EL FIN DE LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA

Pocos son los productos fabricados hoy en día que no tienen 
una vida útil planificada. (Corbis)
Ivan Gil
La obsolescencia programada… la deriva de la sociedad del consumo. Bajo este clarividente título, el Centro Europeo del Consumidor (CEC) ha presentado un demoledor informe que ha puesto contra las cuerdas a los fabricantes de productos con una vida útil planificada deliberadamente de antemano.
Impresoras que dejan de funcionar al llegar a un número determinado de impresiones; lavadoras que se estropean a los 2.500 lavados exactos y ya no se pueden reparar; baterías de móviles programadas para que duren menos de dos años; televisores limitados en 20.000 horas de duración… son solo algunos ejemplos de las estrategias utilizadas por los fabricantes para reducir la vida útil de los productos. Y es que los bienes que compramos ya no duran lo mismo que hace unos años.
En Francia, estas prácticas llevan años levantando duras críticas entre las asociaciones de consumidores hasta el punto de que el grupo ecologista galo ha elevado al Senado una propuesta de ley para ponerle freno a estas estrategias comerciales. Las exigencias de mínimos que proponen coinciden con las recomendaciones hechas por el CEC a la UE: etiquetar los productos con la vida útil estimada por el fabricante, así como obligar por ley a incrementar la duración media de una lista de productos y, si se estropean antes, la garantía debería cubrir su coste.
Una lista interminable de artículos
Pocos son los productos que no están “programados para morir”, desde los automóviles hasta las medias. Sin embargo, entre ellos sobresale una serie de artículos, de esos que antes duraban para toda la vida, pero que ahora se han diseñado para funcionar, en el mejor de los casos, no más de dos o tres años. Estos son algunos de los ejemplos más polémicos denunciados en el famoso documental ‘Comprar, tirar, comprar’, dirigido por Cosima Dannoritzer, y en la numerosa bibliografía que pone el foco en esta cuestión.
Bombilla: cuando Edison puso a la venta su primera bombilla en el año 1881, la duración de este artículo ascendía a las 1.500 horas. Tres décadas después, se publicaba un anuncio en la prensa española donde se destacaban las bondades de una marca de bombillas con una duración certificada de 2.500 horas. Sin embargo, en 1924, un cártel que agrupaba a los principales fabricantes de Europa y Estados Unidos pactó limitar la vida útil de las bombillas eléctricas a 1.000 horas.
Medias de nailon: cuando los laboratorios DuPont comenzaron a comercializar este tipo de medias, a finales de los años 20, eran prácticamente irrompibles. Su éxito entre las mujeres fue total, pero descendió la venta de este tipo de productos porque no necesitaban comprar otras nuevas. Pocos años después, se comenzaron a comercializar unas medias más frágiles y que se rompían con extremada facilidad, lo que multiplicó el número de ventas.
Impresoras: la gran mayoría de estos productos contienen un chip que registra el número de impresiones. Cuando estas llegan al límite marcado por el fabricante, automáticamente dejan de funcionar. Existe la posibilidad de repararlas, pero sale más barato comprar una nueva. La única alternativa está en los programas de software libre,como Vitaly Kiselev, que resetea el chip limitador para que la impresora siga imprimiendo.
IPods y productos tecnológicos en general: cuando Apple sacó al mercado los primeros iPods, la batería les duraba entre 9 y 12 meses. Pasado ese tiempo la única opción posible era comprarse uno nuevo. El asunto llegó a los tribunales de la mano de una demanda colectiva de los usuarios. La presión judicial hizo que la empresa se comprometiese a prolongar la vida útil de este producto a un mínimo de dos años.
La multinacional también creó entonces un departamento de recambios para aquellos modelos que no ofrecían posibilidad de cambio de batería. La mayoría de fabricantes de productos tecnológicos aún no ofrecen la posibilidad de comprar o recambiar la batería de los móviles u ordenadores.
Automóviles: en los años 50 y 60, la vida útil de un coche era el doble que en la actualidad, cuya duración media no supera las tres décadas. La diferencia no está en los motores, sino en las piezas accesorias y hasta en la carrocería. Hoy en día, un simple sensor de posición de cigüeñal averiado puede inutilizar el vehículo. Asimismo,las cajas de cambios están programadas para funcionar unos 250.000 kilómetros, a pesar de que hay algunas que duran eternamente pero solo se comercializan para uso industrial, no particular.
Otro ejemplo más son los frenos. Tras un determinado número de ciclos de frenado comienzan a perder capacidad y se necesita cambiar el grupo hidráulico completo con el módulo de mando incluido. Al igual que si se estropea una pieza del limpiaparabrisas estamos obligados a cambiarlo entero.
¿Ruina económica o ‘sentido común’?
De salir adelante la propuesta de ley que debatirá el Parlamento francés, “los propios fabricantes se interesarán en producir bienes que duren más, para que así los consumidores no tengan que cambiarlos gratuitamente por otros antes de que expire la fecha límite de la garantía”, explican los ecologistas en la exposición de motivos de su propuesta de ley. Según el escrito, la duración mínima dependerá de cada producto, pero en ningún caso deberá ser menor a cinco años. Un objetivo cuyo horizonte sitúan no más allá del año 2016.
Las lavadoras se estropean a los 1.500 lavados, los televisores a las 20.000 horas de uso o la caja de cambios a los 250.000 kilómetros
Por otra parte, la propuesta de ley también incluye la imposición a los fabricantes de disponer de piezas de recambio a la venta para sus productos, así como la obligación de repararlos en caso de reclamación. Algunos de los lobistas de Bruselas ya han dejado claro en la prensa que estas medidas significarían un freno comercial que haría resentir el consumo interno, las exportaciones y, por ende, aumentaría la crisis de la economía europea.
Sin embargo, para el grupo ecologista galo se trata de “sentido común para proteger el medio ambiente y el bolsillo de los consumidores”. Los más críticos hablan de “complot” y “abuso” de las grandes industrias. Para Jean-Vincent Placé, miembro de la coalición gala Europe Écologie-Les Verts, estas prácticas demuestran que “la sociedad del consumo ha sobrepasado todos sus límites, y en este caso la obsolescencia programada debería estar tipificada como delito y ser llevada a los tribunales”.
El economista galo y defensor de las teorías del decrecimiento, Serge Latouche, es uno de los personajes públicos que más ha luchado contras estas prácticas. En su último libro titulado Bon pour la casse distingue tres tipos diferentes de obsolescencia planificada. En primer lugar estaría la técnica, relacionada con el funcionamiento básico del producto que se quedaría anticuado ante las nuevas posibilidades del entorno. En segundo lugar, Latouche se refiere a la obsolescencia programada para definir la necesidad inducida por la publicidad y el marketing para renovar un determinado producto o comprar el último modelo. Por último, el tercer tipo de obsolescencia sería la más popular; es decir, la programada. Sin embargo, para el economista estos tres tipos de obsolescencia “funcionan en simbiosis”.
La versión de los lobistas de las industrias que podrían verse afectadas por esta ley ha sido rebatida también en términos económicos. La mayoría de ellos coinciden en subrayar los puestos de trabajo que se generarían por el aumento de talleres y tiendas de reparación, así como de venta de piezas de recambio. Por otra parte, existen estudios en los que se analiza el aumento del poder de compra de los consumidores si se prohibiese la obsolescencia programada.

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013/06/01/los-productos-que-duran-toda-la-vida-existen-pero-no-interesan-119992/
'HARLEM SHAKE', UNA CANCIÓN PARA BAILAR, PARA PROTESTAR
 Y PARA DARLE LA VUELTA A LA INDUSTRIA


Manifestantes contra el presidente egipcio Mohamed Mursi bailan el "
Harlem Shake", frente a la sede de la Hermandad Musulmana. (REUTERS)


Cuando Harry Bauer Rodrigues, más conocido como Baauer, compuso Harlem Shake no podía imaginarse la bomba que tenía entre las manos. Se publicó oficialmente en mayo de 2012, pero explotó en febrero de este año más allá de cualquier posible expectativa, desatando una fiebre viral en Youtube y animando a la industria discográfica a cambiar los parámetros con los que mide el éxito. Estos son los principales méritos de su Harlem Shake, el ritmo más influyente de 2013.
UNO. Ha puesto a bailar a medio mundo. Tras ocho meses colgada en la red sin pena ni gloria, la canción desató uno de las mayores fenómenos de la historia de Youtube. El 2 de febrero, cinco adolescentes australianos conocidos por el seudónimo de Sunny Coast Skate hicieron un meme (vídeo viral) donde bailaban treinta segundos de la canción. Era su respuesta a un sketch del cómico Filthy Frank, que también usaba Harlem Shake. Ambos clips, muestras de humor absurdo,provocaron un brutal "efecto réplica": a mediados de febrero ya había 40.000 vídeos similares de gente bailando la canción de las maneras más delirantes. En total acumulaban 175 millones de visitas. Youtube calcula que han llegado a subirse hasta 12.000 memes en un solo día.
DOS. Ha traspasado barreras sociales. La multiplicación de meme fue posible por su extrema sencillez. Los elementos habituales son una cámara fija, un personaje enmascarado y un grupo de personas bailando. Suelen durar entre 30 y 32 segundos. Cualquiera puede tenerlo listo en una hora. Entre los participantes figuran grupos de soldados noruegos, jugadores de baloncesto de la NBA, actores de culebrones, presentadores millonarios como Jimmy Fallon o abuelas de ochenta años. ¿La cima del fenómeno? La popular serie Los Simpsons hizo su particular homenaje con Homer Shake. ¿El momento más peligroso? Los inconscientes estudiantes de Colorado (Estados Unidos) que grabaron su meme en pleno vuelo. Se ha abierto una investigación para determinar cómo fue permitido. ¿El mayor éxito de convocatoria? Las presuntas 70.000 personas que se reunieron en Tel Aviv (en el clip no se aprecian tantas). ¿La última sorpresa? El meloso Eros Ramazzottibailó la canción ante un estadio repleto en Milán. 
TRES. Ha cambiado las reglas de la industria. Hasta este mismo año, las grandes empresas del negocio musical no sabían cómo incorporar los fenómenos virales a sus mediciones de éxito. Pepinazos comerciales como Gangnam Style (Psy) o Somebody That I Used To Know (Gotye) estuvieron a un paso de forzar el cambio de las reglas, pero sólo fraguó con Harlem Shake. Ahora la poderosa empresa Billboard, órgano de la industria musical para medir las ventas, contabiliza también los clicksde Youtube, además de las ventas físicas, digitales y las emisiones por radio. 
Otra revolución es el nuevo sistema Content ID de Youtube, que permite contabilizar los clicks de vídeos que usan la canción. El resultado de incluir Youtube en el cómputo fue que Harlem Shake entró directa al número uno de la lista Billboard(Baauer ha recaudado al menos 58.000 euros vía Youtube, según The Guardian). Nada más conocerse la noticia, se cursaron 300 peticiones de entrevistas para Baauer, convirtiendo a este chico de 23 años en el músico más solicitadopor los medios. 
CUATRO. Ha servido como protesta política. Sin duda, la parte más extraña del fenómeno. El pasado febrero, un grupo de manifestantes bailaban el Harlem Shake frente al cuartel general del presidente egipcio Mohammed Morsi, líder del partido islamista. Intercalaban gritos de "fuera, fuera , fuera", habituales durante la Primavera Árabe. En Túnez, un grupo de jóvenes de un barrio rico bailaron el Harlem Shake mientras parodiaban a conocidos salafistas y a los emires del golfo, mezclados con bailarines en calzoncillos. El ministro de educación del país despidió al director de la escuela, pero este reflejo represivo fomentó gestos de solidaridad (entre otros, la web personal del ministro fue hackeada). También se realizó un Harlem Shake frente al ministerio de educación del país. "No nos dejan expresarnos con palabras, así que hemos decidido hacerlo bailando. La prohibición nos ha llenado de energía, es excitante desafiar la censura, da sentido a nuestras acciones", explicó un estudiante al diario The Guardian. 
CINCO. Ha rematado a los intermediarios. Tan importante como el resto es que el éxito de la canción ha confirmado la muerte de los intermediarios en la industria musical. La discográfica que edita la canción es Mad Decent, sello del influyente Diplo, productor de estrellas pop como Shakira, MIA o Beyoncé. Su teoría es que ya no hacen falta mánagers, discográficas o grandes departamentos de promoción. Usando internet y el sentido común se puede llegar tan lejos como cualquier superventas. 
Durante la explosión global del Harlem Shake sólo ha tenido que pedir ayuda una vez a la industria: firmó un contrato con Warner para que la canción sonase en la radio (el poder de las grandes cadenas todavía supera en mucho al de los podcasts y emisoras online). Sin una gran campaña promocional, la canción ha arrasado en Estados Unidos, Canadá, Australia, Rusia, la mayor parte de Europa, China , India, Japón, Jamaica y los Emiratos Árabes Unidos. ¿Llegará a canción del verano?
SEIS. Ha destapado cómo funcionan las demandas por sampleo. No todo han sido buenas noticias para Baauer. Con el éxito llegaron dos demandas por "sampleo" ilegal. El músico incorporó fragmentos de canciones ajenas para crear una propia. Por ejemplo utilizó una frase del reguetonero Héctor Delgado, más conocido como Héctor "El Father", cuyo grito de guerra dice: "Con los terroristas" (el elemento más polémico y distintivo de Harlem Shake). 
Además se utilizaron fragmentos de la canción Miller Time, original de un grupo hip-hop llamado Plastic Little. ¿Qué tipo de sentencia se espera? Puede ocurrir de todo: desde que se considere que no hay que pagar por tratarse de fragmentos demasiado cortos (sobre todo el de Delgado, que dura menos de cuatro segundos) hasta que se penalice la falta de aviso con la cesión completa de los royalties (algo que ya sufrieron The Verve al tomar sin permiso unos segundos de los Rolling Stones). En todo caso, los abogados ya están negociando. El incidente revela cómo funcionan actualmente las demandas por sampleo. Los músicos jóvenes y desconocidos no suelen pedir permiso cuando no esperan un gran éxito. Esoconlleva problemas si la canción triunfa. Por su parte, los artistas sampleados no interponen demandas hasta que se demuestra que la pieza ha generado grandes ingresos.
Posdata: Por cierto, ya que estamos, ¿esperaba alguien que el mayor éxito global de 2013 sólo tuviera tres palabras y que fueran "con los terroristas"?El planeta pop nunca deja de sorprendernos.

UNA GENERACIÓN DE JÓVENES ESTRELLAS 

SE HACE DE ORO EN LAS CABINAS

El DJ holandés Tiësto, en California en el año 2010. (Reuters)

El holandés Tiësto sigue en cabeza. Hablamos del primer discjockey en actuar en la inauguración de unos juegos olímpicos, los de Atenas 2004. Desde aquella confirmación mediática su gancho no ha parado de crecer. La página web Celebrity Net Worth estima que su patrimonio ronda los 57 millones de euros. Le siguen, por supuesto, Daft Punk, dúo francés de disco-tecno-funk que muchos no incluirían en la categoría de discjockeys por su elaborado show y lógica de estrella pop. En 2013 han sido los protagonistas de la campaña de lanzamiento más espectacular que se recuerda, la de su cuatro álbum de estudioRandon Access MemoriesOcupan empatados los puestos segundo y tercero, con un patrimonio de 46 millones de euros cada uno. Pueden leer la lista completa al final de este artículo.
Fiebre juvenil
La gran novedad es la pujanza EDM, siglas de Electronic Dance Music, que aluden a una joven generación de pinchas que cultivan sonidos electrónicosespecialmente accesibles y aptos para estadios. El francés David Guetta, tan amado como odiado, fue el veterano que abrió camino. Comenzó a construir su imperio en las noches "Fuck Me, I´m Famous" de Ibiza. El joven mejor posicionado para sucederle es Skrillex, lo más parecido a Justin Bieber que tiene la cultura de clubes. Se calcula que en 2012 duplicó su fortuna, además de levantar tres premios Grammy. El querubín sueco Avicci ha pegado el estirón comercial gracias al respaldo deMadonna, que le incluyó como invitado en su última gira. 
Otros pesos pesados fueron Swedish House Mafia, trío masculino que ganaron tanto dinero en los últimos cinco años que decidieron hacer un tour de despedida en 2012. Todavía en la primera mitad de la treintena, sus exmiembros están entre lo más codiciado por festivales, marcas comerciales y grandes discotecas este verano. El único medio que, de momento, ha puesto en duda la lista es la web especializada In The Mix. No porque le parezca que los números están hinchados, como suele ser habitual, sino por la intuición de que Swedish House Mafia o Calvin Harris (30 años, colaborador de Rihanna) deben tener patrimonios mucho mayores.
Cuatrocientos mil euros por noche
La generación EDM es la primera que logra llenar en Estados Unidos salas de 20.000 asientos como el Staples Center de Los Ángeles (donde juegan los Lakers) o el Madison Square Garden de Nueva York (donde actúan las mayores estrellas de la música). La retribución media típica de los nombres populares de la escena EDM es de 76.000 euros por noche. 
En la parte alta de la lista pueden darse cheques de 300.000 a 600.000 euros por shows especiales. Dos empleados de contratación de grandes festivales españoles comentaba en privado en el Primavera Sound que esperan que Daft Punk soliciten 400.000 euros por actuación para figurar como cabezas de cartel en 2014. 
Carril de aceleración
Ricard Robles, director del Sónar, explica así el fenomeno EDM: "Ahora se pasa del underground al Top 40 de manera más rápida que nunca. Un niño haciendo música en su habitación puede estar llenado estadios en un par de años. Hace poco las grandes corporaciones se han dado cuenta de que los DJs podían ser rentables. 
 
Los de Live Nation (la mayor promotora de conciertos del mundo) decidieron apostar por este tipo de artista y eso ha cambiado las reglas del juego. Se ha abierto el mercado de Estados Unidos. Las estrellas del hip-hop deben de estar jodidos porque en los despachos han decidido apoyar a los DJs para hacer shows en Las Vegas y estadios deportivos".
Sin miedo a los impuestos
Los redactores de la lista otorgan especial mérito a Tiësto, ya que ha amasado una fortuna de 75 millones a pesar de pagar un 52 % por ciento en impuestos por su nacionalidad holandesa. Se calcula que cobra una media de 200.000 euros por sesión. Sus gastos de empresa deben de ser mareantes, ya que viaja en un jet privado modelo Gulfstream customizado. Abajo ofrecemos la lista completa de los más ricos, realizada basándose en venta de discos, royaltiesmerchandising, ingresos por sesión, licencia de temas para anuncios o espacios de televisión, campañas publicitarias e inversiones diversas. 
Celebrity Net Worth advierte que si algunos encuentran las cifras demasiado bajas es porque "se han restado los impuestos, el pago a mánagers y equipos de abogados". Visto el método, solo queda la lista. ¿Aparece su "pincha" favorito?
  1. Tiësto – 57 millones de euros
  2. Guy-Manuel de Homem-Christo (Daft Punk) – 46 millones de euros
  3. Thomas Bangalter (Daft Punk) - 46 millones de euros
  4. Paul Oakenfold – 44 millones de euros
  5. Paul van Dyk – 40 millones de euros
  6. John Digweed – 35.5 millones de euros
  7. Armin Van Buuren – 32 millones de euros
  8. Judge Jules – 30.5 millones de euros
  9. Sasha – 30.5 millones de euros
  10. Pete Tong – 24 millones de euros
  11. Moby – 22.5 millones de euros
  12. David Guetta – 22.5 millones de euros
  13. Steve Aoki – 21.5 millones de euros
  14. Fatboy Slim – 17.5 millones de euros
  15. The Chemical Brothers – 15 millones de euros
  16. Ferry Corsten – 14.5 millones de euros
  17. Deadmau5  13.5 millones de euros
  18. Carl Cox – 12 millones de euros
  19. Skrillex – 12 millones de euros
  20. Benny Benassi  11.5 millones de euros
  21. DJ Pauly D – 11.5 millones de euros
  22. Sven Vath –10.7 millones de euros
  23. Jeffrey Sutorius (Dash Berlin)  10.3 millones de euros
  24. Calvin Harris  10 millones de euros
  25. Avicii – 9 millones de euros
  26. Afrojack  8.4 millones de euros
  27. Kaskade  7.6 millones de euros
  28. Sebastian Ingrosso (Swedish House Mafia) – 7.6 millones de euros
  29. Steve Angello (Swedish House Mafia)  7.6 millones de euros
  30. Axwell (Swedish House Mafia) – 7.6 millones de euros
  31. Hardwell – 7.2 millones de euros
  32. Darude – 6.8 millones de euros
  33. ATB aka Andre Tanneberger – 6.5 millones de euros
  34. Richie Hawtin – 6.5 millones de euros
  35. Jono Grant (Above & Beyond) – 6 millones de euros
  36. Paavo Siljamäki (Above & Beyond) – 6 millones de euros
  37. Tony McGuinness (Above & Beyond) – 6 millones de euros
  38. Gareth Emery – 5.3 millones de euros
  39. Diplo – 5 millones de euros
  40. Erick Morillo – 4.5 millones de euros
  41. Alesso – 4.5 millones de euros
  42. Martin Solveig – 4 millones de euros
  43. Eric Prydz – 3.5 millones de euros
  44. Markus Schulz – 3 millones de euros
  45. Mark knight – 3 millones de euros
  46. Adam Beyer – 2.5 millones de euros
  47. Danny Tenaglia – 2.5 millones de euros
  48. Little Louie Vega – 1.5 millones de euros
  49. Morgan Page – 1.5 millones de euross

Europa y la crisis internacional Reportaje al sociólogo alemán Ulrich Beck
El prestigioso sociólogo Ulrich Beck advierte sobre el riesgo de una división entre los países del Norte y del Sur en Europa. El investigador de la Universidad de Munich y de la London School of Economics es muy crítico de la estrategia alemana para abordar la crisis. La define como “Merkiavelo”, combinación de Merkel y Maquiavelo. Afirma que la líder política de Alemania, Angela Merkel, utiliza la idea de “menos Europa” de los británicos para derivar los problemas hacia otros países e imponer el neoliberalismo.



“Podemos introducir el concepto de ‘Merkiavelo’, combinación de Merkel y Maquiavelo”, afirma el sociólogo alemán Ulrich Beck.
Imagen: EFE

“La Unión Europea...”







 Por Natalia Aruguete
La crisis en Europa ha desatado una tensión estructural entre distintos proyectos europeos. Los programas de ajuste que intentan salvar el euro trazaron los contornos de otra Europa. Una Europa dividida, advierte Ulrich Beck, en su reciente libro Una Europa alemana (Paidós). ¿Dividida entre qué, entre quiénes? Beck describe dos fronteras: una discurre entre los países del Norte y los países del Sur. Otra distingue a los países del euro “obligados a actuar” de aquellos que, aun integrando la Unión Europea, no se adhirieron a la moneda común y “ahora tienen que ver cómo se toman decisiones cruciales sobre el futuro de la Unión sin contar con ellos”. En una región donde casi uno de cada cuatro jóvenes menores de 25 años no encuentra trabajo, en países muy endeudados como España, Grecia, Portugal se vislumbra una tercera brecha: los gobiernos aprueban los paquetes de ayuda; las poblaciones las desaprueban, observa este investigador de la Universidad de Munich y de la London School of Economics. Invitado por la Universidad de General San Martín y la Fundación OSDE, el prestigioso sociólogo alemán dialogó con Cash sobre la polarización que experimentan los habitantes del Viejo Continente, no solo entre países deudores y acreedores, sino entre la elite política y una población fuertemente empobrecida. Pero pese a reconocer el resquebrajamiento producido por una crisis que “no se pudo anticipar”, Ulrich Beck reniega de un nacionalismo que considera “enemigo” y propone que las naciones y los nacionalismos se abran a Europa y al mundo. Sólo así las naciones podrán sobrevivir, concluye.
¿Por qué cree que están surgiendo en Europa tantas consultas populares, como lo que ocurrió en Cataluña, en Escocia y lo que se planea en Gran Bretaña?
–Hasta el momento, la Unión Europea ha sido un proyecto de elite, era útil a las elites económica y política. Durante un tiempo, se creyó que los ciudadanos europeos no estaban en condiciones de participar –se pensaba que se los sobreexigía– pero hoy hay suficientes muestras de que es necesario pensar sobre este tema.
¿Pensar qué concretamente?
–De qué manera la ciudadanía puede formar parte de todo esto, lo cual implica un desafío para la integración europea.
En relación con la integración europea, ¿qué considera que busca el gobierno británico mediante la consulta popular que pretende llevar a cabo para definir si sigue o no dentro de la Unión Europea?
–Los británicos siempre fueron los grandes escépticos de la Unión Europea. Ahora, la crisis del euro los ha encontrado en un momento complicado. Mi caso personal es interesante, porque yo tengo parte de mi corazón británico también, y pienso en este tipo de problemas como europeo-alemán pero también como europeo-británico.
¿Por qué es complicada la situación de los británicos?
–Creo que el premier británico de alguna manera se ve forzado, producto de una serie de tensiones en el interior de su partido, a realizar esta consulta. Mi colega, el sociólogo Anthony Guiddens, afirma que lo más probable es que siga existiendo en Gran Bretaña una mayoría silenciosa de europeos que es favorable a permanecer en la Unión Europea. Hay una gran parte de la clase media y también de los que viven en el campo que están mucho más vinculados con Europa de lo que se ve habitualmente en los medios. Si uno se pregunta si hay alguna voz europea realmente fuerte en Gran Bretaña, se puede decir que sí.
¿De dónde proviene esa “voz europea fuerte”?
–La economía británica. Y si uno se sigue preguntando si existen otras voces, aliadas de Gran Bretaña, a favor de que continúe dentro de la UE, hay que decir que sí. Se trata de la administración de Barack Obama, que prácticamente ruega porque Gran Bretaña permanezca dentro de la Unión Europea. Sólo de esa manera Gran Bretaña tiene una voz decisiva y de peso en el mundo, que es además una voz del mundo anglófono. El punto central –que es la conclusión a la que hemos llegado de manera independiente Anthony Guiddens y yo– es que Gran Bretaña se encuentra ante dos alternativas. Una sería salir de la Unión y pasar a ser insignificante y a su vez dividirse internamente, ya que seguramente los galeses y los escoceses permanecerían dentro de la UE.
¿Y cuál sería la segunda opción?
–La otra sería pasar a ser miembro de la Eurozona. Es decir, participar como miembro implementando el euro, porque solamente a través del euro el país tiene una influencia real sobre Europa. De alguna manera, el experimento Europa se ha restringido a la Zona Euro.
Independientemente del caso particular de Gran Bretaña, ¿usted visualiza una tendencia hacia el surgimiento de sentimientos nacionalistas en distintos países de Europa desde que se desató la crisis?
–Eso sí. Es completamente evidente. Nadie lo podría negar. Hay movimientos nacionalistas aunque no dan una respuesta a la crisis. Y se podría ir un paso más allá y decir que los nacionalismos actuales son los enemigos de la Unión Europea.
¿Por qué los llama “enemigos”?
–No es que crea que Europa puede ser posible sin cierto orgullo nacional de los europeos, pero lo que debería suceder es que las naciones y los nacionalismos se abrieran hacia Europa o hacia el mundo, porque las naciones solamente pueden sobrevivir y generar una nueva soberanía por medio de esa apertura (a Europa y al mundo). ¿Quiere que lo ejemplifique?
Sí.
–Se suele pensar a las instituciones europeas de manera demasiado homogénea. Se cree que hay versiones nacionales que se bloquean mutuamente, pero lo cierto es que hay una especie de escisión tanto en las elites como en la población. Si tomamos el ejemplo de la crisis europea, se ha estado pensado desde el Banco Central Europeo o el Ministerio de Finanzas alemán en posibles nuevas instituciones europeas.
¿Cuáles?
–Un sistema bancario europeo o un impuesto a la transacción financiera a nivel europeo o, incluso, la idea de un gobierno económico europeo. Todos estos elementos, que han sido muy discutidos al interior de los partidos, serían caminos posibles. En Alemania, pero también en otros lugares, hay una suerte de confrontación entre los que serían arquitectos de Europa, que proponen nuevas instituciones, y los ortodoxos nacionalistas del Estado, que dicen por ejemplo en Alemania que la Constitución prohíbe o impide determinadas instituciones europeas. Esta división, o estos dos modos de pensarlo, atraviesan a los partidos, a las instituciones.
¿Es posible llevar este razonamiento al caso griego? En ese país, algunos expertos heterodoxos plantean la necesidad de recuperar soberanía nacional que les permita tomar decisiones sobre su política económica, de manera independiente de la Unión Europea.
–En Grecia, desde los economistas y políticos con orientación económica se generan grandes ilusiones. Algunos, por ejemplo, plantean que Grecia debería salirse del euro y volver a introducir el dracma, y que eso solucionaría tanto los problemas griegos como los problemas europeos.
¿Y usted qué piensa?
–Que no solo es una especie de ceguera de la realidad económica en Europa, sino también una especie de analfabetismo. En realidad, lo que sucede es que está establecido el modo en que los países ingresan en la Eurozona, pero no hay nada escrito sobre cómo pueden salirse de la Eurozona. Es decir que habría que inventar cómo sería ese procedimiento. Y sabemos lo mucho que le cuesta a Europa ponerse de acuerdo. No podría suceder esto en contra de la voluntad de Grecia, y un 80 por ciento de los griegos quiere permanecer en la Eurozona.
Mencionó la palabra “analfabetismo”. ¿A qué se refiere?
–Como muestra del analfabetismo económico pienso que, inclusive en el caso de que Grecia saliera de la Eurozona, de todos modos se enviarían grandes paquetes de ayuda económica a Grecia porque no dejaría de ser parte de la Unión Europea. Y si esto sucediera, entonces los tribunales europeos se verían sobrepasados de trámites legales, porque las bases del sistema estarían siendo violadas, se estaría yendo en contra de las leyes y eso también implicaría mucho dinero.
En el encuentro que mantuvieron Angela Merkel y David Cameron hace unas semanas, se ha planteado la necesidad de tener una UE “más flexible y competitiva”. ¿Qué significaría para los más de 25 millones de desocupados que hay actualmente en la Unión esa propuesta?
–Allí podemos introducir el concepto de “Merkiavelo”, combinación de Merkel y Maquiavelo. Ella utiliza la idea de “menos Europa”, del premier británico, para derivar los problemas hacia otros países e imponer el neoliberalismo afuera. Yo creo que esto es contraproducente y no creo que sea el futuro político, porque después de las elecciones de septiembre en el Parlamento alemán, seguramente va a aparecer una nueva constelación política.
Angela Merkel tiene altísimas chances de ganar.
–No es tan simple.
¿Por qué? Los datos parecen firmes.
–Si bien el partido de Merkel será el más fuerte, seguramente no podrá armar una coalición con los liberales. Entonces debería pensar en armar una gran coalición con la socialdemocracia, si no se piensa en un gobierno de una minoría con los verdes. La situación hoy ya es bastante tensa, tanto en el gobierno como en el Parlamento alemán, porque Merkel obtiene su mayoría más por la oposición que como mayoría dentro de su propio partido. Si pensamos en términos de política interior, tenemos el siguiente escenario. Frente a la situación catastrófica de la juventud, dentro de la cual el cincuenta por ciento de los universitarios –la generación mejor formada– se encuentra ante un mercado que le cierra sus puertas, en la medida en que los socialdemócratas participen de la determinación de la política interna no será tan fácil que apoyen esa tendencia (la propuesta por Angela Merkel).
Este escenario en el mercado del trabajo, ¿en qué sentido se asimila a lo que usted llama “la sociedad del riesgo”?
–Sí, se trata precisamente de un ejemplo de esto. En muchos casos se suele pensar que esta sociedad del riesgo aparece como controlable, pero la realidad es que es imprevisible. Europa se encuentra en este momento ante una crisis que no se pudo anticipar, y precisamente si se trata de anticipar esta problemática entonces se empiezan a desarrollar nuevos escenarios de poder dentro de Europa. De a poco empiezan a aparecer nuevas respuestas políticas a este renovado escenario de poder
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/cash/17-6837-2013-06-02.html
Beck,Ulrich 2007.jpg
Ulrich Beck (2007)
Ulrich Beck (n. SłupskPomerania15 de mayo de 1944) es un sociólogo alemán. Actualmente es profesor de la Universidad de Múnichy de la London School of Economics.
Beck estudia aspectos como la modernización, los problemas ecológicos, la individualización y la globalización. En los últimos tiempos se ha embarcado también en la exploración de las condiciones cambiantes del trabajo en un mundo de creciente capitalismo global, de pérdida de poder de los sindicatos y de flexibilización de los procesos del trabajo, una teoría enraizada en el concepto de cosmopolitismo. Beck también ha contribuido con nuevos conceptos a la Sociologíaalemana, incluyendo la llamada "sociedad del riesgo" y la "segunda modernidad".


Una gran escultura recordará la matanza en
El Aguaucho, que ilustra la intensa represión
de los golpistas contra las mujeres en Fuentes
de Andalucía, donde hubo 27 asesinadas

Representación teatral del 'Romance de el Aguaucho'.PÚBLICO

RAFAEL GUERRERO SEVILLA

"Se llevaron a las más nuevas, a las más jóvenes". Esa era la frase que repetían a mediados de los 90 los últimos testigos que vieron partir a un grupo de jóvenes raptadas por unos señoritos que las hicieron desaparecer el 27 de agosto de 1936 en lo que se conoce como el crimen de El Aguaucho. Entre los miles y miles de asesinatos de la represión franquista, el de este cortijo situado entre las poblaciones sevillanas de Fuentes de Andalucía y La Campana es de lo más execrable. De la tradición verbal sotovocce durante décadas ha pasado a ser reconocido, documentado y publicado por investigadores como José Moreno yJosé María García Márquez.
La represión en Fuentes de Andalucía estuvo revestida de unas características extremas en cuanto a intensidad y violencia, sin que hubiera ningún pretexto revanchista, ya que este pueblo de 8.400 habitantes entonces –ahora mil menos– fue tomado al día siguiente del golpe de estado. No hubo, por tanto, ninguna víctima de derecha y los asesinados izquierdistas fueron 114. Pero, además, este municipio sevillano, situado a 60 kilómetros de la capital, arrojó la mayor proporción de mujeres asesinadas: hasta un total de 27, entre las que se encuentran las cinco jóvenes de entre 16 y 22 años que fueron secuestradas, humilladas, violadas, asesinadas y arrojadas a un pozo de la finca de El Aguaucho.
José Moreno: "Me puse a investigar con los más viejos, comprobando que todavía a mediados de los años 90 había miedo a contar lo que pasó"
Cuando el concepto memorialista aún no había tomado carta de naturaleza en España, el investigador local José Moreno comenzó a hacerse preguntas al comprobar cómo Rafael Jiménez Lora un veterano apodado "el rubito de las gaseosas" se cambiaba de acera de vez en cuando para evitar encararse con otros viandantes y se justificaba diciendo: "no quiero cruzarme con asesinos". "Se me iluminó la mente y me puse a investigar con los más viejos, comprobando que todavía a mediados de los años 90 había miedo a contar lo que pasó", comenta Moreno, que en 1999 publicaría un libro basado en la memoria oral que removió las conciencias, del que en pocos meses saldrá una segunda edición ampliada sobre la represión y, en especial, sobre la ‘matanza de El Aguaucho'.

Aunque durante mucho tiempo se ha especulado sobre cuántas fueron las jóvenes asesinadas allí, finalmente Moreno asegura aPúblico que fueron cinco: las hermanas Coral y Josefa García Lora (16 y 18 años), María Jesús Caro (18), Josefina Lora (18) y María León (22). Se da la circunstancia de que otra hermana de las dos primeras había sido fusilada diez días antes. El delito de las hermanas García Lora era haber confeccionado una bandera republicana y haberse señalado en la gran manifestación que recorrió el pueblo el 1º de Mayo del 36. Todas las asesinadas eran sirvientas en casas de señoritos y habían dejado de acudir al trabajo cuando sus señores decidieron boicotear la recolección de las cosechas para tensionar la República.
De modo que aquel 27 de agosto del 36 por la mañana los señoritos quisieron dar un escarmiento ejemplar. Las secuestraron, las subieron a una camioneta y se dirigieron a la finca El Aguaucho, donde las obligaron a cocinarles, las violaron, las asesinaron y las arrojaron a un pozo. A la caída de la tarde, se vio a los asesinos volver al pueblo en estado de embriaguez y con la ropa interior de las víctimas ensartada en sus fusiles a modo de trofeo de caza.

Los nombres y apellidos de los autores de los crímenes de Fuentes de Andalucía –de los muchos que hubo y no sólo de El Aguaucho– no se reflejan en ninguna publicación, aunque están en la mente de muchos. Virtudes Ávila (78 años) no olvida que le robaron una infancia familiar, ya que cuando tenía año y medio los golpistas fusilaron a su padre, que era teniente de alcalde, y dos meses después hicieron lo mismo con su madre, sin apiadarse de que estaba embarazada de ocho meses.
Para colmo, no dejaron que sus tías se hicieran cargo de ella y la internaron en un convento, donde las monjas le cambiaron el nombre. "Me bautizaron como Angelitas, porque eran de Sor Ángela de la Cruz, y me enseñaron a coser, a rezar y a pedir dinero", nos dice. No como a las alumnas de pago, educadas para ser señoritas. Las huérfanas de los ‘rojos' sólo podían ser sirvientas. "Una monja que me quería mucho me dijo: mira Angelita, esos muebles que nos han traído al convento eran de tus padres. Y es que no sólo se llevaron sus vidas; la casa se la quedó entera el criminal más grande que había en el pueblo", dice Virtudes sin mentar su nombre.
Juan Morillo: "Es importante que en la comisión estén los hijos y los nietos de los dos bandos de la guerra"
Tantas historias de intensa represión derechista han dejado huella profunda en la configuración sociológica de Fuentes de Andalucía, sin duda una de los pueblos más de izquierdas de Andalucía y de España. De sus 15 concejales, 7 son de una escisión de IU –alcalde incluido–, otros 7 del PSOE y tan sólo uno pertenece al PP. Es un pueblo de gran compromiso memorialista, como se demuestra en que hace dos años se constituyó una comisión unitaria. Juan Morillo, su portavoz, se jacta de esa fuerte afición por la memoria histórica: "No es una asociación de memoria histórica al uso, es una comisión unitaria en la que están representadas todas las instancias del pueblo, desde el ayuntamiento, los pensionistas, los partidos, los sindicatos, los clubs deportivos, etc. Todos menos la Iglesia y la derecha. Además, es muy importante que en la comisión estén los hijos y los nietos de los dos bandos de la guerra".

En dos años de funcionamiento de la Comisión por la Memoria Histórica Fontaniega se han impulsado multitud de actividades, como un gran festival musical y cultural para recaudar fondos y el estreno de una obra de teatro titulada El Romance de El Aguaucho escrita por Juan Morillo en recuerdo de aquel imborrable episodio de ignominia. El grupo de teatro amateur El Gallo Rojo ya ha sumado más de 40 representaciones por toda la provincia de Sevilla, pero sus actores confiesan "sentir la misma angustia, tristeza y pena" cada vez que salen al escenario.
La comisión memorialista va a culminar estos dos años de vida el próximo 23 de junio con la inauguración de un gran monumento costeado por suscripción popular (10.800€, de los que 5.000 pone el Ayuntamiento), que quedará emplazado en los jardines Luchadores por la Libertad de Fuentes de Andalucía con el que se rendirá homenaje a esas 27 mujeres asesinadas en 1936, representadas por las víctimas de El Aguaucho. Se trata de una obra de acero que se eleva hasta 10 metros de altura, "como un pozo hacia la vida" en palabras de Juan Morillo. El escultor Paco Parra asegura que no ha sentido ni disfrutado más que realizando esta obra, pese a sus veinte años de experiencia artística. Parra recuerda su inspiración cuando se lo propusieron: "Pensé en humedad, en libertad y en acero representándolo: un pozo invertido y palomas en su extremo fueron las figuras que afloraron en mi mente".