728x90 AdSpace

alojamiento wordpress
  • Más Nuevos

    jueves, 3 de marzo de 2011

    LA REVISTA CAHIERS DU CINEMA

    Volver a creer en el cine
    Una colección de la mítica revista Cahiers du cinéma Explora la filmografía de 10 directores y consolida un canon.
    POR MAURO LIBERTELLA
     LA REVISTA CAHIERS DU CINEMA consolida un canon.
    LA REVISTA CAHIERS DU CINEMA consolida un canon.
    Vamos a los datos duros. El primer número de los Cahiers du cinéma (“los cuadernos de cine”, en su traducción literal), revista pequeña y de tapas amarillas, inundó las calles parisinas en 1951. Su fundador, André Bazin, tenía las cosas claras: se juntó con las mejores plumas del Revue du Cinéma y con los cerebros de las dos cinematecas más delicadas de París para destruir todo lo que estaba mal en el cine europeo de la época y construir un canon alternativo y efervescente. Por la pequeña redacción empezaron a circular algunos chicos que lo habían visto todo y que sentían que el viejo cine francés ya no tenía nada que ofrecerles –Truffaut, Godard, Rivette, Rohmer, Chabrol y algunos más–. De a poco, fueron tomando por asalto las páginas del cuaderno amarillo y aprovecharon la repercusión de la tirada para decir algunas cosas. Dijeron que “La qualité française” , ese cine solemne y lírico tan afecto a las adaptaciones de novelas decimonónicas, era materia muerta, y había entonces que repensar las tensiones en el interior de la tradición para darle espacio a una nueva generación. A partir de esa lectura surgió el concepto tantas veces mentado de “política de los autores”, que buscaba instalar en el centro del sistema cinematográfico la figura del director, como subjetividad creadora excluyente. En ese sentido, es verosímil que ahora lleguen estos cuadernillos fraguados por la marca “Cahiers”, que tienen como eje de análisis la filmografía de un director.
    Si bien la preeminencia de la figura de director quedó instalada, su verdadero control sobre el producto terminado es endeble y merece ser discutido. Según el ensayista Marcelo Burello, la búsqueda por endigarle una autoralidad total al director es un anhelo de la cultura letrada y académica, que “reducen la creación, la construcción, la fabricación –que es colectiva, grupal, que implica a más de cien personas– a un nombre y un apellido que es de alguna manera un creador, un yo, un poeta, un artista”. En ese sentido, hay que leer la política de los autores desde varios ángulos: como una teoría de época, que se explica coyunturalmente para reescribir el presente; como un deseo occidental por sostener la figura de “genio”; como una operación para sentar la base conceptual desde la cual los directores de la nouvelle vague quieren ser leídos. A partir de los Cahiers, también, se afianza la idea de leer la obra de un director en terminos de filmografía. Siguiendo a Burello, “si uno quiere preguntarse dónde está el autor, lo va a encontrar en la continuidad de algunos elementos estéticos y de contenido que se van dando a lo largo de sus películas. Aparece con eso la idea filmografía: esos directores, dicen los críticos franceses, tienen una filmografía. Es decir: hay un dibujo que se arma si uno va uniendo sus distintas películas. Eso es el comienzo de la teoría del cine de autor. Hoy esa teoría ha sido llevada a una exageración donde lo que hay es la búsqueda a todo precio de un autor”.
    Desde la fundación de los Cahiers hasta ahora, las cosas han cambiado mucho. En aquel momento los directores a instalar eran Nicholas Ray, Fritz Lang, Howard Hawks y, sobre todo, Hitchcock; tipos que la industria había confinado a la categoría de meros empleados que producían una película entretenida por año. Ahora, con el paso de las décadas, estos cuadernillos incorporan una nueva serie de directores: Woody Allen, Pedro Almodóvar, Tim Burton, Coppola, Clint Eastwood, Kubrick, Lynch, Scorsese, Spielberg... Si en la década del sesenta la cinematografía de estudios estaba languideciendo para dar paso a las películas “de autor”, esta nueva camada –muchos de ellos artífices del american new wave– ya nació con el chip incorporado de la película como hecho estético. Desde ahí se los lee.
    Por lo demás, esta serie de cuadernillos (se consiguen en librerías a $45) tiene un cariz introductorio, pero sirven como guías pensadas para abordar las películas de un director. En ese sentido, tiene un plus respecto de las guías tipo “cien películas de terror del siglo XX”, porque la escritura es buena y se deja ver un fondo de conciencia que apunta a la autonomía del fenómeno cinematográfico. Los autores son todos periodistas y críticos franceses de trayectoria y las ediciones vienen con un gran material fotográfico. Como para recortar una imagen, colgarla en la pared, y volver a creer en el cine.
    http://www.revistaenie.clarin.com/escenarios/cine/Volver-creer-cine_0_436156566.html

    Santos García Zapata

    Editor del Diario Digital Notivargas.com y varios sitio web más, conductor del programa radial de mayor sintonía del estado Vargas "Contraste con Zapata". Creador del movimiento en pro de los perros de raza Pitbull llamado "NO A LA EXTINCIÓN DE PITT-BULL EN VENEZUELA “con más de 40 mil miembros.Director durante 11 años del diario Puerto.

    Sitio Web: Editor Director

    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: LA REVISTA CAHIERS DU CINEMA Rating: 5 Reviewed By: Santos García Zapata
    Ir Arriba