Issur Danilovich Demsky, de nombre artístico Kirk Douglas (Ámsterdam, Estado de Nueva York9 de diciembre de 1916), es un actor y productor de cine estadounidense. Entre sus papeles en el cine destacan su interpretación del pintor Van Gogh en El loco del pelo rojo y Espartaco, de Stanley Kubrick. Su hijo es el actor Michael Douglas. Es hasta ahora una de las pocas leyendas vivas del cine clásico estadounidense.

Fue nominado en tres ocasiones para un premio Óscar de la Academia, aunque nunca lo ganó debido a sus tendencias izquierdistas conocidas; sin embargo, fue galardonado en 1996 con un Oscar honorífico por sus 50 años de dedicación a la industria del cine.
Muchos filmes que él realizó son épicos, pero la más famosa y destacable es su actuación en Espartaco, de Stanley Kubrick, junto con las no menos magistrales actuaciones de Peter UstinovCharles Laughton y Jean Simmons. Las interpretaciones de Kirk Douglas son intensas y convincentes.
Otra de sus famosas actuaciones y para la que fue nominado para Mejor Actor por tercera vez fue en El loco del pelo rojo, donde caracteriza al pintor Vincent Van Gogh y donde actúa Anthony Quinn. Curiosamente, Quinn sí ganó la estatuilla, como Mejor Actor secundario, por unos pocos minutos de actuación; ese fue un golpe bajo para Douglas.
Su fama es comparable a la de actores como Sir Laurence Olivier y Anthony Quinn. Dio a cada uno de sus films una marca distintiva donde la fuerza de sus actuaciones daba a cada film un renombre. Además co-dirigió varias películas y sostuvo un singular pleito con Stanley Kubrick por la producción de algunas de sus películas, lo que le restó fuerza en Hollywood y de hecho le sesgó en todas las nominaciones a premios.
Intervino tanto en comedias como en dramas y ha encarnado personajes duros pero de fondo muy vulnerable: El ídolo de barro (M. Robson, 1949), Brigada 21 (W. Wyler, 1951),Cautivos del mal (V. Minnelli, 1952), Otra ciudad, otra ley (J. Kanew, 1986), Oscar (J. Landis, 1991), Diamonds (1999). Ha participado en numerosas producciones para televisión y en 1988 publicó su autobiografía (El hijo del trapero).
En 1991 sobrevivió a un accidente en helicóptero en el que fallecieron dos personas. En 1994 le sobrevino una trombosis leve que le provocó serios problemas psicomotores (paraplejia. Habitualmente se le ve junto a su hijo Michael Douglas en algunos eventos del medio.
http://es.wikipedia.org/wiki/Kirk_Douglas



kirk douglas fotos filmografia biografia peliculas
KIRK DOUGLAS
(1916- )
Mide 1'75.
Kirk Douglas (de nombre real Issur Danielovitz Demsky) nació el 9 de diciembre de 1916 en Amsterdam, Nueva York. Sus padres eran inmigrantes rusos de religión judía.

En su juventud y a causa de la escasa económica familiar, Kirk tuvo que trabajar en varios oficios (entre ellos practicante de lucha y botones) para conseguir pagar la matrícula en la Universidad St. Lawrence, lugar en el que comenzó a interesarse por el mundo del teatro.
Más tarde estudió interpretación en la American Academy of Dramatic Arts.
Después de acudir al ejército estadounidense en la Segunda Guerra Mundial, Kirk comenzó a labrarse un nombre en el teatro neoyorquino de Broadway.
Gracias a la relevancia de sus actuaciones, Douglas firmó un contrato con Hal Wallis y debutó en la magnífica película de Lewis Milestone "El Extraño Amor De Martha Ivers" (1946), film en el que también aparecían Barbara Stanwyck y Van Heflin.
La figura del rubio intérprete no pasó desapercibida para el público y menos lo iba a hacer en sus trabajos posteriores.
Antes de finalizar los años 40 apareció en "Al Volver a La Vida" (1947) de Byron Haskin, primera película en la que compartió créditos conBurt Lancaster.
Sus mejores títulos en esta primera etapa de su carrera fueron "Carta a Tres Esposas" (1949) deJoseph L. Mankiewicz y "El Ídolo De Barro" (1949), un film sobre el mundo del boxeo dirigido por Mark Robson que le convirtió definitivamente en estrella y sirvió para que le nominasen por primera vez al Oscar de Hollywood.
En los años 50 Douglas se convirtió en una de las grandes personalidades de Hollywood.

Títulos como "El Trompetista" (1950), un film de Michael Curtiz sobre un músico de jazz, "El Gran Carnaval" (1951), sátira al periodista sensacionalista de de Billy Wilder, o "Brigada 21" (1951), película de ambiente policial dirigida por William Wyler que Kirk co-protagonizó con Eleanor Parker, fueron espléndidos trabajos en los que las enérgicas habilidades interpretativas de Kirk se hicieron sentir con vigor escénico.


Con la obra maestra de Vincente Minnelli "Cautivos Del Mal" (1952) Douglas obtuvo de nuevo una nominación al premio Oscar.
En la década de los 50 protagonizó títulos importantes como "Río De Sangre" (1952) de Howard Hawks, "20.000 Leguas De Viaje Submarino" (1953), adaptación de Julio Verne dirigida por Richard Fleischer, "Pacto De Honor" (1955), western de André De Toth, "La Pradera Sin Ley" (1955), film del Oeste dirigido por King Vidor, "El Loco Del Pelo Rojo", biografía de Vincent Van Gogh realizada por Minnelli por la que fue nominado por tercera y última vez como mejor actor, "Duelo De Titanes" (1957) de John Sturges, "Senderos De gloria" (1957), film antibélico dirigido por un joven Stanley Kubrick, la épica "Los Vikingos" (1958) otra vez dirigido por Fleischer, o "El Discípulo Del Diablo" (1959), un film de Guy Hamilton.
En esta última película apareció de nuevo con Burt Lancaster, tándem de actores que protagonizaron, junto a las citadas "Al Volver a La Vida", "Duelo De Titanes" y "El Discípulo Del Diablo", las siguientes películas: "El Último De La Lista" (1963) de John Huston, "Siete Días De Mayo" (1964) de John Frankeihemer y "Otra Ciudad, Otra Ley" (1986) de Jeff Kanew. En televisión compartieron grabación en el telefilm "Victory at Entebbe" (1976).
En "Senderos De Gloria" la producción corrió a cargo de su propia compañía llamada Bryna Productions.
Con Kubrick mantuvo una buena amistad y admiración mutua. Le volvió a contratar tras expulsar a Anthony Mann del rodaje de "Espartaco" (1960), un peplum que supuso un espléndido comienzo de decenio para Kirk.
Esta película también sirvió para rehabilitar el nombre de un condenado por la "Caza de Brujas", el guionista Dalton Trumbo.
Este período volvió a ser importante para Douglas, aunque la calidad de sus films se alejaron de su mejor época, la parte final de los años 40 y toda la década de los 50. Aún así, se merece destacar "El Último Atardecer" (1961) de Robert Aldrich, "Los Valientes Andan Solos" (1962) de David Miller, "Dos Semanas En Otra Ciudad" (1962) de Minnelli, "Ataque Al Carro Blindado" (1967) de Burt Kennedy o "Mafia" (1968) de Martin Ritt.
La siguiente década comenzó con un gran film, "El Día De Los Tramposos" (1970), título dirigido por Joseph L. Mankiewicz, pero continuó con títulos bastante olvidables a excepción de "La Furia" (1978) de Brian de Palma.
En ese momento, el ya veterano Douglas decidió probar fortuna como director y filmó y protagonizó la estimable "Los Justicieros Del Oeste" (1975). Anteriormente había debutado con "Pata De Palo" (1973).
Desde los años 80 en adelante compaginó la televisión con la gran pantalla, en la que todavía continúa apareciendo.
La Academia de Hollywood le otorgó un merecido Oscar honorífico por toda su carrera en 1995.
Kirk Douglas, progresista con inquietudes sociales, se casó en dos ocasiones. La primera con la actriz Diana Douglas (1943-1951) -con la que coincidió en "Pacto De Honor" (1955)- y la segunda con Anne Buydens, con quien contrajo matrimonio en el año 1954. Tiene 4 hijos, entre ellos, el famoso actor y productor Michael Douglas.

Películas criticadas






File:John Huston - publicity.JPG
John Huston (n. NevadaMisuri5 de agosto de 1906 - f. MiddletownRhode Island28 de agosto de 1987) fue un director,guionista y actor de cine estadounidense naturalizado irlandés que realizó numerosos clásicos del cine de Estados Unidos.

Comenzó en el cine como extra en alguna película, como El testaferroSantos del infierno o The Storm. Gracias a su padre, que era actor, fue guionista de varias películas de William Wyler (La casa de la discordia o Jezabel) y trabajó en una cantidad impresionante de guiones durante los años 1930 y principios de los años 1940 (El sargento YorkEl doble crimen de la calle MorgueEl último refugio, entre otras). Su primera película como director, de la que también fue guionista, El halcón maltés, sigue siendo considerada una obra maestra de la historia del cine, con Humphrey Bogart en el papel protagonista. Sus siguientes películas importantes también estuvieron protagonizadas por Bogart: El tesoro de Sierra Madre y Cayo Largo.
La reina de África, otra de sus obras maestras, rodada en 1951, demostró a su equipo hasta dónde estaba dispuesto a llegar para rodar una película, rodando en el Congo, con mosquitos, calor y todo tipo de enfermedades. Errol Flynn y Trevor Howard también sufrieron grandes penalidades durante el rodaje de Las raíces del cielo en el Chad.
Sin embargo, su carrera tuvo cierta irregularidad, al aceptar dirigir películas como La Biblia, producida por Dino de LaurentiisAnnie;Evasión o victoria, o Casino Royale, película de James Bond que contó con cinco directores distintos.
A pesar de eso, siguió haciendo grandes películas posteriormente, como Reflejos en un ojo dorado o Bajo el volcán.
Tuvo ocasión de dirigir a su propio padre, el oscarizado actor Walter Huston, en al menos cinco largometrajes, y también dirigió a su hija, Anjelica Huston, en El honor de los Prizzi y en Dublineses, entre otras.
 Se puede afirmar que Huston es uno de los grandes directores de la historia reciente del cine.


John Huston

Pocos directores, a bote pronto sólo se me ocurriría Sidney Lumet, han debutado con una película de la categoría de El Halcón Maltes (1941), iniciando así una carrera tan brillante como irregular, frenada temporalmente durante los años de la II Guerra Mundial y que se extendió a lo largo de más de cuarenta años con casi cincuenta títulos, sin contar sus innumerables intervenciones como intérprete. La película supuso la tercera adaptación de la novela homónima de Dashiell Hammett y contó con Humphrey Bogart en el papel del detective Sam Spade. El Halcón Maltés inauguró una estrecha colaboración entre ambos que se materializó en cinco películas, y pronto se convirtió en uno de los iconos del cine negro, siendo considerada como una de las pioneras del género, casi nada para una opera prima.

La Jungla de Asfalto (1950) fue otra de sus películas que evidenció la maestría de Huston detrás de la cámara y su soltura dentro de un género que ya había dejado atrás su etapa de plenitud. Sólo la pericia de un director de su talla pudo exprimir al máximo la novela W.R. Burnett y lanzarla a la categoría de obra maestra, una película que podría ser la definitiva del género, aunque posteriormente se hicieran más y muy buenas, del mismo modo que El Hombre que Mató a Liberty Valance (1962, John Ford) supuso el broche final para el western.

También significó un punto de inflexión en su filmografía Vidas Rebeldes (1961), una historia cargada de nostalgia en la que cuatro almas solitarias buscan y ansían aquello que de sentido a su amarga existencia. El hecho de que fuera el último trabajo de Clark Gable y Marilyn Monroe y que tuvieran en común una vida marcada por el tormento y la tragedia dio a la película una dimensión que, a día de hoy, hace que esa melancolía que transmite en cada fotograma se mantenga todavía latente.

No obstante, Huston fue de esos directores a los que le gustaba tocar todo tipo de género y, además, casi siempre con éxito. Uno de ellos fue el de aventuras, cuya película más importante sería, sin duda, El Hombre que Pudo Reinar (1975), en la que reunió a Sean Connery, Michael Caine y Christopher Plummer para protagonizar una historia escrita por Rudyard Kipling, la odisea vivida por dos farsantes en el antiguo reino de Kafiristán, una película que recoge como ninguna el alma aventurera y viajera atesorada en los textos del escritor británico.

Este podría ser perfectamente el último gran título de Huston, representativo de una inspiración exclusiva de los más grandes directores, a pesar de intercalar en ocasiones otros  films de menor entidad, como Evasión o Victoria (1981) , La Biblia (1966) o Los que No Perdonan (1960).


Otros títulos destacables de su filmografía:

El Tesoro de Sierra Madre (1948)
Cayo Largo (1948)
La Reina de África (1951)
Moby Dick (1956)
Freud, Pasión Secreta (1962)
La Noche de la Iguana (1964) 
Reflejos en un Ojo Dorado (1967)
El Juez de la Horca (1972)
El Honor de los Prizzi (1985)
Dublineses (1987)

Con K. Hepburn y H. Bogart en el rodaje de La Reina de África

De izq. a dcha. Huston, Roberto Rosellini y Peter Lorre, 1954

Con su hija, la actriz Angélica Huston, 1977

José Ferrer, John Huston  y Gregory Peck en el set de Moby Dick

Paul Newman y John Huston en El Juez de la Horca

Dennis Hopper, John Ford y John Huston, 1971

John Huston y Marlon Brando en Reflejos de un Ojo Dorado

http://elcineesnuestro.blogspot.com/2012/07/john-huston.html


Gelsomina es una joven de familia humilde, inocente, servicial y con muy pocas luces. Es la protagonista de La Strada (1954), interpretada por la actriz Giulietta Masina. Fue la musa del director Federico Fellini y con la que se casó en 1943, un matrimonio que duró cincuenta años y del que surgió una filmografía compuesta por siete largometrajes.
Fruto de la genialidad de Fellini, el personaje de Gelsomina surge del mismo modo que la mayoría de los que abundan en su obra, es decir, de sus recuerdos y vivencias. Así, vemos a Moraldo (Franco Interlenghi) en Los Inútiles (1953)partiendo de su Rímini natal hacia Roma para buscarse la vida, como ya hiciera el director en su juventud, o sus obsesiones adolescentes reflejadas en el púber Titta Biondi (Bruno Zanin) en Amarcord (1973): el sexo, la música, la poesía...
De esta manera, Gelsomina surge de una historia de la que tuvo noticia Fellini, la de una pobre mujer retrasada que quedó embarazada por un mercader ambulante. En el film tendremos, en vez de un mercader, un forzudo que dedica su vida a dar espectáculos aquí y allá, que recorre Italia en una destartalada moto-caravana. Este forzudo es el iracundo Zampanó, interpretado magistralmente por Anthony Quinn, un hombre insensible que compra a Gelsomina a su humilde familia, incapaz de alimentar más bocas.
Gelsomina servirá a los intereses de Zampanó colaborando con él en su espectáculo en el papel de payasa. Pero la palabra reciprocidad no está incluida en el diccionario de Zampanó, todo antipatía y mal carácter, y corresponderá a Gelsomina con continuos desplantes y humillaciones. Un alma cándida como ella  sin embargo, soportará todos estos maltratos, y continuará fiel al lado de Zampanó, sabiéndose sola en el mundo excepto por su presencia, el único ser que la ha acogido en su seno y la admite, aunque nunca le haya dado una muestra de cariño o un simple gesto de complicidad. Esa es Gelsomina, de la que el mismo Fellini dijo:

"Creo que hice la película porque me enamoré de aquella niña-viejita, un poco loca, un poco santa, de aquel desordenado, gracioso, desgraciado y tiernísimo payaso que llamé Gelsomina y que todavia hoy consigue hacerme llorar de melancolía cuando oigo su sonido de trompeta".



Sevilla. Abril de 2012

Olympus OM-4 Ti. Película Blanco y Negro de 100 ASA.














Autorretrato en el estudio, 1905.













Franz von Stuck, pintor, escultor, grabador y arquitecto simbolista y modernista alemán, (Tettenweis, 24 de Febrero de 1863- Munich, 30 de Agosto de 1928). Hijo de una familia de campesinos de la Baja Baviera, será tras instalarse en Munich desde 1878 cuando forje su futura progresión y relevancia como artista. Formado en la Escuela de Bellas Artes Plásticas de la ciudad y con posterioridad en La Academia Real de Bellas Artes. Expone por primera vez en 1889, su obra "El guardian del paraiso" en el palacio de cristal de Munich con motivo de la Exposición Internacional celebrada en la ciudad. Obra por la cual, recibe su primer premio al obtener la medalla de oro del certamen. Con posterioridad, en 1892 se convierte en uno de los miembros fundadores de la denominada "Muchener Sezession" ("Secesión de Munich"). Un símbolo de la reacción de los jóvenes creadores contra un arte imperante y oficial anclado en el pasado. En definitiva, una pretendida defensa de la modernidad frente al anacrónico academicismo reinante.
En otro orden de cosas, a partir de la década de los noventa integra sus creaciones en un mensaje, contenido y forma eminentemente simbolista. De hecho, tan sólo un año después ve la luz la que será hasta la fecha su obra simbolista más reconocida: El Pecado (1893). Además en ese mismo año, obtiene la medalla de oro de la Feria Mundial de Chicago y es nombrado profesor real.
Docente en la Academia de Arte de Munich desde 1895 y posteriormente director, tuvo entre sus alumnos a figuras clave como: Paul Klee o Wassily Kandisky entre otros. Influido en gran parte por el prodigio de Arnold Böcklin, sus cuadros están repletos de referencias mitológicas en forma de faunos, ninfas o centauros. Especializado en el desnudo femenino, destaca en su producción la presencia de las llamadas: "femmes fatales", utilizadas en gran medida como excusa para plasmar desnudo el cuerpo de mujer y como escudo para un mensaje puramente moralizador. En un juego misógino, tendencioso y perverso que es conveniente denunciar.

Entre sus trabajos como arquitecto, es necesario destacar, la construcción y diseño de los planos, muebles y decoración interior de la llamada "Villa Stuck" entre los años 1897 y 1898. No en vano, su excelente talento para la estética, le valió la consecución de la medalla de oro en la Feria Mundial de París en 1900 por el referido diseño de los muebles. Además, como curiosidad especial atención merecen los marcos de sus pinturas diseñados o tallados por el mismo y considerados como un elemento incorporado a sus pinturas.

Excluido y relegado al ostracismo, sus detractores siempre alegaron una falta de originalidad en toda su producción. Simbolista de escaso desarrollo y mero plagiador de Böcklin, fueron los argumentos críticos que no le permitieron perdurar y alcanzar una dilatada celebridad. A ello, le debemos sumar un hecho de notable relevancia para frenar su impulso y reconocimiento posterior. Su obra bien recogida y alabada por el régimen nazi y la figura de Adolf Hitler, en particular, debido a la notoria exaltación de la masculinidad en sus trabajos, no hizo más que aumentar, aún si cabe, su  marginal posición. Si bien, su genuino estilo mezcla de alegorías, enigmas y siniestras atmósferas le han valido un espacio que es inevitable recordar.


Amor Imperator, 1887-88.

Wild Chase, 1889.

Lucifer (grabado), 1890.

Lucifer, 1890.

The murderer, 1891.

El pecado, 1893.

Der Krieg, 1894.

El beso de la esfinge, 1895.

Wild Hunt, 1899. Caza salvaje.

Wounded amazon, 1903.

Sphinx, 1904.

Dos hombre luchando por una mujer, 1905.

Salomé, 1906.

Inferno, 1908.

El baño de Susana, 1913.

Agua y fuego, 1913.

Tilla Durieux, 1913.

Judith y Holofernes, 1927.

Adán y Eva.

Medusa.


 Franz von Stuck - Judith and Holofernes / Franz von Stuck
Franz von Stuck - Judith and Holofernes / Franz von Stuck
Sensuality, Franz von Stuck.