728x90 AdSpace

alojamiento wordpress
  • Más Nuevos

    martes, 23 de julio de 2013

    "Celebración".Botero en el Bellas Artes de Bilbao


    "Cuando se observa un cuadro, es importante reconocer de donde procede el placer. Para mí es la alegría de vivir unida a la sensualidad de las formas. Por esto, mi problema es expresar sensualidad por medio de formas".
                                                                                                                                                                   Fernando Botero.
    Caballo con Bridas.1970

    Coincidiendo con su 80 cumpleaños Fernando Botero expone, bajo el título "celebración",  80 obras en Bilbao: una escultura ,Caballo con Bridas” de 1970,  que como un enorme caballo de Troya nos sorprende en la calle Gran Vía y  79 pinturas,  en la sala BBK del Museo de Bellas Artes.

     Los amantes de la obra de Botero pueden celebrar la oportunidad de poder hacer un recorrido por lo más representativo de   años de inagotable trabajo de este singular artista.
    La exposición se organiza  en torno a  seis  bloques temáticos:
    su obra temprana, el tema de latinoamérica, la religión y el clero, el circo, versiones de maestros de la pintura occidental, la serie de Abu Ghraib, los toros y la  naturaleza muerta.

    Para comprender los temas desarrollados en la pintura de Botero es clave saber que no pinta frente a un modelo, sino que pinta de las sensaciones, los recuerdos, la impresión que conserva de las imágenes observadas en  la realidad, Botero es figurativo pero no realista, su mundo es muy personal, su pintura el resultado de experiencias táctiles, gustativas, olfativas además de visuales que se transmiten al espectador mediante el uso del color, el volumen, el tamaño, los detalles.

    Comenzamos la exposición por sus ocho obras  tempranas, en las que el artista no había desarrollado aún su peculiar estilo volumétrico.
    Niño de Vallecas.1959.


    De ellas destacaría  la peculiar versión del “Niño de Vallecas” de Velázquez , pintado en 1959 y cuyo estilo recuerda al expresionismo abstracto.

    A continuación ,se recorren tres salas dedicadas al tema "Latinoamérica".Son 22 obras en los que vemos retratos de grupos familiares, escenas de sus recuerdos de infancia en Colombia,bailes populares,oficios tradicionales, junto con algunas obras en las que refleja la violencia que asola su país desde hace décadas.
    Costureras.Botero



    Aquí ya se encuentra el estilo propio y único de este pintor, superposición de personajes, la exaltación del color, la minuciosidad de los detalles y el volumen que transforma todo, hay ya en todas sus obras una deformación de las formas  que le hace único y reconocible entre los demás artistas contemporáneos.
    Botero siempre explica que  su trabajo es, sobre todo, el resultado de una gran pasión por las formas y los colores, por los valores plásticos y volúmenes, en busca de la belleza. 

    Continúa la exposición con la serie dedicada a la religión y el clero.Siete pinturas en las que se aprecia  una cierta ironía y crítica humorística de las autoridades eclesiásticas .
    "El Nuncio"

    En la siguiente sala encontramos  obras de la serie "El Circo", inspirada en un viaje realizado a México en el año 2006, después de terminar con la serie de Abu Ghraib. En ese viaje a México  el artista coincidió con un circo ambulante, conoció a sus integrantes y encontró en sus personajes la posibilidad de dar rienda suelta al uso del color. Encontramos todos los personajes clásicos del circo, y muchos animales son plasmados con el colorido característico de Botero y su particular distorsión de tamaño y forma.



    En la vida actual, dice Botero, con “la gente vestida de gris, hay que recurrir a temas como el circo para aprovechar su
    color”.En sus cuadros no hay sombras.  En sus lienzos la luz se remonta al color.  El objetivo que persigue Botero “crear  superficies en las que el color pueda expresarse después del modo más ventajoso posible”.

    Siguen las  versiones de cuadros de  obras  maestras de la pintura occidental, una suerte de "apropiación "de conocidas obras del r
    enacimiento, en las que Botero rinde homenaje a sus pintores más admirados como Piero della Francesca o Van Eyck.

    Versiones del díptico del duque de Urbino
     y del matrimonio Arnolfini

    Continuamos con obras de la serie "Tauromaquia", otro de los temas característicos de Botero desde los años 80, es este  un tema que le interesa desde temprana edad pues a  los doce años su tío Joaquín,gran aficionado taurino, lo envía a una escuela de “matadores” que funcionaba en la plaza de la Macarena de Medellín, dirigida por Aranguito, un banderillero. Botero hace  sus primeros dibujos de toros y toreros. Se presentan en esta exposición seis lienzos con distintos momentos de la fiesta y sus personajes, incluso el caballo del picador.


     Continuamos con un tríptico perteneciente a la serie de Abu Ghraib,  que  es una ciudad iraquí situada a 20 kilómetros de su capital, Bagdad. Desgraciadamente se ha hecho famosa por la existencia de una cárcel en su ciudad en la que se sucedieron numerosos casos de abusos y torturas de los prisioneros allí encarcelados a principios del 2003.Botero, hace aquí crítica social.Esta serie ,(compuesta por unas ochenta obras,  dos enormes trípticos, tres pinturas de gran formato y decenas de dibujos medianos, fue donada a la Universidad de Beckerley. Botero quiso,"hacer visible lo invisible", dar testimonio de lo ocurrido para que no cayese en el olvido,con esta intención se han incluido  en  de en muchas de las exposiciones posteriores a su realización,  como ocurre en este caso.

    .
    Reconforta, después de ver el tríptico, llegar a la última sala y contemplar la serie "Naturaleza Muerta".Sus obras aquí recogen la tradición holandesa del sXVIII, pero con la impronta latinoamericana al elegir elementos que remiten a Colombia,como coloridas frutas tropicales, carnes  o panes típicos.

    Creo que estoy después de ver la exposición reconciliada con Botero.Tengo que confesar que a mi Botero me fastidia bastante, por la misma razón que me fastidia  Urculo: hay en Oviedo dos templos de los adoradores del chocolate, uno la confitería Rialto, con sus  famosos moscovitas y sus deliciosos pasteles, por no hablar de las tortas americanas con nata y chocolate, o de sus  princesitas, sus carbayones...pues bien, a unos 20 pasos, saliendo de la pastelería se topa uno de bruces
    Maternidad de Botero

    Bombones de Peñalba

    con la escultura "Maternidad" de Botero, que nos agua la fiesta gastronómica, ya que por mucho que él diga que no es gordura sino sensual volumetría yo solo veo un enorme y superlativo trasero que me hace arrepentirme de haberme dado el  típico homenaje de moscovitas.
    Culis Monumentalibus.Eduardo Urculo.

    Para más INRI, el segundo templo de los amantes del chocolate, muy cerca del anterior, es la bombonería "Peñalba" que tiene a escasos metros la escultura de Eduardo Úrculo "Culis Monumentalibus", cuyo nombre ya no deja duda alguna y en la que la influencia de Botero, al menos en lo del volumen es bastante clara...ya no puede una darse un capricho de bombones (especialmente los de mazapán y guirlache son mi debilidad máxima) sin quitarse de la cabeza la imagen de la escultura de marras ¡no hay derecho!.Pero igual Botero no tuvo nada que ver con la nefasta ubicación de las esculturas, así que quedamos en paz.




    Santos García Zapata

    Editor del Diario Digital Notivargas.com y varios sitio web más, conductor del programa radial de mayor sintonía del estado Vargas "Contraste con Zapata". Creador del movimiento en pro de los perros de raza Pitbull llamado "NO A LA EXTINCIÓN DE PITT-BULL EN VENEZUELA “con más de 40 mil miembros.Director durante 11 años del diario Puerto.

    Sitio Web: Editor Director

    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Item Reviewed: "Celebración".Botero en el Bellas Artes de Bilbao Rating: 5 Reviewed By: Santos García Zapata
    Ir Arriba