viernes, 7 de enero de 2011

LA MASACRE DE TLATELOLCO


DOCUMENTAL: LA MASACRE DE TLATELOLCO

DOCUMENTAL: LA MASACRE DE TLATELOLCO 
una coproducción: Anima Films & The History Channel
Year: 2008 / Duracion: 90' / Director: Matias Gueilburt /
Production Company: Anima Films & The History Channel /


1968. En sintonía con lo que se vivía en otras partes del mundo, los estudiantes mexicanos ganan las calles exigiendo reformas. La respuesta del gobierno desencadena una de las masacres mas sangrientas de la moderna historia mexicana. Year: 2008 / Duracion: 90' / Director: Matias Gueilburt / Production Company: Anima Films & The History Channel.
Trailer en Español

Trailer con Subtítulos en Inglés 

 42 años de la masacre de Tlatelolco    2 octubre 2010

Había belleza y luz en las almas de esos muchachos muertos. Querían hacer de México la morada de la justicia y la verdad. Soñaron una hermosa república libre de la miseria y el engaño. Pretendieron la libertad, el pan y el alfabeto para los seres oprimidos y olvidados y fueron enemigos de los ojos tristes en los niños, la frustración en los adolescentes y el desencanto de los viejos. Acaso en alguno de ellos había la semilla de un sabio, de un maestro, de un artista, de un ingeniero, un médico. Ahora sólo son fisiologías ininterrumpidas dentro de pieles ultrajadas. Su caída nos hiere a todos y deja una horrible cicatriz en la vida mexicana.
No son, ciertamente, páginas de gloria las escrita esa noche, pero no podrán ser olvidadas nunca por quienes, jóvenes hoy, harán mañana la crónica de estos días nefastos. Entonces, tal vez, será realidad el sueño de los muchachos muertos, de esa bella muchacha, estudiante de primer año de medicina y edecán de la Olimpiada, caída ante las balas, con los ojos inmóviles y el silencio en sus labios que hablaban cuatro idiomas. Algún día una lampara votiva se levantará en la Plaza de las Tres Culturas en memoria de todos ellos. Otros jóvenes la conservarán encendida.
Jose Alvarado. “Luto por los muchachos muertos”. Siempre!, N 779, 16 de octubre de 1968
El 2 de octubre de 1968 se produjo la “Matanza en la plaza de las Tres Culturas o plaza de Tlatelolco”, ubicada en la Ciudad de México, siendo asesinados centenares de estudiantes por parte del ejército mexicano.
Esta masacre ocurrió en medio de un panorama internacional convulsionado por los sucesos de la Guerra de Vietnam, las manifestaciones populares del “Mayo Francés”, y otros acontecimientos generados por éste último en distintas partes del mundo, incluyendo México.
La Ciudad de México se preparaba en esa ocasión para ser la sede de los XIX Juegos Olímpicos de México, que se llevarían a cabo del 12 al 27 de octubre de 1968, convirtiéndose en el primer país Latinoamericano donde se realizarían estos juegos internacionales. Las olimpiadas fueron propicias para que miles de mexicanos, en su mayoría estudiantes, salieran a protestar contra el gobierno del presidente Gustavo Díaz Ordaz, a rechazar la política exterior guerrerista promovida por Estados Unidos en Vietnam, y solidarizarse con la población francesa.
El gobierno de Díaz Ordaz, caracterizado por diseñar acciones para desarticular movimientos sociales, adoptó medidas represivas utilizando las fuerzas policiales los últimos días de agosto de 1968 con el objeto de sofocar una marcha de más de 200.000 estudiantes, que luego se concentraron en el Zócalo, una plaza central del Distrito Federal. Posteriormente, en septiembre, ordenó al ejército y la policía que tomaran las instalaciones de la Universidad Autónoma de México y el Instituto Politécnico Nacional, donde se produjeron hechos violentos en los que resultaron heridos y muertos decenas de jóvenes.
De esta forma se llega al 2 de octubre de 1968, día en el que unas 50.000 personas, en su mayoría estudiantes, se congregaron en la plaza de la “Tres Culturas”, ignorando que el aparato represivo del gobierno de Díaz Ordaz había planificado una emboscada: sellaron todas las calles convergentes a la plaza y procedieron a actuar como si estuvieran en una guerra, lanzaron una bengala y luego comenzó el tableteo de las armas de fuego del ejército y la policía. La masacre se consumó, dejando centenares de muertos (cerca de 400 estudiantes) y heridos (más de 1.000 personas). Para tratar de no dejar rastros del crimen de Estado, quemaron los cadáveres, los heridos fueron llevados a hospitales militares para ocultar lo que sucedía, y finalmente los bomberos y la policía se encargaron de lavar -con chorros de agua a presión- todos los restos de la masacre.
En la actualidad no se tienen informaciones claras de quienes fueron los responsables directos, la justicia mexicana no sacó a luz las averiguaciones pertinentes porque los documentos probatorios de la matanza se habían quemado, supuestamente. El entonces presidente Díaz Ordaz (quien murió en 1979), y su sucesor Luis Echeverría Álvarez (fallecido en 1976) dijeron no saber nada al respecto.
http://www.chavez.org.ve/temas/noticias/masacre-tlatelolco/




La portada de la revista por qué?, acerca del 2 de
 octubre de 1968, responsabilizó al gobierno de
Gustavo Díaz Ordaz de la masacre en Tlatelolco


Diferentes escenas del 68; también se aprecia el batallón Olimpia, de los guantes blancos

Muertos de la masacre

Florencio López Osuna, líder del movimiento que recientemente(octubre 2006) falleciera en circunstancias misteriosas


1 comentario:

Anónimo dijo...

Para los que no conocen la historia, ahí están los Gobiernos del PRI!