728x90 AdSpace

alojamiento wordpress
  • Más Nuevos

    miércoles, 27 de abril de 2011

    Hunter Stockton Thompson, el creador del periodismo "gonzo"

    Miedo y Asco en América: Hunter S. Thompson, el Doctor Gonzo
    Paseando por la cara salvaje de la vida
    Imagen de Hunter - Magnolia Pictures
    Homenaje al escritor, revolucionario periodista, padre del "estilo gonzo", e icono de la contracultura norteamericana, cinco años después de su suicidio.

    El 20 de febrero del 2005, Hunter S. Thompson terminaba con su vida de un disparo en su casa de Woody Creek, Colorado. Cuatro días antes, dejó esta nota:
    "No más juegos. No más bombas. No más caminar. No más diversión. No más natación. 67. Eso es 17 años pasados los 50. 17 más de los que necesitaba o quería. Aburrido. Siempre estoy gruñón. Ninguna diversión –para nadie. 67. Te estás volviendo codicioso. Actúa según tu edad. Relájate –esto no dolerá".
    Titulada “La temporada de juego ha terminado”, iba dirigida a su mujer Anita y fue publicada en la revista Rolling Stone, desde la que Hunter revolucionó el periodismo y se convirtió en escritor de culto y mito contracultural.

    Por el lado salvaje de la vida

    Hunter Stockton Thompson nació en Louisville, Kentucky, en 1937. La muerte del padre dejó a tres hijos al cuidado de su madre, con problemas de alcoholismo. Arrestado por robo en 1956, se alistó en la Fuerzas Aéreas, trabajando en el departamento de información de la base en Eglin, Florida.
    Redactor deportivo, infringió las reglas al escribir en varios diarios locales, siendo dado de baja honorable en 1958. "Este soldado, aunque talentoso, no podrá ser guiado por las políticas... su actitud de superioridad y rebeldía parece contagiarse en otros", escribió su jefe, el Coronel W.S. Evans.
    Hunter realizó cursos de escritura de relatos en NY mientras era copista en la revista Time. Despedido por insubordinación en 1959, fue periodista del Middletown Daily Record, que lo echó poco después. Se fue a Puerto Rico en 1960, trabajando en la revista El Sportivo. Tampoco duró, pero pudo viajar -Caribe y Sudamérica- como freelance. Escribió dos novelas, "Prince Jellyfish" y "El diario del ron".

    "Freak Power"

    Volvió a EEUU, se casó y tuvo un hijo. Vivió la era hippie -y las drogas- en San Francisco, y pasó un año con Los Ángeles del Infierno. The Nation le ofreció en 1965 escribir sobre la experiencia, que terminó -brutal paliza incluida- cuando los moteros le exigieron parte de las ganancias. El artículo se convirtió en libro en 1966, "Los Ángeles del Infierno: una extraña y terrible saga".
    ·          
    Hunter se mudó a Colorado, presentándose a sheriff del condado de Pitkin en 1970. La leyenda cuenta que se presentó en la redacción de Rolling Stone, cervezas en mano, exigiendo que, como candidato, debía escribir un artículo. "Freak Power in the Rockies" fue su candidatura.
    Como líder del partido "Freak Power", su programa electoral incluía despenalizar las drogas, destruir el asfalto para que la gente caminara, prohibir los edificios que ocultaran el paisaje, o rebautizar Aspen como "Ciudad Gorda". Perdió las elecciones por escaso margen.

    El nacimiento del "Periodismo Gonzo"


    En 1970, Hunter debía entregar un reportaje sobre el derby de Kentucky. Sin tiempo ni ideas, envió los apuntes de su cuaderno a la revista deportiva Scanlan’s Monthly, que los publicó tal cual. "El Derby de Kentucky es decadente y depravado" fue el primer artículo "gonzo".
    Escrito en un estado maníaco/compulsivo, el artículo fue un éxito inesperado. El periodista Bill Cardoso lo describió como una iluminación: "Ahora sí, esto es Gonzo puro. Si éste es el principio, que siga llegando". Según Ralph Steadman, su dibujante, Hunter dijo: "Ok, eso es lo que hago. Gonzo
    ."
    Rival del "Nuevo Periodismo"


    Totalmente subjetivo, el periodismo gonzo mezcla ficción y hechos, detalla ideas y aventuras del escritor, personaje principal del artículo, para alimentar el contexto del tema abordado. Su estilo rivalizó con “el Nuevo Periodismo” liderado por Tom Wolfe, Truman Capote y Norman Mailer.
    Enrolado como corresponsal político de Rolling Stone -Director de Asuntos Nacionales, título que ostentó hasta su muerte-, sus libros más famosos fueron publicados en ésta. "Miedo y Asco en Las Vegas" -llevada al cine con Johnny Deep como Hunter- y "Miedo y Asco en la Campaña Presidencial de 1972", furibundo ataque contra Nixon. Ambos retratan con mordaz y deformada crueldad la sociedad norteamericana.

    Un viaje salvaje al corazón del sueño americano


    Y es que, como el subtítulo de "Miedo y Asco en Las Vegas", su prosa esconde una alucinada y salvaje visión del ideal norteamericano, convertido en algo grotesco e hipócrita. "La verdad es más extraña que la ficción", decía. Seguramente, drogas y alcohol la hacían algo más comprensible. O menos horrible.
    Referente de una época y una actitud, sus provocadores artículos, enviados en el último minuto, de cualquier manera; su vida, peligrosa y caótica -"No recomiendo el uso de drogas, el consumo del alcohol, o la locura, pero en mi caso han funcionado"-; y su icónica imagen -gafas oscuras, gorra de pesca blanca, cigarrillo con boquilla-, ocultaban una mente privilegiada, capaz de escribir:
    "San Francisco a mediados de los 60: un tiempo y un lugar muy especiales para ser parte de ellos... ninguna explicación, combinación de palabras, música o recuerdos puede rozar la sensación de saber que estabas allí, vivo, en ese rincón del tiempo y el mundo... Había locura en todas direcciones... una fantástica sensación universal de que fuera lo que fuera lo que estábamos haciendo estaba bien, estábamos ganando...
    Y eso, creo, era lo principal, esa sensación de victoria inevitable sobre las fuerzas del Mal y de lo Viejo. No de forma mezquina o militar; no necesitábamos eso. Nuestra energía simplemente prevalecería... Teníamos el impulso; estábamos montados en la cresta de una ola alta y hermosa..."


    Iconoclasta, desbocado y contradictorio


    "El Monólogo de la Ola" -de "Miedo y Asco en Las Vegas"- , es el mejor testimonio de los 60 y de su escritura, viva y cargada de adrenalina, sin ocultar su profunda, amarga decepción con lo que le rodeaba:
    Y ahora... puedes subir a la cima de una colina en Las Vegas y mirar hacia el Oeste, y si sabes mirar casi podrás ver el punto hasta donde llegó el agua, ese lugar en el que la ola finalmente rompió y comenzó a retroceder”.
    Podrían usarse cientos de citas para subrayar la grandeza y lucidez de Hunter, iconoclasta, desbocado, contradictorio, febril e inclasificable. Se te echa de menos. Descansa en paz, Doctor.

    MALDITOS, HETERODOXOS Y ALUCINADOS
     Hunter Stockton Thompson, el creador del periodismo "gonzo"

    JAVIER MEMBA


    Gonzo - Blogfall.com
    De actualidad estos días por la edición española de su primera novela "El diario del ron" (Anagrama), Hunter Stockton Thompson es a la prensa lo que Bukowski a la novela. Licor y estupefacientes fueron su "combustibles" reconocidos para un vertiginoso viaje por la locura que encierran algunas formas del sueño norteamericano. Sin embargo, cuando se le pregunta a este respecto, suele contestar: "Lejos de mí la idea de recomendar al lector drogas, alcohol, violencia y demencia. Pero debo confesar que, sin todo esto, yo no sería nada".



    Creador del llamado periodismo "gonzo" -aquel en el que cronista se convierte en protagonista de su crónica, promoviendo su acción y sufriendo sus consecuencias-, él siempre ha hablado de aquello como de un hallazgo casual. Enviado por una revista a realizar un reportaje sobre una importante carrera de caballos, Thompson y su fotógrafo estaban dando cuenta de un canuto cuando la ceniza de éste se les cayó sobre el traje de un importante político. Mientras la ropas de aquél comenzaron a quemarse, los dos periodistas decidieron poner tierra de por medio. "Pasada una semana vino el editor, a quien le habíamos prometido el artículo, a recogerlo. Yo no lo tenía escrito: cuando más consultaba mi bloc de notas, mi mente se quedaba más en blanco. Total, que tuve miedo de que nos quedáramos sin cobrar y le di mis apuntes. Cuando salieron publicados, empecé a hacer las maletas para cambiarme de ciudad, pero todo el mundo empezó a llamarme para decirme que aquello era maravilloso". En cuanto a "gonzo", la palabra en cuestión, Thompson explica: "La utilizaba un amigo mío de Oakland, siempre pasadísimo, para referirse a esas personas que tienen la mente peor que los locos".



    "Un delincuente juvenil" 



    Hunter S. Thompson, como firma sus crónicas -incluso las que tienen más de 200 páginas y reciben el nombre de novelas- nació en Louisville (Kentucky) en 1939. Preguntado por su infancia en una entrevista publicada por la revista "Star" en abril de 1979, Thompson responde: "He sido un delincuente juvenil, el típico que calzaba wambas blancas, camiseta de la Universidad de Oxford y tejanos. Me dedicaba a robar pequeñas cosas, sobre todo licor, que era por lo que nos pagaban más". Inquirido con posterioridad sobre sus condenas contesta: "Sé más de las cárceles que la mayoría de los convictos del país. De los 15 a los 18 años mi vida transcurrió repartida entre las rejas y las calles. Fue precisamente en prisión donde me inicié con la heroína".


    Finalizada su experiencia reclusa, Thompson es corresponsal del "New York Herald Tribune" en el Caribe. De su estancia en Puerto Rico viene a dar cuenta la ya aludida "El diario del ron", en cuyas páginas -autobiográficas como todas las a él debidas- se nos presenta bajo el nombre de Kemp, un joven trotamundos que acaba de abandonar el Village para emplearse en una redacción portorriqueña. Serán sus compañeros de esos días misántropos, escépticos, perdedores y ambiciosos que lo disimulan bajo un falso interés por la redención de los pobres. Ni que decir tiene que estos últimos serán los que inspiran a Kemp el mayor de sus desprecios. Sin que ello signifique, claro está, que muestra la más mínima solidaridad con los descreídos. Los verdaderos intereses de nuestro corresponsal están en el ron que bebe sin cesar y en las orgías a las que se entrega.

    Referencia contracultural 

    Tras una nueva experiencia como corresponsal para "National Observer" que le mantiene en Sudamérica hasta 1963, Thompson regresa a Nueva York y comienza colaborar en publicaciones como "Esquire", el magazine del "New York Times", "Nation", "Reporter" y "Harper’s". Publica su primera novela -"El diario del ron" es la primera que escribe, pero su publicación es más reciente- en 1966, "Los Ángeles del infierno" es su título. La crónica sobre los movimientos de droga que llevan a cabo estos conocidos motoristas norteamericanos le convierte en el "enfant terrible" de la literatura estadounidense. Su estela transciende incluso a círculos tan poco afectos a la prensa como los contraculturales, en los que Thompson es una referencia obligada desde entonces. Por dilucidar aún si la paternidad del nuevo periodismo pertenece a él o a Thomas Wolfe, lo cierto es que, como novelista, Thompson se da a conocer antes. "The Electric Kool-Aid Acid Test", el primer libro de Wolfe, data de 1968.

    Redactor jefe de la sección nacional de la prestigiosa revista "Rolling Stone" entre 1969 y 1974, de uno de los reportajes realizados por aquel tiempo acerca de la campaña presidencial de 1972 nace su novela más celebrada: "Miedo y asco en Las Vegas". En su páginas, el eterno periodista, álter ego del autor en todas sus novelas, acompañado en esta ocasión por un abogado, se lanza con su Chevrolet descapotable a la conquista de Las Vegas. Las drogas más variadas suceden al alcohol en alternancia constante a lo largo de todo el recorrido de estos dos pícaros de nuestro tiempo.

    "Mis obras más importantes están aún por escribir", anunciaría ante el aplauso cosechado entonces. "Fear and Loathing on the Campaign Trail’77" (1973), "La gran caza del tiburón" (1979) y "The Curse of Lono" (1983) sólo son algunas de las que ha dado a la estampa hasta la fecha

    Hunter S. Thompson se suicidó mientras hablaba por teléfono con su esposa


    El autor de "Miedo y asco en Las Vegas" le pidió a su mujer que regresara a casa desde el gimnasio y en lugar de decir "adios" se disparó en la cabeza el domingo 20 de febrero.
    (...) "Estaba al teléfono con él, dejó el auricular a un lado y lo hizo", relató la mujer de 32 años al diario Aspen Daily News, al que agregó que escuchó el "ruido (del gatillo) del arma" con que el autor, conocido por acuñar el término "gonzo periodismo" se mató el domingo 20 de febrero en su hogar de Colorado.
     Anita Thompson recordó que su esposo le pidió que regresara casa desde el gimnasio para que trabajaran juntos en su columna semanal, pero en lugar de despedirse con un 'adiós', se disparó en la cabeza.
     Agregó que escuchó un fuerte, pero amortiguado sonido, sin saber qué había ocurrido. "Estaba esperando para que volviera al teléfono", relató.
     Thompson, quien fue un importante periodista político, uno de los más importantes autores estadounidenses del siglo 20 y el creador del "gonzo periodismo", estilo basado en hechos pero en el cual el escritor es una parte esencial del relato, fue hallado muerto por su hijo Juan.
     El autor de 67 años se disparó a sí mismo en la cabeza en la cocina mientras su hijo, nuera y nieto de seis años estaban en el fortificado complejo de la localidad de Woody Creek conocido como Owl Farm (Granja búho).
     La esposa de Thompson afirmó al diario que en los meses previos al suceso repetidamente su marido hablaba de suicidarse. De hecho, dejó instrucciones verbales y escritas sobre el destino de su cuerpo, sus trabajos no publicados y sus pertenencias.
     "El quería irse mientras estuviera en su mejor momento. Deseo haber sido más comprensiva respecto de su decisión", agregó.
    El salto a la fama del autor fue en 1971 con su libro "Miedo y asco en Las Vegas" en el que relataba su experiencia bajo el efecto de las drogas mientras cubría una competición automovilística.
     Esta obra se convirtió en un clásico que sirvió de base para una adaptación cinematográfica en 1998, protagonizada por Johnny Depp y que en Chile fue exhibida con el título "Pánico y locura en Las Vegas".
    Thompson, cuyos primeros escritos aparecieron en la revista Rolling Stone, declaró en muchas ocasiones que estaba totalmente borracho o bajo el efecto de las drogas cuando escribía sobre figuras políticas como Jimmy Carter, Richard Nixon y Bill Clinton. (Agencias)
    El periodismo gonzo: Hunter S. Thompson

    Gonzo - Blogfall.com
    La evolución del periodismo tradicional a las nuevas tendencias del periodismo literario explotado en las épocas de 1960 y 1970.
    El periodismo a través de los años siempre ha tenido la definición de ser solo un oficio, para ser periodista no se necesita nada más, solo las ganas de querer hacerlo, de querer informar o escribir una buena historia, pero siempre como un simple espectador.
    Durante años el periodismo siempre fue visto así, solo un documento que plasma hechos históricos por un redactor anónimo, sin embargo en 1960 y 1970 algunos periodistas se dieron cuenta de que esto era un absurdo, ser espectadores ya no los complacía con el oficio que eligieron como carrera universitaria o como entretenimiento de algunos días y que después se les volvió una adicción, por la simple razón de que ellos estaban en la noticia, ellos eran parte de ella, por lo que tomaron el papel de escribir como alguien que está en la acción utilizando la primera persona como su sello personal de escritura y ya no como una simple pieza alejada de la acción y la relevancia de lo que estaban haciendo.
    El nuevo periodismo
    La inmolación de este nuevo periodismo tuvo a sus actores principales en Estados Unidos siendo los más importantes Truman Capote, Tom Wolfe y Hunter S. Thompson, sin embargo en Polonia Ryszard Kapuscinski fue uno de los periodistas polacos que adoptó este nuevo género pero lo negaba como tal, pues siempre declaró que él no pretendía ser él la nota, ni tampoco pretendía hacer novelas policiacas, sino que era un simple conducto de excelentes historias, las historias son las que hablan no él y en todo caso el protagonista tendría que ser la noticia en sí misma y no el reportero. Queda claro que Kapuscinski es seguidor del periodismo tradicional, pero lo complementa con las opciones que da la literatura para agregarle mayor empuje a sus historias.
    Aunque Truman Capote dijo que era un genio porque había creado un nuevo género periodístico que nombró como la novela de no ficción, en este espacio nos enfocaremos en el género negado por algunos y amado por muchos como es el periodismo gonzo, donde el periodismo es considerado literatura y donde los excesos son considerados como parte de la inspiración de un periodista.
    Iniciemos explicando muy brevemente qué es el periodismo gonzo. Este género se identifica porque el periodista ya no es un espectador de la noticia como lo era en años anteriores o en el periodismo puro, sino que ahora se involucra a tal grado que él es la noticia más allá del hecho que debe cubrir el involucrado. El más reconocido, y el padre del periodismo gonzo, es Hunter Stockton Thompson, mejor conocido como Dr. Hunter S. Thompson.
    Doctor Gonzo
    Thompson se dio a notar por su peculiar estilo al escribir, pues él siempre fue el centro de la noticia a tal grado de ser odiado por los periodistas puristas por su falta de compromiso hacia los principios del periodismo, donde se dice que es primero la nota, no importa qué tanto te cueste ir por ella la debes de tener y lo último que interesa es el reportero. Thompson rechazaba esa idea, al contrario el reportero debía de estar ahí, él es parte de la noticia, no era de los que narraban exactamente qué era lo que había pasado en el evento a cubrir, el maestro gonzo se inclinó más a retratar qué era lo que pasaba alrededor de él, en retratar la indecencia social, la indecencia que él personificaba.Hunter siempre tuvo una gran pregunta; por qué un escritor, o mejor aún, un periodista no podría ser tan famoso y admirado como una estrella de rock, por lo que se propuso a serlo y experimentarlo para llegar a un nivel que se tenía pensado imposible para los periodistas, y lo logró, logró que por generaciones los jóvenes periodistas y yonkis fueran su séquito de admiradores, su fórmula secreta fue escribir sobre lo que nadie se atrevía a escribir, sexo, drogas y rock and roll.
    Del papel a la pantalla grande
    Su mejores trabajos fueron distinguidos internacionalmente, el primero de ellos sobre el Derby en el estado de Kentucky en Estados Unidos, donde en lugar de dar la reseña de la carrera de caballos, que era lo que lo habían mandado a cubrir, dio sus borradores y unas cuantas notas a su editor sobre las personas que habían asistido al lugar, pero no hablaba exactamente de cómo los asistentes se entusiasmaban ante la competencia, fue a un lado mucho más visceral del lugar. Habló sobre el alcoholismo, lo que muchos periodistas preferían no escribir.
    No obstante su obra más reconocida fue "Miedo y Asco en Las Vegas", una novela que describe su visita y búsqueda por el sueño americano acompañado por su abogado, de apodo Mr. Gonzo, y una maleta llena de drogas. Es un texto lleno de viajes psicóticos alrededor de los casinos de Las Vegas y de experiencias de destrucción en los hoteles más lujosos de la ciudad, fue tal el impacto de esta novela que fue llevada a la pantalla grande por Terry Guilliam con Johnny Deep, gran amigo de Hunter S. Thompson, de protagonista de la misma y con el nombre original, esta cinta es de culto entre los admiradores del gonzo y muchas de las admiradoras de Deep.
    Thompson hizo por el periodismo lo que la generación beat, Jack Kerouack y William S. Burroughs hicieron por la literatura, muchos piensan que pervirtieron el arte, pero otros pensamos que lo innovaron al punto de hacerlo arte e hicieron más simple lo que varios creían totalmente difícil e incluso elitista.
    Leer más en Suite101: El periodismo gonzo: Hunter S. Thompson | Suite101.net http://www.suite101.net/content/el-otro-periodismo-a28125#ixzz1KlfZJaoq
    http://www.suite101.net/content/el-otro-periodismo-a28125
    Hunter S. Thompson

    Hunter S. Thompson, impresionista. Ahora sale un nuevo libro coral que Boing Boing comenta y también Rodrigo Fresán en un artículo de este findesemana, el libro intenta contar su vida con el relato de toda la gente que lo rozó alguna vez. Y es otra biografía post mortem de las que nadie puede refutar y seguro me compraré en algún momento
    Para mí el mejor Thompson es el de Días de Ron (Rum Diary), un libro publicado en el 1998 cuando necesitaba el dinero, es la historia de un periodista desganado trabajando en un diario de mala muerte junto a una banda de desquiciados que hacen todo lo que está a su alcance para sabotearse. La foto de este post es la de Thompson en Puerto Rico escribiendo ese libro; desde que lo leí me prometí visitar Puerto Rico, alquilar un auto y andar en cuero al solo a lo Gonzo.
    Thompson tenía una armónica roja guardada en su cajón, regalo de Dylan. Cuando se suicidó hace dos años y medio había planeado al detalle su funeral: pretendía una esfinge gigante de un puño con un peyote agarrado, el símbolo de su periodismo Gonzo, que escupiera a la noche del desierto sus cenizas con fuegos artificiales mientras sonara Mr. Tambourine Man
    Jhonny Depp le pagó el funeral, esta es una de las pocas fotos de las cenizas de Thompson escupidas a lo gonzo:

    Editorial: BOOKET

    Cantidad de Páginas: 254

    "Compartía la oscura sospecha de que la vida que llevábamos era una causa perdida, de que éramos todos actores, engañándonos a nosotros mismos en una odisea sin sentido. La tensión entre estos dos polos opuestos -un idealismo inquieto por un lado y una sensación de desastre inminente por el otro- me mantenía en acción." Días de ron es una intrincada historia de amor y de celos, de borracheras y locura en San Juan de Puerto Rico, a finales de los años cincuenta. En la caribeña ciudad, antes de las luchas por los derechos civiles y el flower power, de Vietnam y las drogas, el periodista Paul Kemp cuenta su vida, marcada por el desorden y el descontrol. El alcohol, la violencia y el amor por Chenault, una mujer bonita, adicta y misteriosa forman parte de esta novela casi autobiográfica escrita en 1959 cuando Hunter Thompson tenía veintidós años.

    Santos García Zapata

    Editor del Diario Digital Notivargas.com y varios sitio web más, conductor del programa radial de mayor sintonía del estado Vargas "Contraste con Zapata". Creador del movimiento en pro de los perros de raza Pitbull llamado "NO A LA EXTINCIÓN DE PITT-BULL EN VENEZUELA “con más de 40 mil miembros.Director durante 11 años del diario Puerto.

    Sitio Web: Editor Director

    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Hunter Stockton Thompson, el creador del periodismo "gonzo" Rating: 5 Reviewed By: Santos García Zapata
    Ir Arriba