728x90 AdSpace

alojamiento wordpress
  • Más Nuevos

    sábado, 4 de agosto de 2012

    Hopper, el pintor del alma americana

    El pintor de la soledad contemporánea

    Edward Hopper fue uno de los principales representantes del realismo del siglo XX. Pero durante gran parte de su vida su obra pictórica no recibió la atención de la crítica ni del público y se vio obligado a trabajar como ilustrador para subsistir. Hoy, sus solitarias casas, barras de bar y gasolineras se han convertido en iconos de la vida y la sociedad estadounidense. 







    Influencia europea
    Hopper viaja a Europa en 1906. En París se dejaría influenciar por los impresionistas, y visitaría Londres, Berlín y Bruselas en 1907. El estilo que lo caracterizaría durante el resto de su vida aparecería poco antes de 1910, de nuevo en París. Allí cultivaría el gusto por las imágenes abiertas y los grandes espacios –en particular la luz y la perspectiva recuerdan, en un primer momento, a Degas–. Arriba, el Mañana en Carolina del Sur, 1955.



    Soledad 'española'

    La soledad, uno de los temas característicos de Hopper, se consolidaría tras viajar a España, donde conjugó su admiración que ya sentía por Manet, Monet, Pisarro o Tolouse-Lautrec con el descubrimiento y el acercamiento a la obra de Francisco de Goya.









     Arriba, estudio y obra final de Puesta de sol en Cape Cod, de 1953.


    Un gran pintor americano

    El éxito llegaría a la vida de Hopper entre 1923 y 1924 gracias a sendas exposiciones de acuarela y lienzo. Los realistas lo adoptaron como uno de los autores de referencia, mientras el pintor abandonaba poco a poco la nostalgia europea para volcarse en el costumbrismo norteamericano, que ya no abandonaría. Hoy figura entre los grandes padres de la pintura estadounidense. Arriba, Puesta de sol en Cape Cod, de 1953.

    Los cuadernos inéditos

    Los cuadernos inéditos
    Con motivo de la exposición, La Fábrica Editorial y el Museo Thyssen editan en un libro una selección de los cuadernos personales, hasta ahora inéditos, que Hooper y Josephine fueron elaborando durante su vida en común. Escenas de calle, interiores de hoteles, cafés y cines, solitarios apartamentos...132 páginas a todo color en las que se confrontan las pinturas acabadas con sus bocetos en los cuadernos, que permite acercarse como nunca hasta ahora al universo creativo del pintor. Arriba, el de Mañana en Carolina del Sur, 1955.


                                              Autorretrato del artista, fechado entre 1925 y 1930.














    El éxito

    El éxito conseguido con una exposición de acuarelas (1923) y otra de lienzos (1924) hacen de Hopper el autor de referencia de los realistas que pintabanescenas estadounidenses.
    Su evocadora vocación artística evoluciona hacia un fuerte realismo, que resulta ser la síntesis de la visión figurativa unida al sentimiento poético que Hopper percibe en sus objetos.
    Imágenes urbanas o rurales, inmersas en el silencio, en un espacio real y metafísico a la vez, que comunica al espectador un sentimiento de alejamiento del tema y del ambiente en el que está inmerso bastante fuerte. Hopper consigue esto por medio de una esmerada composición geométrica del lienzo, por un sofisticado juego de luces, frías, cortantes e intencionadamente "artificiales", y por una extraordinaria síntesis de los detalles. La escena aparece casi siempre desierta; en sus cuadros casi nunca encontramos más de una figura humana, y cuando hay más de uno lo que destaca es la alienación de los temas y la imposibilidad de comunicación resultante, que agudiza la soledad. Algunos ejemplos de este tipo de obras son Nighthawks o Despacho en una ciudad pequeña (1953).
    En 1933 el Museo de Arte Moderno de Nueva York le consagró la primera retrospectiva, y el Whitney Museum la segunda, en 1950.
    Hopper muere el 25 de enero de 1968 en su estudio neoyorquino, cerca de Washington Square.

    Santos García Zapata

    Editor del Diario Digital Notivargas.com y varios sitio web más, conductor del programa radial de mayor sintonía del estado Vargas "Contraste con Zapata". Creador del movimiento en pro de los perros de raza Pitbull llamado "NO A LA EXTINCIÓN DE PITT-BULL EN VENEZUELA “con más de 40 mil miembros.Director durante 11 años del diario Puerto.

    Sitio Web: Editor Director

    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Hopper, el pintor del alma americana Rating: 5 Reviewed By: Santos García Zapata
    Ir Arriba