Toda la memoria del mundo


Tout la mémoire du monde, de Alain Resnais (1956). La Biblioteca Nacional de París como un universo propio de Walter Benjamin.


En 1956 Alain Resnais realizó Tout la mémoire du monde, uno de sus cortometrajes más hermosos en donde se muestra el funcionamiento interno de la Biblioteca Nacional de París. En el filme el género documental se convierte en el canal para una meditación sobre el misterio que supone la acumulación sistemática de sabiduría contenida en cientos de miles de volúmenes de todo tipo. El espacio laberíntico de la biblioteca y la mirada de Resnais abren la imaginación hacia un mundo inabarcable que proyecta al espectador a un mundo de fantasía, casi de ciencia ficción. Ha sido siempre uno de los rasgos del cineasta francés el desplegar situaciones de transformación de realidades cotidianas en universos imaginarios.
El cortometraje muestra cada paso metódico en la biblioteca ante la llegada de un nuevo libro. No es difícil realizar un paralelismo entre la biblioteca con un sistema carcelario donde el libro (el preso) queda inspeccionado, clasificado, marcado y fichado para la eternidad. Para mostrar de manera didáctica cómo se cataloga cada libro, Resnais “cuela” uno a modo de ejemplo. No se trata de cualquier libro, sino de uno muy especial: uno de la colección Petite Planète, que su colaborador Chris Marker fundara en 1954 dentro de la editorial Seuil como una serie de guías de viaje. Estas guías de pequeño formato combinaban el texto y la imagen de un modo nuevo y elegante. Cada ejemplar incluía fotografías de aquellos países a los que se les dedicaba cada número monográfico, pero también imágenes de pinturas, anuncios publicitarios, miniaturas, emblemas, sellos o cualquier otra clase de material heterogéneo. Varios amigos y colaboradores de Marker (Armand Gatti, Juliette Caputo y otros) realizaron algunos de los números de Petite Planète. Lo que llama la atención en el cortometraje de Resnais (a partir de una fijación en el detalle cuasi-detectivesca), es el número escogido para servir de “modelo” archivístico. Se trata del nº 25 de la colección, que lleva en la portada inscrita la palabra “Mars”. A diferencia del resto de los ejemplares de la colección, donde el nombre del país aparece en la cubierta (y en un momento se ve el ejemplar de “Gréece”), el nº 25 es una guía para viajeros al planeta Marte. Una falsa guía. En la cubierta, como siempre, la foto de una mujer, mirando ligeramente fuera de la cámara, maquetada espacialmente sobre la superficie blanca de la portada, escorada a la izquierda, ligeramente arriba. Ella es, quizás, la primera de los personajes de Marker que nos hablan, inesperadamente, desde un tiempo futuro. Ellas miran a nuestro presente, transformándolo, modificando nuestra memoria del pasado y nuestros recuerdos. A través de este detalle, toda la memoria del mundo bascula hacia otro tiempo y otro espacio, hacia esa memoria del futuro que siempre fue el sello distintivo de Marker. En la ficha técnica del libro aparece el nombre de Jeannine Garane, quién sabe si se trata de una persona real o uno de los múltiples pseudónimos de Marker.

No acaban aquí los guiños, pues el sello o emblema de la portada en este ejemplar reproduce un delicado logo de un gato, animal por el que compartían su amor Marker, Resnais y también Agnès Varda. Además, Resnais utiliza la oportunidad para mostrar otra de sus grandes pasiones, el cómic. De repente, un supuesto documental nos transporta a un mundo interior cargado de subjetividad y a una multiplicidad de conexiones y pensamientos difíciles de expresar. El cine deviene escritura cinematográfica. Pero lo que emociona en Tout la mémoire du monde es la complicidad en el modo en el que fue realizado, con amigos y amigas de Resnais posando en un momento del cortometraje. Entre estas personas se encuentra Varda, reconocible únicamente por su inconfundible corte de pelo. Durante la década de 1950 mucho del trabajo de Resnais, Marker y Varda se estableció como una correspondencia entre ellos. Colaboraciones, postales, cartas, presencias y ocultaciones. Podría decirse que nunca el cortometraje fue tan productivo como entre los integrantes de la Rive Gauche, quienes vieron en el formato la oportunidad para renovar el lenguaje cinematográfico introduciendo el ensayo fílmico. Además, en el cine de autor de la Rive Gauche, el ensayo cinematográfico está ejemplificado por el género documental. Un ejemplo de la filiación entre estos artistas lo tenemos en Tout la mémoire du monde, donde en los créditos aparece un tal “Chris and Magic Marker”, un guiño a la marca de rotuladores permanentes de donde Chris sacó su nombre artístico. Se le reconoce a Marker haber escrito el final del corto, que dice: “Aquí se prefigura un tiempo donde todos los enigmas serán resueltos, un tiempo donde este universo –y algunos otros- nos ofrecerán su clave. Y todo ello simplemente porque estos lectores sentados delante de sus fragmentos de memoria universal habrán puesto uno tras otro los fragmentos de un mismo secreto, que posiblemente tiene un nombre muy bello, que se llama felicidad”. Más de medio siglo después, resulta estimulante comprobar los efectos de la productividad que las pequeñas colaboraciones entre artistas amigos pueden generar, en tiempos en los que el individualismo y las autorías compartidas escasean. 

Hasta en algunos planos se pueden comprobar algunas analogías alegóricas, como por ejemplo en las 
arcadas simulando una lechuza, una de las figuras animales markerianas...

http://peioaguirre.blogspot.com/2012_12_01_archive.html#2602159851719831879
Cartel de la película

















Aunque tan contundente título nos haga pensar directamente en la famosa obra de Karl Marx, lo cierto es que Le capital –basada en el libro homónimo de Stephane Osmont- tiene más que ver con El Príncipe de Maquiaveloen su retrato de un economista (Marc Tourneil, encarnado por Gad Elmaleh) que, gracias a su falta de escrúpulos y a aprovecharse de la crisis financiera en beneficio propio, va navegando y subiendo escalafones dentro del consejo de administración de un banco francés. 


Costa-Gavras, uno de los pocos supervivientes del cine de combate político iniciado en los 60, lo narra de un modo indisimulablemente satírico –y con un trazo bastante grueso- desde la primera secuencia, en la que descubrimos el cáncer de genitales del presidente de la entidad y las intenciones trepas de Tourneil mientras habla directamente a la cámara. A partir de ahí iremos viendo los movimientos y peripecias de este personaje dentro de la podredumbre del sistema económico global que, por muy grotesca que sea la forma en que se pinta, no parece estar nada lejos de la realidad (incluso hasta parece suavizarla). Algunos personajes, como el del banquero estadounidense encarnado por un sobreactuado Gabriel Byrne, quizás hagan perder rigor al conjunto, pero lo cierto es que se ve una gran habilidad por parte del director –y una combinación de humor negro y pesimismo histórico muy similar a la mostrada en su obra maestra Z- a la hora de reflejar los mecanismos de funcionamiento del gran capital y las relaciones entre sexo, poder y dinero. 


Pese a todo, hay también una visión moral que se contrapone al cinismo del protagonista y que se refleja de modo un tanto didactista en una de esas escenas de comida familiar tan propias del cine francés, pero, sobre todo, en los tres personajes femeninos (tres clichés: la esposa, la puta de lujo y la idealista salvadora) que representan otros tantos espejos en los que se refleja –o distorsiona- el verdadero rostro del protagonista: un anti Robin Hood erigiéndose en adalid de la revolución de los ricos. Una película indignada muy acorde con los tiempos que corren.

http://www.notodo.com/cine/comedia/4166_el_capital_constantin_costagavras.html





Fotogramas de la película


"El pase de Le Capital de Costa-Gavras durante el Festival de Cine de San Sebastián deja el regusto de una película irónica en la que el director ha decidido, casi sin pestañear, apretar a fondo el acelerador. En tanto que thriller financiero, Le Capital apunta a un género en ciernes del que quizás aparezcan nuevos documentos en un futuro no muy lejano (¿affaire Strauss-Kahn?) No en vano, se le debe a Constantin Costa-Gavras el ser uno de los inventores del género del “cine político” (o militante) mediante obras imprescindibles como Z (1969), Etat de Siege (1972) o Missing (1982); thrillers sobre conspiraciones, secuestros y asesinatos políticos, dictaduras y movimientos de liberación nacionales. El paso de géneros narrativos, las transiciones de un género a otro o la emergencia de nuevos géneros puede explicarse por razones muy distintas. Una de éstas puede estar en la propia evolución de la política internacional durante las últimas cuatro décadas, en la que el expansionismo del capital habría condenado cualquier expectativa de “socialismo en un solo país”, además de reordenar los diferentes movimientos de liberación nacional, debilitamiento a su paso cualquier alternativa económicas haciendo de la globalización el único horizonte posible. En esta coyuntura, la política queda en un refinado derivado de la economía mundial y el reemplazo de un género por otro es una cuestión tan difícil de distinguir como determinar si El Capital de Marx es un tratado económico o un libro político.

Pero el cine político es ahora cine financiero, y Le Capital su tragicomedia más disparatada: la historia del ascenso imparable de Marc Tourneuil (Gad Elmaleh), un sicario del capital, al frente del Phenix, un gran banco europeo en proceso de transformación, renovación o lo que quieran. La elección de Gad Elmaleh como actor principal se desvela como un golpe bajo, pues este monologuista francés de ascendencia marroquí, pero judío, (y he dicho bien), es toda una estrella en el país galo. Elmaleh interpreta a un Tourneuil impertérrito, sin apenas una sonrisa en todo el metraje. Sin embargo la mezcla del propio actor con un tratamiento tan serio produce momentos de hilaridad. Costa-Gavras ha optado por el humor como contrabalanza a un tema tan serio. No advertir que esta película es satírica de principio a fin es no entenderla (como aquel crítico que no se la cree. ¡Como si hubiera que creérsela! ¿acaso la sátira no ha sido siempre un potente instrumento crítico de la realidad a través de la deformación y la exageración? Porque en tanto crítica del sistema, Le Capital es un documento inapelable. No se trata de una película cínica, sino una película sobre el cinismo de los bancos. Sobre la inversión de Robin Hood en el banquero especulador actual, que roba a los pobres para dárselos a los ricos. “El dinero es el amo, no el instrumento” dice en un momento ese depredador financiero que da vida convincentemente Gabriel Byrne, la contrabalanza americana al personaje de Tourneuil. Pero además, desde un punto de vista teórico, Le Capital describe de manera reveladora la fase actual del capitalismo que es la del capital financiero; esa abstracción que está en el eje de la actual crisis económica y que no es sino una estadio necesario en el fortalecimiento del capital. El capital financiero es, entonces, la pura abstracción, una fluctuación de la que nadie sabe qué es, como funciona, quien la dirige, etc. En un momento del filme, Tourneuil habla de unos ingenieros matemáticos que tienen, brillantes, para a continuación preguntar: “¿Qué es lo que vendemos?” Ni idea. ¿Qué es lo que se compra? Tampoco ni idea. La retorcidísima trama financiera tejida por Costa-Gavras (Phenix-compra-Mitzuko-Phenix se devalua-inversores yankis se hacen con Phenix, etc.) no pretende en ningún momento tener visos de verosimilitud. De hecho, esa complejidad no es plausible, como tampoco lo es pretender que actualmente alguien tiene alguna idea de cómo funciona la economía mundial. Esto es algo que ha sido constatado por diversos analistas económicos, los cuales o ellos mismos actúan como sicarios del capital o en un acto de honestidad argumentan que efectivamente no tienen ni la más remota idea de qué está pasando. Analizar qué es el capital financiero se antoja como el reto teórico de nuestro tiempo. Pero además, este capital financiero existe como una abstracción en los tiempos de la globalización, de acortamiento infinitesimal del tiempo y el espacio en la cibernética y la tecnología digital que permite transacciones de cifras astronómicas en segundos de una parte a otra del globo. La ironía sobre la pérdida de referencia del valor del dinero aparece varias veces en el filme, pues para Tourneuil da lo mismo si se trata de 27.000 € por el hotel de la supermodelo Nassin o un millón en un cheque para dicha modelo. Tourneuil maneja cifras (globales) como puras abstracciones, mientras que la reducción de plantilla, el desempleo al que dirige a miles de empleados se calcula sobre % muy calculados. Pero además, el aparato cibernético tiene su papel preponderante, pues uno de los rasgos del filme está en las continuas videoconferencias, telefonías globales, Iphones y las pantallas como interfaces perennes que organizan todo la esfera de la circulación de los bancos y los banqueros. Las pantallas devienen de ese modo en una metáfora y la imagen del gráfico diagramático de las subidas y bajadas en la pantalla del ordenador se convierten en una representación fidedigna de la abstracción del capital financiero. Podría decirse entonces que la economía mundial se dirige sola, por capricho, y que son las propias máquinas y ordenadores las que activan y desactivan las transacciones astronómicas de capital. (La imagen de los niños pegados a las pantallas de sus juguetes electrónicos en el encuentro con su familia en Navidad se le aparece a Tourneuil como una imagen del presente que prepara el relevo a lo que él mismo representa). Pues además, y ya fuera del filme ¿acaso el valor abstracto de la ganancia no se ejemplifica de mejor manera que cuando un niño grita que ha ganado delante de la pantalla de su videojuego? ¿Ha ganado el qué?
Le Capital de Costa-Gavras es una película cuya espectacularidad y aparente convencionalidad esconde todo un arsenal para la interpretación marxista. El intento de representación de una abstracción conceptual irrepresentable lo hace todavía más difícil, dificultad que aparece en toda su crudeza dialéctica en la lectura de Jameson de El Capital de Marx (un libro imposible de comprender y necesario al mismo tiempo). “En su forma más simple, todavía engañosa, ¿cómo puede obtenerse beneficio del intercambio de valores equivalentes? ¿Cómo podemos escapar del mercado y de la esfera de la circulación hacia algo distinto, algo mucho más dinámico y expansivo, algo histórico y no estático como el bazar o la feria estacional, la factoría o el barrio de los comerciantes? ¿Cómo puede el dinero convertirse en capital? Y, ¿por qué estas dos entidades se distinguen e incluso se oponen?”[1]

http://peioaguirre.blogspot.com/2012_09_01_archive.html

[1] Fredric Jameson, Representing Capital: el desempleo, una lectura del capital, Lengua de Trapo, 2012, p. 84



30.11.12

                    Una mujer sostiene a su desnutrido hijo en un centro de alimentación
                         terapéutica del hospital Al-Sabyeen en Sanaa (Yemen).
HITOS DE LA INVESTIGACIÓN DE 2012
Miguel Ayuso 29/12/2012   

2012 ha sido un año repleto de importantes avances científicos. No cabe duda de que el hallazgo del bosón de Higgs ha sido el descubrimiento  más importante de 2012, y quizás de lo que va de siglo, pero no ha sido la única noticia científica que ha llegado a la portada de los periódicos. La genética, la física de partículas y la investigación aeroespacial son los campos donde se han logrado los mayores avances. Estos son los descubrimientos e hitos científicos más relevantes de este año que termina, sin una jerarquía concreta, que ilustran muy bien lo que nos espera en 2013.

1. Reconstruyen el genoma completo del homínido denisovano
En 2010 se descubrió en la cueva de Denisova, al sur de Siberia, una nueva especie de homínido, emparentado con los neandertales y los humanos modernos. Los únicos restos que se conservan de este son una falange del dedo meñique y dos molares, que se cree pertenecieron a la misma niña. Pero una revolucionaria técnica, desarrollada por los investigadores Matthias Meyer y Marie-Theres Gansauge, ha permitido conocer el genoma del individuo y revelar detalles con una precisión sin precedentes para un homínido arcaico.
Los investigadores compararon el genoma denisovano con el de los neandertales y el de once humanos modernos de todo el mundo para confirmar lo que ya suponían: las poblaciones de grupos humanos aborígenes de las islas del sureste asiático como Papúa Nueva Guinea, y de Australia, comparten más variantes genéticas con Denisova que otras poblaciones humanas. Los resultados obtenidos, que fueron publicados a finales de agosto en la revista Science, señalan además que la variación genética de los denisovanos era muy baja comparada a los humanos actuales. Los investigadores, no obstante, han identificado 100.000 cambios genéticos que han ocurrido desde entonces. 

2. Una mujer tetrapléjica logra controlar un brazo robótico con la mente
Jan Scheuermann, una mujer de 52 años que no puede moverse de cuello para abajo, ha logrado llegar a dominar un brazo robótico usando su propio pensamiento, con una destreza muy similar a la que tiene un brazo humano. Este increíble experimento fue llevado a cabo por el mismo equipo de la Universidad de Pittsburg que había logrado anteriormente conectar la mente humana con un ordenador, logrando que el cursor del ratón se moviera mediante impulsos neuronales. La tecnología aún es experimental y extraordinariamente cara, pero los científicos están decididos a reducir costes y lograr que este tipo de prótesis hagan la vida más fácil a las personas paralíticas.  

3. Secuencian el ADN de un feto sin alterar su desarrollo
En junio, un grupo de investigadores de la Universidad de Washington (Seattle) anunció que había logrado secuenciar por completo el genoma de un feto usando simplemente fragmentos del ADN del mismo, que flotaban en la sangre de la madre.La técnica es potencialmente revolucionaria, ya que permite conocer la estructura genética del bebé antes de que nazca sin alterar su gestación. Sus creadores aseguran que podría ponerse a la venta en solo cinco años.
El desarrollo de este tipo de tecnologías abren, no obstante, un complicado debate sobre la conveniencia o no de saberlo todo acerca de nuestros bebés. Si conocemos el genoma completo de un feto podríamos conocer las enfermedad que posiblemente padecerá el futuro bebé, pero también si va a ser rubio o moreno, más o menos listo, o qué tipo de temperamento va a tener. Ahora toca preguntarse si de verdad queremos tener tanta información.
Referencia: Noninvasive Whole-Genome Sequencing of a Human Fetus (Science Translational Medicine, 6 de junio).

4. El Curiosity aterriza en Marte
El aterrizaje del último rover marciano, el celebérrimo Curiosity, ha sido el acontecimiento científico más mediático del año. Su descenso al planeta rojo estuvo lleno de épica, gracias en parte a los fracasos de naves anteriores, y a la tensión que sabiamente sabe imprimir la NASA en todas sus acciones. Los famosos “siete minutos de terror” fueron seguidos con emoción por todo el mundo, en un evento televisado muy poco habitual cuando hablamos de ciencia.
Más allá de lo excitante que resulta poner un ingenio humano a rodar en un planeta distinto al nuestro, el Curiosity brinda a los científicos de la NASA una ventana insuperable para explorar la superficie marciana. Si hay que destacar, no obstante, un aspecto revolucionario del rover, es su sistema de aterrizaje, a medio camino entre la grúa y el helicóptero, que logró que el vehículo de 3,3 toneladas se posara suavemente en la superficie marciana.

5. El proyecto ENCODE llega a su fin
Tras más de diez años de desarrollo, el proyecto ENCODE (Enciclopedia de los Elementos del ADN), una macroinvestigación que ha mantenido ocupados a 442 científicos –22 de ellos españoles–, procedentes de 32 laboratorios de todo el mundo, llegó a su fin. Sus conclusiones son de vital importancia, pues confirman lo que muchos científicos ya sospechaban: la parte del ADN ajena a los genes, y que supone el 98% del total, no es inservible, como se creía hasta ahora. De hecho, ejerce una función clave en el funcionamiento del genoma. El hallazgo abre un campo inmenso de investigación en medicina.

6. Se registra un nuevo récord de teleportación cuántica (en Canarias)
En muchos de los descubrimientos más importantes del año han participado científicos españoles, pero sólo uno ha tenido lugar en nuestro suelo o, más bien, en nuestro aire. Durante el verano (estación donde, curiosamente, han ocurrido la mayoría de descubrimientos), dos grupos de investigadores de China y Austria consiguieron romper el récord de teleportación cuántica, logrando transferir propiedades físicas de una partícula de luz (fotón) a otra a una distancia de 143 km, la que hay entre el telescopio Jacobus Kapteyn de La Palma y la Estación Óptica de Tierra que la Agencia Espacial Europea tiene en Tenerife. La teleportación cuántica podrá ayudar a crear una futura generación de ordenadores ultrapotentes  y nuevos sistemas de comunicación encriptada.

7. Nacen los primeros ratones sanos de óvulos procedentes de células madre
El pasado octubre, un grupo de investigadores japoneses lograron crear gametos femeninos funcionales a partir de células madre y, con ellos, generar descendencia fértil por fecundación in vitro. Es la primera vez que se logra criar seres vivos viables partiendo de células madre indiferenciadas. Si se sigue desarrollando esta técnica se podrán estudiar los genes, y otros factores que influyen en la fertilidad y el desarrollo de óvulos, de una forma más sencilla y funcional. A largo plazo el objetivo es que se puedan crear óvulos directamente en el laboratorio.

8. Se prueba la existencia del fermión de Majorana
En 1937 el físico italiano Ettore Majorana dedujo a partir de la teoría cuántica la existencia de una partícula que fuera a su vez su propia antipartícula, y que estaría justo en la frontera entre la materia y la antimateria. Demostrar la existencia de la partícula en cuestión, bautizada posteriormente como el fermión de Majorana, ha ocupado a los científicos durante setenta años. Pero parece que un equipo de físicos y químicos de Holanda ha resuelto el misterio, suministrado la primera evidencia sólida de que dicha partícula existe, en forma de cuasipartículas: grupos de electrones que interactúan entre ellos y se comportan como una sola partícula. El descubrimiento no sólo supone un importante avance en la teoría de la física de partículas –el más importante del año después del hallazgo del bosón de Higgs–, además podría tener importantes implicaciones en el prometedor campo de la computación cuántica, ya que estas misteriosas partículas podrían ser la base de “cuasibits”, más eficientes al almacenar y procesar datos que los bits utilizados actualmente en los ordenadores digitales
Referencia: Majorana Modes in Time-Reversal Invariant s-Wave Topological Superconductors (Physical Review Letters, 19 de enero).

9. Se desarrollan nuevas técnicas para alterar genes específicos
Hasta la fecha, la revisión y supresión del ADN en organismos complejos sólo puede realizarse mediante un mecanismo de prueba-error, lo que conlleva un importante gasto de recursos y tiempo. Un nuevo invento desarrollado por investigadores del Hospital General de Massachusetts, bautizado como TALENs (transcription activator-like effector nucleases), ofrece a los investigadores la posibilidad de alterar o inactivar genes específicos en peces cebra, sapos, ganado y otros animales. Esta nueva tecnología permitirá a los investigadores determinar, más rápidamente y con menos esfuerzo, las funciones específicas de los genes y mutaciones de individuos sanos y enfermos.
Artículo original: FLASH Assembly of TALENs for High-throughput Genome Editing(Nature Biotechnology, 8 de abril).

10. Descubren el bosón de Higgs
El descubrimiento del bosón de Higgs ha sido sin lugar a dudas el hallazgo científico más importante de año. El 4 de julio todos los periódicos daban la noticia, aunque pocos la entendieran: el hallazgo del bosón de Higgs constituía la última pieza que faltaba en el rompecabezas del modelo estándar de la física de partículas. La partícula, teorizada por el físico británico Peter Higgs, era esencial para que toda la física de partículas cobrara sentido, y su descubrimiento era el principal objetivo del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), el ingenio científico más importante de Europa. Encontrar el bosón de Higgs era el 'leitmotiv' del LHC y el éxito ha sido rotundo, no solo por alcanzar el objetivo en tan solo cuatro años, sino por haberlo hecho sin funcionar a máxima potencia.
http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2012/12/29/los-diez-hallazgos--mas-relevantes-de-un-gran-ano-para-la-ciencia-111873/


















(1961) Accattone
(1962) Mamma Roma
(1963) La ricotta, episodio del film Ro.Go.Pa.G.
(1963) La rabbia
(1964) Comizi d'amore
(1964) Sopralluoghi in Palestina per il Vangelo secondo Matteo
(1964) Il Vangelo secondo Matteo
(1966) Uccellacci e uccellini
(1966) La Terra vista dalla Luna, episodio del film Le streghe
(1967) Che cosa sono le nuvole?, episodio del film Capriccio all'italiana
(1967) Edipo re
(1967-1968) Appunti per un film sull'India
(1968) Teorema
(1968) La sequenza del fiore di carta, episodio del film Amore e rabbia
(1968-1969) Porcile
(1968-1969) Appunti per un'Orestiade africana
(1969) Medea
(1971) Il Decameron
(1971) Le mura di Sana'a
(1972) I racconti di Canterbury
(1974) Il fiore delle Mille e una notte
(1975) Salò o le centoventi giornate di Sodoma
(1976) Porno-Teo-Kolossal (incompiuto a causa della morte di Pasolini nel 1975)

Pier Paolo Paolini

MAMMA ROMA

Vida y pasión de Ettore

En la tarde del 1 de noviembre de 1975, el periodista Furio Colombo entrevistó a su amigo Pier Paolo Pasolini. Le preguntó cómo titular la entrevista que acababan de tener y Pasolini respondió: “Porque estamos todos en peligro”. Esa misma madrugada fue asesinado, un crimen con más sombras que luces, un asesinato sin resolver ­—cuya investigación se reabrió en 2010—, que creó una mancha en el subconsciente de una mayoría de italianos, mancha que ha ido creciendo con el paso de los años. Esa especie de deshonra no procede de la violenta muerte sufrida por el director italiano, sino de que muchos se habían sentido, de un modo u otro, culpables, aunque fuera por mirar a otro lado cuando veían una película de Pasolini, que apuntaba directamente a ellos. Así fue desde su primera película, Accattone (1961), hasta la última, Saló o los 120 días de Sodoma (Salò o le 120 giornate di Sodoma, 1975).
Resulta sintomático que Pasolini siempre fuera visto como un intelectual incómodo, por creer en sí mismo y por disfrutar de una forma de vida desafiante, frente a los conceptos patriarcales y burgueses de una sociedad defensora de la familia como institución prima en la Italia de los años sesenta y setenta. Decían de él en 1962: «¡Basta ya de apóstoles del fango! Basta ya de invertidos, prostitutas, chulos, gentuza y atracadores. Estos desechos humanos son el argumento de las morbosas fantasías de los llamados intelectuales de izquierda. ¡Impidamos el paso a la cultura invertida, vanguardia del comunismo!» (citado en Silvestra Marinello,Pier Paolo Pasolini, 1999, Cátedra, p. 190).
La anterior soflama refleja la molestia que producía Pasolini con todas sus películas, incluida Mamma Roma, aparentemente una película digerible para cualquier público. Pero ésta es una lectura superficial, porque detrás del argumento de Mamma Roma, segunda película de Pasolini, hay unas sombras y unas formas que delatan que el director era consciente de que cada película suya iba a molestar más a la sociedad italiana. Ese término de molestia iba a (re)definirse con el estreno de cada película, en consonancia hacia los que se sentían molestados, y éstos fueron primero la extrema derecha, después la derecha conservadora, y luego todo el abanico que incluye lo que se denomina burguesía ­­­—donde conviven moderados de derecha y de izquierda, intelectuales de salón, gentes de usos y costumbres rancias—, para adentrarse en la sacra institución familiar. Es decir, entre 1961 y 1975, Pasolini molestaba a casi todos. Y era consciente de que ésa era su función.
El argumento del segundo largometraje de Pasolini es sencillo: Mamma Roma (Ana Magnani) es una meretriz que, cuando su proxeneta se casa, marcha a la ciudad para labrarse un porvenir fuera de la prostitución. Consigue un puesto de venta de verduras en un mercadillo; cuando compra una casa vuelve al campo para recoger a su hijo Ettore, ya adolescente, con un carácter débil, quien se irá separando de su madre.

Sombras y formas

Pero lo que hace diferente Mamma Roma, del cine realista de los años sesenta (Francesco Rosi, Vittorio de Seta, Elio Petri, Marco Bellocchio, entre otros) son las sombras y las formas. La sombras son lo que nos muestra Pasolini de pasada; las formas son sus elementos simbólicos.
En el caso de las sombras la película está plena de retazos de disconformidad con la vida que quiere la protagonista y el sufrimiento de Ettore. Si ella ambiciona dejar de trabajar como prostituta y de ser una marginal para integrarse, anónima, en una vida decente. Solo disfruta de alegría con su hijo: al comienzo, cuando apenas levanta dos palmos y después, en un viaje en moto que comparten. Igual sucede con Ettore, quien en el nuevo mundo urbano, busca hacerse presente y lo que se le anuncia es la soledad y su anonimato, es presionado para integrarse y olvidar su origen campesino. Busca la cercanía y encuentra frialdad con cualquier personaje con el que se cruza. Decepción, en suma, sirva de ejemplo esa frase que suelta Bruna, la chica de la que se ha enamorado, cuando después de apalearlo un grupo de amigos, se va con los agresores y solo se atreve a decir: «Adiós Ettore, te veré mañana».
El tratamiento formal antecede al de sus siguientes trabajos, La ricotta (1963) y El evangelio según san Mateo (Il vangelo secondo Matteo, 1964). Hay cierta simbología en Mamma Roma que permite reflexionar que esta película tiene mucho de heterodoxa pasión y muerte cristiana en la que Mamma Roma sería una doliente Maria, Ettore un sufriente e incomprendido Jesús, acompañado puntualmente por la prostituta Bruna, no hace falta decir que sería una tópica María Magdalena, sin olvidar el simbolismo de ese grupo de amigos que le traiciona y abandona.
Figurativamente, en sus primeras imágenes asistimos a una boda que parece un retablo de la Última Cena o de las Bodas de Caná (1652) de Johann Heinrich Schönfeld (primera par de imágenes que acompañan al texto); en el final de la película, vemos a Ettore (segundo par) representado como la Lamentación sobre Cristo muerto de Andrea Mantegna (1431-1506), tal como señala Bernardo Bertolucci en los comentarios que acompañan al dvd de la película, y entre medias, numerosos detalles remarcan la simbología citada.
http://www.miradas.net/2012/12/media/mamma-roma.html













Intocable (tráiler)


CANAL+

Un millonario tetrapléjico decide contratatar a un inmigrante que acaba de salir de la cárcel como asistente.















AÑO
2011
DURACIÓN
109 min.
PAÍS
DIRECTOR
GUIÓN
Olivier Nakache, Eric Toledano
MÚSICA
Ludovico Einaudi
FOTOGRAFÍA
Mathieu Vadepied
REPARTO
PRODUCTORA
Quad Productions / Gaumont / TF1 Films / Ten Films / Chaocorp production / Canal + / Cinecinema
WEB OFICIAL
PREMIOS

2012: Globos de Oro: nominada a mejor película de habla no inglesa

2011: Premios Cesar: Mejor actor (Omar Sy). 9 nominaciones, incluyendo mejor película
2011: Festival de San Sebastián: Sección oficial no competitiva - Clausura
2011: Festival de Tokyo: Mejor película, mejor actor (François Cluzet & Omar Sy)
2011: Nominada Premios David di Donatello: Mejor película de la Unión Europea
2012: Premios del Cine Europeo: 4 nominaciones, incluyendo Mejor película
2012: Satellite Awards: Mejor película extranjera (ex-aequo, con "Pietà")

GÉNERO

SINOPSIS
Philippe, un aristócrata que se ha quedado tetrapléjico a causa de un accidente de parapente, contrata como cuidador a domicilio a Driss, un inmigrante de un barrio marginal recién salido de la cárcel. Aunque, a primera vista, no parece la persona más indicada, los dos acaban logrando que convivan Vivaldi y Earth Wind and Fire, la elocuencia y la hilaridad, los trajes de etiqueta y el chándal. Dos mundos enfrentados que, poco a poco, congenian hasta forjar una amistad tan disparatada, divertida y sólida como inesperada, una relación única en su especie de la que saltan chispas. (FILMAFFINITY)


CRÍTICAS

----------------------------------------

El argumento está basado en una historia real que los directores vieron en un documental en el año 2004. Fue en Francia un extraordinario éxito de público, estando 10 semanas consecutivas como nº1 de taquilla, lo que la convirtió en la película más taquillera de la historia de Francia. Además en abril de 2012, habiendo recaudado más de 312 millones de dólares, se convirtió en el film de habla no inglesa más taquillero de la historia del cine (superando al film japonés 'Spirited Away'). (FILMAFFINITY)




----------------------------------------
"Una comedia que reconcilia lo irreconciliable (...) El éxito de la película reside en la evidente química entre los dos hombres, que no podrían adaptarse mejor a la historia y los personajes. (...) Puntuación: *** (sobre 4)" (Christophe Narbonne: Premiere)
----------------------------------------



"'El discurso del rey' encuentra a 'Paseando a Miss Daisy' (...) Esta cuarta película de los guionistas y directores Olivier Nakache y Eric Toledano les granjeará muy probablemente su primera posibilidad de reconocimiento internacional" (Neil Young: The Hollywood Reporter)
----------------------------------------
"Aunque no son conocidos por su sutileza, los co-directores/guionistas franceses Eric Toledano y Olivier Nakache nunca habían rodado una película tan ofensiva como 'Untouchable'" (Jay Weissberg: Variety) 
----------------------------------------
"Oda al público medio. (...) Hollywood no podrá hacer una nueva versión de 'Intocable'. Mentira, la hará, pero será imposible hollywoodearla más" (Javier Ocaña: Diario El País) 
----------------------------------------



"Una película para público de multisalas, ávido de mensajes edificantes (...) Puntuación: ** (sobre 5)" (Sergi Sánchez: Diario La Razón) 

----------------------------------------
"Magnífica, hilarante, humanista, inteligente y fresca sin tener que apartarse un gran trecho del tópico" (E. Rodríguez Marchante: Diario ABC) 
----------------------------------------
"Gracias a un brillante guión, 'Intocable' tiene la habilidad de convertir asuntos cargados de tensión –marginalidad de arrabal, el color de la piel, la pobreza– en entretenimiento despojado de mala conciencia (...) Puntuación: **** (sobre 4)" (Salvador Llopart: Diario La Vanguardia) 
----------------------------------------
"Está rodada primorosamente (...) tiene un toque asumible de cine social (...) Y puede resultar tan divertida, gamberra y desacomplejada que ni siquiera te hará sentir culpable (...) Puntuación: **** (sobre 5)" (Carlos Marañón: Cinemanía) 
----------------------------------------
"Las claves de la eficacia de 'Intocable' son una huida de la compasión, una escritura cuidadosa de los personajes y un uso extraordinario del humor (...) Puntuación: *** (sobre 5)" (Desirée de Fez: Fotogramas)