728x90 AdSpace

alojamiento wordpress
  • Más Nuevos

    domingo, 21 de abril de 2013

    «El mejor artista, Picasso» Por Virginia Hernandez


    Hubo un tiempo, allá por los años 60, en el que se cuestionó algunos periodos artísticos de Picasso y se dijo que, con su vuelta a lo clásico, el artista había perdido bríos. Aquellas críticas terminaron apagándose y, transcurridas cuatro décadas desde su muerte, no hay discusión sobre una genialidad que no decayó en ningún momento de su vida. Si el dinero cuenta en estos casos, las ventas dan fe de ello. Como la reciente de la obra 'El Sueño' (1932) por la astronómica cifra de 120 millones de euros, sólo por detrás de 'Los jugadores de cartas' (1892-93), el récord de Cezanne que superó ampliamente los 200 millones. Aunque aún no se ha llegado al acuerdo firme que fije si Pablo Ruiz Picasso (1881-1973) fue realmente el gran maestro del siglo pasado.
    El catedrático Francisco Calvo Serraller recuerda aquella ocasión, en los años 80, cuando acompañaba al pintor estadounidense Robert Motherwell, que visitaba Madrid por una exposición que inauguraba, y al que un periodista preguntó quién consideraba que era el gran pope. Motherwell respondió, casi sin pensar, «Picasso». Pero rectificó rápidamente: «Bueno, quizá no lo he dicho bien —rememora Calvo Serraller— el mejor pintor del siglo XX ha sido Matisse. El mejor artista, Picasso».
    El mejor y el más completo. Pintor, escultor, grabador, dibujante, ceramista, el hombre que rompió con la tradición académica que admiraba, después de hacerla suya y beber de los grandes nombres que le antecedieron. El icono de un siglo en el que pasaron demasiadas cosas. «Incluso 40 años después de su fallecimiento, Picasso se mantiene como uno de los artistas, si no el que más, con mayor influencia en nuestro tiempo», asegura a ELMUNDO.es Glenn D. Lowry, director del MoMa de Nueva York, que atesora, entre otros 'picassos', la cumbre del Cubismo, 'Las señoritas de Aviñón' (1907).
    Para Lowry, la obra de Picasso todavía desafía la manera en la que nos aproximamos al arte y, destaca, cómo su dominio de tantas técnicas instauró el modelo de lo que hoy se considera artista: «La escala de su logro, la amplitud de su talento y su capacidad para mantenerse tan creativo y tan activo en un periodo tan largo [trabajó durante 80 años sin descanso] es casi inimaginable hoy», afirma. José Lebrero, director del Museo Picasso de Málaga, comparte esta afirmación y recuerda que «en términos de producción artística, es el más prolífico. Pero su capacidad de experimentar, de redescubrir técnicas y materiales, invitan a calificarlo de chamán laico, de mago original transformando la materia vulgar en algo culturalmente noble».
    «Hay artistas que reinventan el arte, como el primer ser humano que pintó los muros de una caverna. Picasso es uno de esos artistas», define Manuel Borja-Villel, director del Reina Sofía de Madrid, donde cuelga el 'Guernica', el cuadro fundamental y más icónico de la trayectoria del malagueño. «Viviendo intensamente su tiempo, supo ser intemporal. Fue un revolucionario, sabiendo permanecer como un clásico. Inventó no sólo nuevas maneras de hacer arte, sino sobre todo nuevas formas de pensar y de vivir el arte. Con Picasso, el contagio del arte por la vida encuentra una de sus expresiones más brillantes en la historia de todas las heterodoxias artísticas del siglo XX. Su nombre se ha transformado en símbolo de una permanente contemporaneidad, de una experiencia más amplia no sólo del arte, sino también del mundo en que vivimos».

    «Es un maestro —continúa en este sentido Brigitte Leal, directora adjunta del Centro Pompidou de París— porque tuvo una capacidad creativa excepcional, a la manera de Rembrandt o Miguel Ángel». Leal destaca de él el Cubismo, «como una manera de ver y representar totalmente nueva», y subraya su derroche creativo en todos los terrenos de la creación artística. El Pompidou, como todos los museos mencionados, posee un buen número de sus obras en su colección. ¿Cuál es la pieza que más le impresiona? «'L'Aubade', una pintura de gran tamaño hecha en 1942, durante la Segunda Guerra Mundial. Es típicamente 'picassiana', porque expresa el dolor y la tragedia humana con formas dislocadas muy expresivas, pero también con una composición inspirada por maestros del pasado como Tiziano e Ingres».
    A Lebrero, del Picasso de Málaga, le seduce de su colección 'Cabeza de mujer', un dibujo cubista fechado en 1909-10, que compraron a Bernard Ruiz-Picasso, nieto del pintor, en 2010: «Nos inquietan aquellas representaciones  de nuestra colección de las que documentalmente sabemos poco y que han sido formuladas con gran maestría formal e intenso ingenio visual. Es decir, obras de mucha calidad de la que disponemos reducida información por lo mucho que nos parece que contienen. Como indica el  crítico cultural Slavoj Zizek, cuanto menos sabemos de algo que nos interesa, aumenta nuestro deseo de que nos ofrezca  más. El reduccionismo de la ignorancia potencia la capacidad especulativa del juicio y desencadena la ansiedad de la insatisfacción, frente a lo que nos interesa porque nos aparece como poderoso, elevado y superior. Es el caso de 'Cabeza de mujer'».
    La elección de Borja-Villel, del Reina Sofía, parece más sencilla. El 'Guernica' es la obra más importante de su Museo, aunque cede un sitio a una obra más desconocida: «'Guernica', ese manifiesto tan individual a la vez que universal que expresa la dignidad humana en su confrontación con el horror y la estupidez de la guerra. También me gustaría mencionar otra obra menos conocida: 'La Nadadora' (1934). En ella la ausencia de color es también un modo de sugerir el movimiento de un cuerpo, manifestando cómo es su acción, sin distinción entre dentro y fuera, entre el cuerpo y el deseo del mundo». ¿El mejor pintor? Haremos caso a Motherwell: «El mejor artista, Picasso».


    Cuando, justo antes de fallecer, a Pablo Picasso le trajeron la bandeja con la comida a la cama, apartó sus pinceles y los dejó a un lado. Estaba a punto de morir, pero seguía trabajando, como había hecho toda su vida. Se calcula que el malagueño tiene una producción de unas 30.000 piezas. Su obra, comenzada cuando sólo era un niño, es tan vasta que es difícil escoger ejemplos que recorran todas sus épocas. Pedimos a Rosario Peiro, jefa de colecciones del Museo Reina Sofía, que nos haga una selección cronológica y nos dé los detalles sobre las obras escogidas. Ahí van 14 ejemplos de momentos distintos de su trayectoria.
    Foto
    'Mujer en azul' (1901). «Esta pieza me interesa primero porque se hizo durante su estancia en Madrid, y el Reina Sofía es un museo madrileño. Refleja el tipo de mujer con aire parisino que el autor gustaba representar de memoria, con una agudeza e ironía que refleja una crítica a la sociedad en la que vivía, y es muy representativa de esta primera etapa del autor».





    Foto
    Picasso, retratado por Arnold Newman, fue 
    una de las grandes imágenes de PhotoEspaña 98.
    Foto
    El artista fue un trabajador incansable, según s
    e muestra en el libro 'Adiós Picasso', de David Douglas Duncan.
    Foto
    'La Nadadora' (1934), en el Reina Sofía.
    Foto
    'L'Aubade' (1942), en el Pompidou.
    Foto
    'Boy Leading a Horse' (1905-06), en el MoMA.

    Foto

    Pablo Picasso, en un retrato de última época, expuesto en el Museo Picasso de Málaga.
    Foto
    'Autorretrato' de 1972, una de sus últimas obras.
    Foto
    Los ojos que marcaron el siglo XX, una de las fotografías que se vieron en 2011 en Málaga en la exposición 'Picasso Crea', de Duncan Douglas.

    «La escala de su logro, la amplitud de su talento y su capacidad para mantenerse tan creativo y tan activo en un periodo tan largo es casi inimaginable hoy» (Glenn D. Lowry, director del MoMA de Nueva York)





    «Hay artistas que reinventan el arte,como el primer ser humano que pintó los muros de una caverna. Picasso es uno de ellos. Viviendo intensamente, supo ser intemporal. Fue un revolucionario, sabiendo permanecer como un clásico», (Manuel Borja-Villel, director del 

    Museo Reina Sofía)

    «Cada mujer corresponde a un estilo: Fernande, al Cubismo y Olga, al Clasicismo. Las épocas de Marie Therese y Dora son las de las metamorfosis físicas. Con la primera, hay sinuosidad, mucha sexualidad; Dora es más dura. Francois tiene iconografía propia y Jacqueline fue quien más poso le deja» (Malén Gual, Museo Picasso de Barcelona)

    http://www.elmundo.es/especiales/2013/cultura/picasso/su-obra/

    Foto
    Manolo Valdés, en su estudio, en un documental sobre su figura.
    Foto
    'Monsieur Cézanne en el carrer Avinyó' (1980), obra de Valdés sobre el cuadro de Picasso cuando pertenecía a Equipo Crónica.
    Foto
    'Las señoritas de Avignon II', obra del mismo artista. | Reuters
    Foto
    Esculturas sobre 'Las Meninas' de Valdés. También Picasso revisitó el icono de Diego Velázquez. | Jesús Domínguez

    Santos García Zapata

    Editor del Diario Digital Notivargas.com y varios sitio web más, conductor del programa radial de mayor sintonía del estado Vargas "Contraste con Zapata". Creador del movimiento en pro de los perros de raza Pitbull llamado "NO A LA EXTINCIÓN DE PITT-BULL EN VENEZUELA “con más de 40 mil miembros.Director durante 11 años del diario Puerto.

    Sitio Web: Editor Director

    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: «El mejor artista, Picasso» Por Virginia Hernandez Rating: 5 Reviewed By: Santos García Zapata
    Ir Arriba