extremadamente original, pese a su lenguaje cotidiano y fácilmente accesible, y le colocó entre los autores mas grandes en lengua española. "Esa es la obra en que intento dar una versión total de mi realidad. De toda mi realidad, sobre héroes y tumbas, sobre esperanzas y desesperanzas, sobre la vida y la muerte, el bien y el mal", dijo en una entrevista.
    El fuerte carácter de Sabato, su egocentrismo y su gusto por las polémicas, origen de multitud de anécdotas, hicieron de él un personaje controvertido en las letras argentinas, aunque nunca se discutió su extraordinaria importancia literaria. "No se por qué, pero siempre fui especialista en hacerme enemigos", confesó el propio Sabato en una charla en 1996.
    Su vida y su obra no se comprende sin su faceta de luchador por los derechos humanos y su compromiso contra la dictadura militar que gobernó Argentina entre 1976 y 1983, pese a que en los primeros meses del golpe participó en una comida con el general Jorge Videla, a la que asistió también Jorge Luis Borges. Sabato se espantó al conocer los continuos asesinatos y abusos contra los derechos humanos que protagonizaba la dictadura y, como recordó ayer la periodista Magdalena Ruiz Guiñazú, "firmó todas las peticiones que pudo reclamando la aparición con vida de quienes habían sido secuestrados".
    Terminada la dictadura, Ernesto Sabato recibió el encargo del primer presidente democrático, el radical Raúl Alfonsín, de encabezar la recién creada CONADEP. El equipo de investigación de la Comisión recogió el testimonio y documentó minuciosamente 8.960 desapariciones y la existencia de 340 centros de detención ilegal y tortura. El informe tituladoNunca más, pero conocido también sencillamente como Informe Sabato, fue entregado a Alfonsín en un acto inolvidable para la inmensa mayoría de los argentinos, el 20 de septiembre de 1984, y dio origen al procesamiento y condena de los máximos responsables de las juntas militares de la dictadura, entre ellos el propio Videla, que fueron enviados a la cárcel. Sabato se opuso siempre a las leyes de Punto Final y a los posteriores indultos concedidos por el peronista Carlos Menem.
    El escritor sufrió durante mucho tiempo una fuerte depresión que le llevó un día, de visita en España, a contestar a quienes intentaban darle ánimos: "Ustedes no entienden nada. Yo me despierto cada mañana, y me doy cuenta de que soy argentino". Pasó sus últimos años sin escribir pero pintando, su segunda vocación artística, que siempre supo compaginar con la literatura.
    "La razón no sirve para la existencia", afirmaba. No quería que se le encasillara en ninguna tendencia literaria: "Tengo con la literatura la misma relación que puede tener un guerrillero con el ejército regular".
    Ernesto Sabato afirmaba a menudo que creía en el hombre, "a pesar", solía añadir, "de que estamos ante el animal más siniestro". "La vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil, que cuando uno empieza a aprenderlo, hay que morirse", se quejaba.
    - "Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne; supongo que el proceso está en el recuerdo de todos y que no se necesitan mayores explicaciones sobre mi persona". El túnel
    http://elpais.com/diario/2011/05/01/cultura/1304200801_850215.html
                                                    
    El túnel es una novela de estructura psicológica escrita por el argentino Ernesto Sabato. Presenta en el personaje de María Iribarne la comprensión de la totalidad y el absoluto a la vez que las zonas ocultas de misterio que impulsarán a Juan Pablo Castel a asesinarla. El pintor, al dar forma a su obsesión interna, debe renunciar a cualquier otra opción, en un proceso a la vez constructivo y destructivo que centrará el análisis de las motivaciones delcrimen. Obra esencial de Ernesto Sabato, El túnel nos entrega los elementos básicos de su visión metafísica del existencialismo. Es una obra en la que abunda el pesimismo en cada diálogo o pensamiento de los personajes.
    Tras su publicación en 1948, Sabato logró el reconocimiento internacional al recibir elogios de personalidades del mundo como Thomas Mann y Albert Camus.
    Resumen de el túnel 



    Juan Pablo Castell es un pintor que escribe su propia historia, empieza el relato confesando que es el responsable de la muerte de María Iribarne. Habla acerca de lo que piensa de los hombres, que todos son vanidosos, que aunque traten de ser modestos siempre actúan por vanidad. A él no le interesa lo que piense la gente, ni lo que puedan opinar, él se decide a escribir la historia de su crimen con la esperanza de que al menos una persona pueda comprender sus razones. Se queja de que nadie lo entiende y que la única persona que podría llegar a entenderlo fue la mujer a la que mató. 



    Conoció a María en un salón de pintura donde presentó un cuadro llamado “Maternidad”. Explica que no soporta a los críticos que empiezan a comentar su cuadro y que los encuentra charlatanes. El cuadro mostraba una mujer que miraba jugar a un niño, pero arriba, a la izquierda, a través de una ventanita, se veía una pequeña y remota escena de una mujer que miraba el mar y que estaba como esperando algo, una escena que sugería soledad absoluta. Nadie se fijaba en esa pequeña escena del cuadro excepto una muchacha que miró fijamente la ventanita. Después desapareció entre la multitud. 



    Una tarde la vio en la calle, la siguió hasta el edificio de la compañía T, entró en ella y la vio esperar el ascensor. Entonces conversaron y Juan Pablo le preguntó sobre la ventanita, si la recordaba y ella le dijo que la recordaba constantemente y luego se fue corriendo. Un día que la fue a esperar a la compañía la tomó del brazo y la llevó hasta la plaza San Martín para que conversaran, él le dijo que la necesitaba porque sabía que ella pensaba como él. Esa noche hablaron por teléfono, él le dijo que no había dejado de pensar en ella y que la llamaría al día siguiente. 



    A la mañana siguiente la llamó pero la mucama le dijo que se había ido al campo y que le había dejado una carta. Juan Pablo se dirigió a la casa de ella para buscar la carta, una vez allí habló con un tal señor Allende que era ciego, este le dijo que era el esposo de María y le pasó la carta que ella le había dejado. Allende le dijo que ella había ido a la estancia que era de su primo Hunter. 



    Una vez que María volvió comenzaron a verse continuamente, Juan Pablo la amaba pero sentía que María lo quería como a un hermano, discutían continuamente porque él le hacía muchas preguntas obsesivas acerca de sus antiguas relaciones con otros hombres y de su esposo Allende. En una de sus paranoias discutieron fuertemente y ella se marchó. A la mañana siguiente Juan Pablo la llamó pero ella se había ido a la estancia. 



    Juan Pablo se dirigió a la estancia para ver a María, fue allí donde se encontró con Hunter quien le presentó a una mujer flaca llamada Mimí. Hunter le explicó que María se había recostado porque se sentía mal. Una vez que llegó María se fueron a la playa y ahí tuvieron una conversación. Juan Pablo sentía que María era falsa, que le ocultaba cosas. Cuando él abandonó la estancia creyó que María lo seguiría pero no fue así. En su casa le escribió una carta a María en donde le decía que no entendía como podía estar con él, con Allende y con Hunter al mismo tiempo. Luego se arrepintió de haberla mandado y fue a buscarla pero en el correo no quisieron devolvérsela. 



    La llamó a la estancia amenazándola con que si no venía él se mataría, quedaron de verse al día siguiente. Esa noche Juan Pabln bebió mucho y ze acostó con una prostituta, se dio cuenta de que María se asemejaba mucho a ella en sus gestoz y llegó a la conclusión de que María era también una prostituta. Habían quedado de juntarse en la Recoleta pero María no llegó entonces él la llamó por teléfono y la mucama dijo que el señor Hunter la había llamado y ella había partido a la estancia. 



    Juan Pablo fue a la estancia en su auto una vez que llegó se escondió y esperó. Después de una espera interminable los vio bajando por la escalinata, iban del brazo, los vio caminar largamente por el parque. Entonces comenzó la tormenta, con truenos y relámpagos, luego empezaron a caer las primeras gotas. Juan Pablo se trepó hasta la planta alta por la reja de una ventana. Entró en la galería y buscó su dormitorio, empuñó un cuchillo y abrió la puerta. 



    Cuando se acercó a la cama ella le preguntó tristemente qué iba a hacer, él le respondió que tenía que matarla por haberlo dejado solo, entonces, llorando le clavó el cuchillo en el pecho. Corrió a Buenos Aires y telefoneó a la casa de Allende diciendo que tenía que verlo. Le gritó al ciego que venía de la estancia, que María era la amante de Hunter y que la había matado entonces el ciego le gritó que era un insensato. Luego fue a la comisaría y se entregó. En los meses de encierro intentó darle explicación a la última palabra del ciego: “Insensato” y el por qué de que Allende se hubiera suicidado. 



    Personajes principales 
    Juan pablo Castell 
    María Iribarne 



    Personajes secundarios 
    .Doctor prato 
    .Allende 
    .Richar 
    .La mucama 
    .Mimí hunter 
    .Lartigue 
    .Mapelli 



    Tiempo
    Enesta obra no se especifica el tiempo, pero dicen que el cuadro 
    que expuso Pablo lo hizo en el Salón de Primavera de “1946” 



    Espacio 
    Esta obra se realiza en Argentina, en Buenos Aires, pero mas 
    específicamente en lugares como: 
    •El Salón de Primavera de 1946. 
    •La Compañía T. 
    •La Calle Corrientes. 
    •El Café Marzotto. 
    •La Plaza Francia. 
    •La Avenida Centenario. 
    •El Puerto Nuevo. 
    •La Estación Constitución. 
    •La Estancia. 
    •El Mar de la Plata. 
    •El Taller de Pablo. 
    •La Casa de María. 



    Biografía de Ernesto Sábato 
    (Rojas, Argentina, 1911 - Santos Lugares, 2011) Escritor argentino. Ernesto Sábato se doctoró en física en la Universidad de la Plata e inició una prometedora carrera como investigador científico en París, donde había ido becado para trabajar en el célebre Laboratorio Curia. Allí trabó amistad con los escritores y pintores del movimiento surrealista, en especial con André Bretón, quien alentó la vocación literaria de Sábato. En París comenzó a escribir su primera novela, La fuente muda, de la que sólo publicaría un fragmento en la revista Sur. 
    En 1945, de regreso en Argentina, comenzó a dictar clases en la Universidad Nacional de La Plata, pero se vio obligado a abandonar la enseñanza tras perder su cátedra a causa de unos artículos que escribió contra Perón. Aquel mismo año publicó su ensayo Uno y el Universo (1945), en el que criticaba el reduccionismo en el que desembocaba el enfoque científico. El ensayo prefiguraba buena parte de los rasgos fundamentales de su producción: brillantez expositiva, introspección, psicologismo y cierta grandilocuencia retórica. 
    Su carrera literaria estuvo influida desde el principio por el experimentalismo y por el alto contenido intelectual de sus obras, marcadas por una problemática de raíz existencialista. Así, El túnel(1948) ahonda en las contradicciones e imposibilidades del amor, mientras que Sobre héroes y tumbas (1962) presenta una estructura más compleja, en que los diversos niveles de la narración enlazan vivencias personales del autor y episodios de la historia argentina en una reflexión caracterizada por un creciente pesimismo. Ambas novelas tuvieron gran repercusión y situaron a Sábato entre los grandes novelistas latinoamericanos del siglo. 

    El Túnel fue rápidamente traducido a diversos idiomas y llevada al cine. La narración tiene indudable originalidad y valores psicológicos relevantes: la confesión de Castel, que ha cometido un crimen, enfrenta al hombre de hoy con una sociedad desquiciada y resalta los contrastes con pincel agudo y lleno de color. El estilo está en consonancia con el tema, dentro de un desequilibrado equilibrio. 

    http://www.taringa.net/post/info/10579188/Resumen-de-el-Tunel-Ernesto-Sabato.html



    El túnel. Ernesto Sabato
    El túnel. Ernesto Sabato
    Desde mi punto de vista, una de las características principales de esta novela es que está narrada en primera persona, por lo que el lector verá los escenarios, los personajes, y el mundo que los rodea, desde la óptica del propio narrador, que a su vez es el protagonista principal de la historia.
    Juan Pablo Castel, pintor de profesión, es un hombre introvertido, de mente algo enfermiza, lleno de traumas, complejos, rencores, dudas existenciales…, que lo convertirán en un tipo solitario. Un soledad que le hará ver la vida desde un punto de vista muy particular. O quizás sea al revés, es decir, que su filosofía de la vida le lleve a la incomprensión del mundo que lo rodea, y por tanto a la incomunicación y a la soledad, y esto a su vez le haga tener esos pensamientos tan…. llamémosles “oscuros”. No lo sé, pero en cualquier caso el resultado final es el mismo.
    Ernesto Sabato utiliza en esta obra la técnica literaria denominada in extrema res, es decir comienza la narración donde finaliza la historia:
    Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne.
    así comienza esta novela, desvelándonos el final. A partir de ese momento el narrador y protagonista nos cuenta “su” particular versión de los hechos de una forma calmada, explayándose en sus pensamientos.
    Dentro de ese mundo de soledad e incomprensión en el que vive el protagonista, un día ve con cierto deleite como una mujer observa uno de sus cuadros expuestos en una galería, prestando especial interés a una zona del mismo: una ventanita a través de la cual se puede ver el mar y a una persona de espaldas observándolo. Según él, nadie, ni siquiera los críticos que tanto alaban su obra, se había fijado en ese minúsculo detalle.
    Desde ese mismo instante una obsesión crecerá en su interior, conocer a esa mujer, quizás la única que pueda entenderle. Con sumo detalle nos irá narrando su tormentosa pasión así como la extraña relación de amor y odio que termina manteniendo con ella. Y ésta es la verdadera historia de la novela. El final ya le conocemos.
    A mi, particularmente, la forma de actuar del protagonista me recuerda mucho a la de un determinado tipo de maltratador, que por desgracia, tan acostumbrados estamos a ver últimamente. No voy a contar nada más para no desvelar algo que pueda dar al traste con el intríngulis de la novela. Os dejo el resto para que lo averigüéis vosotros mismos y podaís sacar vuestras propias conclusiones.
    En definitiva, una novela breve, rápida de leer -excepto en algunos pasajes donde el narrador se explaya en exceso con sus pensamientos-, algo perturbadora e inquietante, pesimista, que nos revela los pensamientos más oscuros que puede llegar a tener un ser humano cuando se halla inmerso en el túnel en el que vive el protagonista.
    Fotograma de la película de 1987 dirigida por Antonio Drove
    Fotograma de la película de 1987 dirigida por Antonio Drove
    Se han hecho varias adaptaciones cinematográficas de esta novela. La primera fue en el año 1952, dirigida por León Klimovsky y adaptada por el propio Ernesto Sabato. Posteriormente, en el año 1977, y bajo la dirección de José Luís Cuerda, se realizó una adaptación para televisión. La última ha sido en el año 1987, una producción dirigida por Antonio Drove e interpretada por Peter Weller y Jane Seymour.
    Sobre el autor:
    Ernesto Sábato nació el 24 de junio de 1911 en la ciudad de Rojas, provincia de Buenos Aires, Argentina. En 1938 se doctoró en física en la Universidad de la Plata e inició una prometedora carrera como investigador científico en París. Allí trabó amistad con los escritores y pintores del movimiento surrealista, en especial con André Breton, quien alentó su vocación literaria. Fue en 1943, debido a una crisis existencial, cuando decidió alejarse de forma definitiva del área científica para dedicarse de lleno a la literatura. En 1945 regresó a Argentina donde impartió clases en la Universidad Nacional de La Plata, pero se vio obligado a abandonar la enseñanza tras perder su cátedra a causa de unos artículos que escribió contra Perón. Ese mismo año publicó su primer libro, el ensayo “Uno y el Universo”. Escribió tres novelas: “El túnel”, “Sobre héroes y tumbas” y “Abaddón el exterminador”, así como innumerables ensayos sobre la condición humana. Falleció en Buenos Aires el 30 de abril de 2011 .

    http://www.bibliofiloenmascarado.com/2011/05/28/resena-el-tunel-de-ernesto-sabato/

    [PDF](El Túnel - Ernesto Sábato)

    biblio3.url.edu.gt/Libros/sabato/tunel.pdf

    Santos García Zapata

    Editor del Diario Digital Notivargas.com y varios sitio web más, conductor del programa radial de mayor sintonía del estado Vargas "Contraste con Zapata". Creador del movimiento en pro de los perros de raza Pitbull llamado "NO A LA EXTINCIÓN DE PITT-BULL EN VENEZUELA “con más de 40 mil miembros.Director durante 11 años del diario Puerto.

    Sitio Web: Editor Director

    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: UN PESIMISTA COMPROMETIDO Ernesto Sabato Rating: 5 Reviewed By: Santos García Zapata
    Ir Arriba