Wikileaks y Julian Assange, en el punto de mira

No habrá sido el personaje del año para la revista Time, pero Julian Assange sí se ha convertido en el principal actor de la política internacional en 2010. Las filtraciones de Wikileaks han dado lugar a una corriente denominada como el periodismo del futuro, aunque si de algo han servido es para acercar conflictos y realidades que se escapan al entendimiento de la mayoría de los ciudadanos a base de datos y más datos sin editar.
En mayo, la organización comenzó su año triunfal con la publicación de un vídeo en el que se veía a soldados norteamericanos disparando a civiles en Irak desde su helicóptero Apache. Entre los muertos había un cámara de Reuters, lo que dio más notoriedad al asunto. Luego, a finales de julio, publicaron el ‘Diario de la guerra de Afganistán’. Un compendio de 75.000 informes oficiales de EEUU en los que se relataban batallas y ataques a civiles. Esos documentos también explicaban el día a día de una guerra lejos de ganarse. En octubre le tocó el turno al ‘Diario de la guerra de Irak', en el que quedó patente los abusos y muertes de iraquíes que EEUU toleró impasible.
Wikileaks y Julian Assange, en el punto de mira
Pero la mayor repercusión la ha tenido la publicación de ‘Los papeles de la diplomacia estadounidense’ que han hecho enfurecer de una vez por todas a Washington y propiciaron la detención de Assange en Londres acusado de un presunto caso de violación en Suecia. Al mismo tiempo cobró notoriedad en Internet el grupo Anonymous, que ha tratado de defender a Wikileaks mediante ciberataques a varias corporaciones.


LA HISTORIA DE ROSA PARKS, LA MUJER QUE DESAFIÓ AL RACISMO AMERICANO

HASTA ENTONCES, LOS NEGROS TENÍAN LUGARES RESERVADOS ALEJADOS DE LOS BLANCOS PARA NO MEZCLARSE CON ELLOS 



Estados Unidos, el paradigma de la igualdad entre las personas, no siempre ha sido asi. No lo es en la actualidad... y mucho menos hace unos años, cuando los negros tenian que ponerse en la parte trasera de los autobuses, y levantarse de su asiento si llegaba un blanco y queria sentarse alli...

En 1955, Rosa Parks tenía 42 años. Afroamericana, natural de Montgomery, Alabama, e hija de un carpintero y una maestra de escuela. De profesión, costurera. Pero además, secretaria y ayudante en la Asociación Nacional para el Avance del Pueblo de Color.

En aquellos años, los negros sufrían en EEUU la humillación -especialmente en el sur- de no poder compartir con los blancos los mismos lugares públicos: escuelas, restaurantes, salas de espera... la segregación llegaba al punto de que en los baños se mostraban letreros de "sólo blancos" o, directamente, "negros no". Las leyes Jim Crow, heredadas de la esclavitud del siglo XIX, fueron diseñadas para que los afroamericanos se sintieran inferiores y así mantenerlos marginados de la sociedad.

Pero gente como Rosa Parks tenía claro que las cosas podían cambiar. El 1 de diciembre de 1955, cogió un autobús público para volver a su casa. Por entonces, los vehículos estaban señalizados con una línea: los blancos adelante y los negros detrás. Así, la gente de color subía al autobús, pagaba al conductor, se bajaba y subía de nuevo por la puerta trasera.

Parks se sentó en los asientos del medio, que podían usar los negros si ningún blanco lo requería. Cuando se llenó esa parte, el conductor le ordenó, junto a otros tres negros, que cedieran sus lugares a un joven blanco que acababan de subir. "Éste ni siquiera había pedido el asiento", dijo después Parks en una entrevista a la BBC. Los otros se levantaron, pero ella permaneció inmóvil.

El autobusero trató de disuadirla. Debía ceder su asiento, es lo que marcaba la ley. "Voy a hacer que te arresten", le dijo el conductor. "Puede hacerlo", respondió ella. Cuando la policía le preguntó que por qué no se levantaba, contestó con otra pregunta: "¿Por qué todos ustedes están empujándonos por todos lados?".

"Mientras más obedecíamos, peor nos trataban", asegura Parks en sus memorias. "Aquel día estaba fatigada y cansada. Harta de ceder". Por el lance del autobús, Rosa Parks pasó la noche en el calabozo, acusada de perturbar el orden público y pagó una multa de catorce dólares. Sin embargo, el caso trascendió y acabó por dar voz a los movimientos por el fin de la segregación que ya habían comenzado a hacerse notar.

Indignado y hastiado, un joven y desconocido pastor bautista llamado Martin Luther King organizó una oleada de protestas contra la segregación en los autobuses públicos de Montgomery que duró 382 días. Los treinta mil afroamericanos que participaron hicieron marchas de hasta nueve kilómetros, y cuando les preguntaban cómo se sentían, algunos respondían: "Mis pies, cansados. Mi alma, ¡liberada!".

Mientras, el caso Parks llegó a la Corte Suprema del país, que declaró que la segregación era una norma contraria a la constitución estadounidense, que declara iguales a todos los individuos de la nación. Un año después, el gobierno abolió cualquier tipo de discriminación en los lugares públicos.
Parks, que falleció en 2005 a los 92 años, continuó luchando durante el resto de su vida por los derechos civiles de los afroamericanos. En 1999, recibió la Medalla de Oro del Congreso de los EEUU. Por cierto, la foto superior es de ella, de la propia Rosa, en el autobus que habitualmente utilizaba para desplazarse. 
estampas
RACISMO. Un perro policía ataca a un joven activista durante una 
concentración en Alabama para reivindicar la igualdad entre negros 
y blancos en 1963. / AP.















Según el estudio, del Southern Poverty Law Center (SPLC),
 926 de estos grupos racistas, xenófobos u hostiles a las
 minorías estaban activos en Estados Unidos en 2008, es decir
 un aumento de un 4% con respecto a 2007 (888 grupos 
identificados) y de 56% con respecto a 2006 (602 censados).
 "La elección de Barack Obama, primer presidente negro 
de Estados Unidos, también "enardeció a los racistas 
extremistas que ven (esta elección) como un signo 
adicional del hecho de que su país está asediado
 por no-Blancos", prosiguió Potok.
 
Elizabeth Eckford es acosada al ir al colegio, después de que la 
corte decretó el fin de la segregación racial en la educación.
 
16 de Octubre de 1968. México D.F.

Los atletas norteamericanos Tommie Smith y John Carlos, protestan 
contra la discriminación racial en EE.UU. ambos sufrieron graves represalias por ello.