Saul Leiter

dijo:
“Con frecuencia, las fotografías están consideradas como instantes de realidad pura; cuando, en verdad, se trata de fragmentos de recuerdos de un mundo inacabado…”
Saul Leiter.-

dijo:
Flaneur neoyorquino, como tantos otros maestros, Leiter se deja llevar ¿por quién?, caminando sin rumbo aparente, inmortalizando instantes triviales: la luz de un semáforo, la multitud esperando en un andén del metro, la silueta de un hombre tras los cristales de un automóvil, la silueta de una mujer desnuda tras la ventana de una casa de campo (los automóviles, en la lejanía inmediata), el primer plano de los colores chillones de un taxi, una mano o un rostro anónimo…

Esos instantes nos hablan de la arquitectura de un mundo nuevo que el artista rotura y explora, en soledad, a través del color y la luz. De ahí su parentesco con la obra de Rothko.
Saul Leiter

El norteamericano Saul Leiter, cuyo innovador trabajo en los años 40 y 50  fue una importante contribución al mundo de la fotografía. 
Comenzó a asociarse con otros fotógrafos contemporáneos a él como Robert Frank y Diane Arbus y ayudó a formar lo que Jane Livingston ha llamado la Escuela de Nueva York de fotógrafos durante los años 40 y 50. Las fotografías iniciales de Leiter en blanco y negro demuestran una afinidad extraordinaria para el medio, y hacia 1948 comenzó a experimentar con el color. Incluyó fotografías en blanco y negro de Leiter en la exposición Always the Young Stranger en el Museum of Modern Art en 1953.Leiter ha hecho una contribución enorme y única a la fotografía. Sus formas abstractas y las composiciones radicalmente innovadoras tienen una calidad de pintura que sobresale del trabajo de sus contemporáneos de la Escuela de Nueva York. Quizás sea así porque Leiter ha continuado trabajando como fotógrafo y como pintor. Su sensibilidad de pintor alcanza su culmen en sus fotografías pintadas de desnudos en las cuales ha aplicado realmente capas degouache y de acuarela.