728x90 AdSpace

alojamiento wordpress
  • Más Nuevos

    martes, 23 de julio de 2013

    Carlos Salinas Profecías para el siglo XXI (1999)


    Profecías para el siglo XXI

       Angelus novus, de Paul Klee (1920)
    Introducción
    Aquí va un grupo de "profecías" (según María Moliner: "Predicción de lo que ha de venir, hecha por inspiración sobrenatural") sobre lo que se nos viene encima (aunque lentamente... porque el tiempo se toma su "tiempo"). Tienen el formato de "profecías" ya que estarán de moda dentro de unas pocas décadas. Así que empezamos, sin perder un segundo, utilizando el título de este artículo, para la "profecía" número 0. Puedo agregar, y agrego, que sé que me equivoco (de pocas cosas puedo estar tan seguro), pero no sé en que me equivoco. Esta es una tarea que se la dejo al tiempo; yo me ocupo de pensar... de otros será la obligación de hacer.
    Muchas de estas precisas y bien expuestas "profecías" no responden a mis gustos, apetencias ni intereses; sin embargo me obligo a poner lo que advierto más probable, sin consultar mis deseos. Esto es una forma de disciplina respetuosa del futuro, ya que de lo que se trata es de pensar en lo probable, no en vanas y fantasmales ilusiones. En cualquier caso aclaro que si pusiera por escrito lo que "deseo" para el futuro... apenas serían dos líneas: paz y felicidad para la mayor cantidad de humanos posibles (y para los animales y plantas que nos rodean... que también se lo merecen).
    Es un ejercicio interesante esto de profetizar. Obliga a pensar en las tendencias actuales; y, también, somete a un "repaso" general el conocimiento del estado de nuestro mundo presente.
    Y como ejercicio invito a participar a todos los lectores. Todos podéis poner tanto las críticas como vuestras propias predicciones... o "profecías" si os atreveis. Yo (si se me permite opinar) prefiero que hagáis cábalas y os "mojéis" pensando... y arriesgando.
    Se trata entonces de una invitación a imaginar el mundo que nos espera, que espera a nuestros hijos y a nuestros nietos y bisnietos. Podéis enviarme un e-mail con vuestras anticipaciones (y serán publicados) o también, si lo preferís, colocar en el Libro de Visitas directamente vuestras predicciones. Si son pocas, mejor el último camino, pero si son bastantes (lo que me alegraría que sucediese), entonces es mejor el mensaje para no saturar el Libro de Visitas.
    Bien, luego de la lectura, quedáis invitados a participar. La numeración de las profecías es arbitrario; tiene cierto sentido sin embargo, pero no más que el contenido de las afirmaciones mismas.

    PROFECÍAS Y ESPECULACIONES

    1. El siglo XX se acaba, aunque algunos opinan (y yo con ellos) que de verdad este siglo ya terminó con la caída de la Unión Soviética. Los que así piensan sitúan el principio real del siglo XX, problemático y feliz, cuando se inicia la 1ra. Guerra Mundial. Siguiendo este criterio ya estamos en el XXI; aunque las celebraciones correspondientes se han atrasado hasta que las cifras coincidan con los hechos. Una forma de "platonismo" del cual la mayoría de los habitantes de este planeta son totalmente inconscientes.
    1.2 Hay dos inventos del siglo XX cuya madurez se alcanzará en este siglo que empieza: el ordenador e Internet, la conexión mundial de redes. Calculo que en el XXI serán omnipresentes en todas las formas imaginables (no sólo en forma conocida de "caja" y pantalla); ropa, objetos, muebles, prótesis de toda clase tendrán diversas funciones hoy propias del ordenador de sobremesa.
    1.3 El uso será tan masivo que un niño de mediados del siglo XXI no podrá imaginar como se puede vivir razonablemente bien sin ordenadores y sin Internet. Lo mismo sucedió con nosotros, pero a una escala aún mayor nos esperan los próximos cambios.
    1.4 Cambios en biología que permitirán la clonación de seres humanos y la selección genética pondrán a disposición de las personas con recursos económicos toda una gama de nuevas posibilidades. Las clases sociales se consolidarán, y serán más visibles, porque ya no sólo habrá diferencias económicas sino de calidad genética.
    1.5 Una constante histórica ha sido que lo que es violentamente rechazado en una época se convierte en algo admirado en la siguiente. Así que se convertirá en un signo de distinción social tener, por lo menos, un clon. Como el proceso será muy caro y poco eficaz, habrá gente que tendrá varios clones hasta lograr el que se le parezca más.
    1.6 La evolución de la tecnología espacial permitirá la colonización de los planetas cercanos, con personal poco capacitado (en términos relativos). Esto abrirá la puerta para el desplazamiento de partes importantes de población que deseen buscar un mejor nivel de vida, aunque en condiciones muy peligrosas.
    1.7 La conquista espacial será fundamentalmente económica: en busca de nuevas materias primas, desarrollo de nueva tecnología y de recolocación de sectores desplazados de la sociedad terráquea. Algo muy diferente a lo que apuntaba en el siglo pasado (el XX), donde era, antes que nada, un desarrollo científico con consecuencias militares.
    2 La expansión de las redes de toda clase (las mejores serán de pago... y nada barato, por cierto) creará sociedades virtuales, es decir, no ligadas a una zona geográfica concreta.
    2.1 La geografía real del siglo XXI, sobre todo en el último tercio, será muy diferente a la geografía física. Buenos Aires podrá estar más cerca de Washington que Los Angeles. Y un pueblo perdido de Castilla estará al mismo nivel que una ciudad pequeña del tercer mundo. El plano de las interacciones reales (su frecuencia e intensidad) reconstruirá la tierra. Este será un efecto muy importante de la interconexión mundial, el cambio radical de nuestra noción de "proximidad".
    2.2 El desarrollo de un software adecuado facilitará el trabajo en grupo, en tiempo real, de especialistas localizados en cualquier lugar de la tierra, por arriba de las fronteras y de los deseos de los gobernantes. No habrá límites para la asociación de toda clase, tantos de técnicos como de aficionados de cualquier especie.
    2.3 La informática aplicada permitirá el desarrollo de nuevos mundos virtuales aptos para la diversión, el trabajo y la creación. Pero la capacitación necesaria para alcanzar niveles de calidad no estará al alcance de todos. El dinero, su obtención y acumulación, será aún más importante que en las épocas actuales. Frente a las necesidades económicas en un mundo en el que será imposible vivir bien con poco dinero, se producirá una monetarización intensiva en cualquier actividad que, para nuestros criterios, es no-lucrativa. Se intentará rentabilizar, hacer producir dinero, cualquier clase de conocimiento y cualquier clase de servicios que tengan un posible comprador.
    2.4 La misma informática facilitará la expansión de la inteligencia individual. Se elevarán gradualmente los C.I. de los niños en edad escolar. El aprendizaje empezará a partir del embarazo. Las madres tendrán que asistir a clases especiales para facilitar la emergencia de bebés superdotados. Naturalmente las que no puedan seguir ese ritmo parirán niños de segunda clase, que irán a parvularios de segunda clase, y que terminarán en escuelas de tercera clase. Se tendrá la seguridad que a los 5 años de existencia ya estará determinada (en las capacidades básicas) la historia del individuo. No será el "Mundo Feliz" de Huxley, pero, en lo que se refiere al aprovechamiento del desarrollo tecnológico y científico, existirán claramente dos grandes grupos: los que han tenido acceso a estos beneficios desde la edad fetal... y los que han adquirido aquello que han podido en edades tardías.
    2.5 Dado el gran valor económico que tendrá la inteligencia, los estados crearán un amplio sistema de becas para los niños superdotados. Este sistema moderará (aunque sus fines sean puramente utilitarios), el rigor de una sociedad tan clasista. Por primera vez en la historia existirá una dedicación sistemática al desarrollo de todos los aspectos de la inteligencia y la creatividad.
    2.6 Los aspectos puramente reiterativos en el proceso del pensamiento quedarán descargados en las máquinas. Se producirá un salto en el desarrollo, a fines del siglo próximo, tan gigantesco que todas las instituciones sociales e ideológicas se verán abocadas a una seria crisis de valores, programas, y objetivos.
    2.7 El trabajo asalariado será cada vez más escaso. En la sociedad de finales del siglo XXI, sólo existirán tres niveles aptos para el trabajo humano: el muy complejoque requiera una formación muy sofisticada (en ciencia y tecnología); el de la exploración (sobre todo la espacial); y el de entretenimiento. Todo lo demás estará maquinizado. Esto supondrá una gran masa de población condenada a vivir de subvenciones más o menos justificadas. Los estados que no puedan asegurar esta clase de subsidios... condenaran a sus habitantes a la emigración o a la pobreza sin horizontes.
    2.8 Paradojicamente en esta nueva sociedad, de inflexible competitividad, las personas mayores, ancianas (que conserven su energía, es decir su buena salud) tendrán muchas más posibilidades que las actuales de trabajar y obtener importantes ganancias.
    2.9 Dado que el conocimiento, de cualquier clase, pasará a ser muy valorado; todo el conocimiento que posea un anciano sobre cuestiones pasadas y que esté en condiciones de transmitirlo en una forma razonablemente lógica, tendrá un público consumidor importante.
    2.10 De esta manera un anciano maorí, se encontrará con clientes en lugares tan inesperados como la cátedra de Antropología de la Universidad de Berlín.
    2.11 Pero esta audiencia no se limitará a zonas marginales y exóticas. Todo lo pasado, sobre todo lo de este siglo tendrá el mismo valor que para nosotros tienen los objetos del siglo XV. La rapidez de la evolución traerá consigo, una aceleración correlativa del concepto de "antiguo".
    2.12 Dentro de esta "fiebre" de recuperación del pasado remoto (el del siglo XX), los programas de ordenador, y los mismos ordenadores alcanzarán valores altísimos en el mercado. El que tenga una copia de Word Perfect en DOS... bueno, será como ahora tener un texto de los primeros que sacó la imprenta, un incunable.
    2.13 Muchas personas mayores (las que nacieron en los años 70, sobre todo) lamentarán no haber recogido sistemáticamente los diferentes eventos políticos y sociales que han vivido (recortes de diarios y revistas... pero sobre todo sus escritos y notas de la vida cotidiana). Esta clase de relatos tendrán siempre un público dispuesto a pagar por ello.
    3 En el primer cuarto del siglo próximo el poder económico se concentrará en pocas manos. El sistema económico mundial dependerá de unos cuantos grupos anclados en los principales imperios político-administrativos que se formarán. Esta concentración económica superlativa no obstaculizará un alza considerable del nivel de vida en cualquier estamento de la población de los países que no hayan perdido la posibilidad de competir.
    3.1 Promediando el siglo, los Estados actuales perderán su poder, sea por desaparición, o por fusión. Surgirán nuevas entidades que harán suyo el patrimonio histórico y cultural de las sociedades que la forman. El proceso de fusión a gran escala no será ni fácil ni lineal. Surgirán toda clase de fuerzas que intenten impedir este proceso. Existirán conflictos de toda clase y color.
    3.2 A finales del XXI se formará un gran imperio en América con centro en el actual EEUU, y que se extenderá por toda América, desde Alaska hasta Tierra del Fuego. Consideramos muy probable que luego de diversas dudas y contramarchas... a él se incorpore también Australia. Este imperio usará dos lenguas indistintamente, el inglés y el español. En un proceso gradual (que no terminará en ese siglo) la nueva lengua que se desarrolle en Internet, el english-net, irá cobrando más importancia en detrimento de las dos lenguas históricas.
    3.3 El segundo imperio será Europa (que contará con la ventaja de haber iniciado primero el proceso; y con la desventaja de las profundas particularidades regionales), con centro en la actual Alemania. Las dos lenguas claves serán el inglés y el alemán. Dadas las dificultades obvias (más la presión de los que no hablen alemán como lengua materna) se producirá un gradual decantamiento por el inglés, en su versión más internacional: el english-net
    3.4 El tercer imperio se extenderá por la antigua URSS, con centro nuevamente en Rusia, pero ocupará todo el centro de Asia. La lengua básica será el ruso, y nuevamente el inglés como "lingua franca" (por el mismo proceso europeo).
    3.5 Ya entrando en el siglo XXII el cuarto y último gran imperio se formará por la unión política de China y Japón. No será una absorción sino una confederación con centro en este último país. La lengua principal será el japonés, por otra parte ya conocido y usado en todo el mundo civilizado. Y nuevamente se usará el inglés para facilitar los intercambios de todo tipo. Es probable que a esta asociación político-administrativa y económica se le añada la India como "estado libre asociado".
    3.6 Las demás zonas serán intersticiales. Lugares de fricción y choque de intereses entre los citados colosos. De aquí que los mismos superestados vislumbrarán la urgente necesidad de la expansión espacial como principal válvula de escape para evitar conflictos de la envergadura de los conocidos en el siglo anterior. Se incrementarán los presupuestos espaciales en forma masiva (de la misma manera que engordaron los presupuestos militares durante la guerra fría del siglo XX). Este río de dinero permitirá adelantar sustancialmente los plazos de expansión terráquea. El proceso estará ya maduro en el siglo XXII.
    3.7 Esta expansión también estará marcada por las mismas tendencias hegemónicas. Evidentemente no habrá para todos (según el desarrollo próximo de la tecnología). La carrera espacial volverá a ser cuestión vital, desde la perspectiva militar.
    4. Tal como lo adelantamos, la expansión de las redes, el trabajo colectivo de gente en cualquier parte del mundo, la expansión de la investigación, del comercio, de los servicios... obligará a generar un idioma común.
    4.1. Este idioma no liquidará a los que ya existen, simplemente se agregará como una "lingua franca" que permita comprar-vender, trabajar, y divertirse con gente de cualquier parte del planeta.
    4.2 La base de este idioma mundial será proporcionada por el inglés. Sólo la base; una lengua hablada por varios miles de millones de personas tendrá demasiados cambios para mantener una identidad histórica. Será una nueva lengua, diseñada sobre la estructura del inglés: será el "english-net"; algo diferente de lo que conocemos porque está por crearse. Y se creará a partir de la próxima década, probablemente; pero su consolidación será para la segunda mitad del siglo XXI. Los procesos lingüísticos necesitan de un tiempo mínimo para consolidarse. Son orgánicos
    4.3 El mismo desarrollo de un idioma universal creará otra paradoja; habrá una importante cantidad de gente que no lo conozca. Ello será un nuevo factor de "pobreza"; al igual que lo es el "analfabetismo" actual. Las divisiones entre zonas ricas y zonas pobres se agudizarán. Situándonos imaginariamente a finales del siglo XXI, podemos prever que existirán sociedades totalmente futuristas y que estas coexistirán con otras que son mucho más retrasadas que las más retrasadas actuales. Una de ellas será, con toda probabilidad, Africa.
    4.4 Algunos idiomas que ahora parecen condenados a la extinción tendrán un resurgimiento inesperado. Se los usará como lenguaje base que refuerce la seguridad de cualquier encriptación matemática. Idiomas como el guaraní y el vasco recibirán un impulso desconocido por este nuevo uso. En cambio aquellos que se parezcan mucho a las grandes lenguas en uso... permanecerán limitados a sus zonas de origen.
    5. Las religiones organizadas aumentarán su poder, derivado, quizá, de la gran incertidumbre que rodeará todo este desarrollo.
    5.1 Las grandes religiones (cristianismo, budismo, islamismo...) tendrán un fuerte desarrollo. Junto a ellas surgirán toda clase de cultos. De hecho viviremos una nueva "edad media" en lo que se refiere a prácticas religiosas. Ello no obstaculizará el desarrollo de la ciencia (como sucedió en el pasado) sino que marchará paralelo a ese desarrollo.
    5.2 Los seres humanos aceptarán sus contradicciones ideológicas y lógicas con metáforas producidas por la misma tecnología. Por ejemplo, dirán que funcionan con dos "sistemas operativos" en paralelo. Una manera más segura de enfrentarse al caos. La mentalidad del siglo XXI aceptará con toda tranquilidad lo que para nosotros son absurdos lógicos. Los que predicen, por el desarrollo científico y tecnológico, la decadencia de las religiones... se equivocan completamente.
    5.3 A su vez las grandes religiones aceptarán su papel dentro del nuevo orden; en la medida que hay desarrollo generalizado (desde este punto de vista)... habrá para todos.
    6. Avanzará impetuosamente el crimen en todas sus formas, desde los asesinatos en serie (realizados por psicópatas individuales) hasta las grandes mafias financieras. Existirán tres grandes problemas interconectados: la corrupción, la droga y el terrorismo. Aumentará también la enfermedad mental... hasta ser predominante (respecto de la física).
    6.1 La corrupción será el principal problema de los Estados y las ONG, el mundo del futuro será un mundo donde sin dinero no se hará nada... y con dinero, todo. Luego la tentación de grandes ganancias será más poderosa que la de "ganancias fáciles". La corrupción tomará formas muy sofisticadas y ocultas. De hecho serán indetectables si no fuera por sus consecuencias: el desarrollo de toda clase de negocios ilegales.
    6.2 La drogadicción será tan generalizada como condenable. Vendrá a ocupar el papel que el sexo tenía en la sociedad del XIX, algo que todos practican siempre que pueden, pero que condenan públicamente con igual fuerza.
    6.3 Nuevas drogas se producirán, con tal potencia y calidad que la heroína y cocaína actual parecerán propias de un jardín de infantes. La creación, producción y distribución de estas nuevas drogas dará tantos beneficios que muchos venderán su alma al diablo por servirlo. Como siempre perderán los traficantes pequeños.
    6.4 La corrupción y las drogas requieren de grandes organizaciones capaces de generar dinero para luego invertirlo en diversas formas de "blanqueo". Obviamente lasmafias tendrán un gran futuro. Es posible que algunos "Estados" subsistan en la medida que conviertan en "Estados mafiosos"; por supuesto no serán los más poderosos, pero harán "recados" para ellos. Siempre algún gran imperio los protegerá. Serán las "Islas Tortuga" del siglo XXI.
    6.5 Habrá otros negocios sucios que también tendrán su incremento, sobre todo cualquier clase de "apuestas" y la prostitución de infantes. En cambio es posible que desaparezca la "trata de blancas" tal como la conocemos; pero no por mejora moral de la población sino por derivación de intereses hacia formas mas "duras" de sexo.
    7España volverá a perder el tren de desarrollo. Quedará como una potencia de segundo nivel (contemplada desde adentro) y de tercer nivel (contemplada desde fuera).
    7.1 Naturalmente todo el mundo se echará la culpa de este nuevo fracaso histórico. Algunos dirán que grandes empresas (como Telefónica) han jugado el papel principal en este desastre. Otros, más filosóficos, invocarán el perenne individualismo hispánico, y la acción disgregadora de los nacionalismos regionales. Pero el resultado será, de cualquier modo, inevitable.
    7.2 De todos modos la península ibérica, dentro del imperio Europeo será un oasis de diversión y entretenimiento. En este sentido el genio español estará a la altura de la demanda.
    8. En suma, nos espera un siglo que vale la pena vivir; lo cual no es decir mucho porque siempre vale la pena vivir el siglo que nos toca. Sólo una recomendación final (dedicada a los que aún no nacieron): "vigilad bien donde aterrizareis... porque si caeis en un utero "pobre"... se necesitaran muchos milagros juntos para encontrar lo bueno que nos depara este siglo que empieza.
    Carlos Salinas csalinas@iponet.esPagina de este autor
    Febrero de 1999
    http://www.kendo-andorra.org/csn/32prof.htm

    Santos García Zapata

    Editor del Diario Digital Notivargas.com y varios sitio web más, conductor del programa radial de mayor sintonía del estado Vargas "Contraste con Zapata". Creador del movimiento en pro de los perros de raza Pitbull llamado "NO A LA EXTINCIÓN DE PITT-BULL EN VENEZUELA “con más de 40 mil miembros.Director durante 11 años del diario Puerto.

    Sitio Web: Editor Director

    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Carlos Salinas Profecías para el siglo XXI (1999) Rating: 5 Reviewed By: Santos García Zapata
    Ir Arriba