728x90 AdSpace

alojamiento wordpress
  • Más Nuevos

    miércoles, 10 de noviembre de 2010

    'Gabo' y el periodismo


    LA GRANDEZA DE UN REPORTERO
    EN MI PAÍS, POLONIA, Gabriel García Márquez es un mito. Desde hace años tiene vastas filas de admiradores y sus libros se venden en grandes cantidades. Me pregunto de dónde viene su enorme popularidad. Creo que del profundo humanismo de su literatura, de ese clima, de esas atmósferas que existen en todos sus libros. A los jóvenes les atrae el romanticismo de sus historias; a los mayores, su profunda y a veces triste reflexión sobre la vida, sobre la gente, sobre el mundo en que vivimos. En Polonia es una especie de gurú, alguien que pinta modelos de cómo vivir y cómo pensar. Incluso hay lectores que se dedican a su obra ciento por ciento, que preguntan si ha llegado algo nuevo del colombiano a las librerías. Lectores entusiastas con la esperanza de escuchar de nuevo esta voz tan única y especial para ellos. García Márquez ha logrado el sueño de todo escritor: que sus textos sean considerados sagrados, indispensables para vivir.
    Se habla mucho de las historias que son un poco reales y un poco irreales. Esto existe en cada cultura y en cada tradición. Así, aunque el realismo mágico haya sido etiquetado por la literatura latinoamericana, no se limita a las realidades y tradiciones de América Latina. A este respecto el caso de García Márquez es especial, pues no se trata de un escritor que mida los efectos de lo que escribe, o de alguien que utilice deliberadamente trucos técnicos para provocar emociones en el lector. Desde mi punto de vista, su literatura es un producto muy natural, fruto de su talento, intuición e imaginación.
    Conocí a García Márquez cuando trabajaba como corresponsal en México en 1970, hace más de 30 años, antes de que Cien años de soledad se tradujera al polaco. En aquel entonces él era más conocido como periodista, sobre todo por sus crónicas publicadas en la prensa de América Latina. Siempre lo he considerado mi amigo, alguien con quien me entiendo muy bien.
    Aunque tengo una enorme admiración por sus novelas, personalmente considero que la grandeza de García Márquez estriba en sus reportajes. En mi opinión, sus novelas provienen de sus textos periodísticos: comenzaron primero como piezas para diarios y revistas y luego se desarrollaron bajo la forma de piezas de ficción.
    Esta situación es específica de América Latina, donde prácticamente todos los grandes escritores son al mismo tiempo periodistas. Esta mezcla tan moderna, entre ficción y no ficción, crea un nuevo tipo de literatura. Por eso, cuando leemos Noticia de un secuestro sabemos que se trata de un reportaje escrito por un escritor. Creo que esto es muy importante en García Márquez.
    Ante mis alumnos siempre lo pongo como ejemplo del gran reportero. Lo curioso es que, en países como Polonia, es conocido sólo como escritor de novelas. Pero su obra periodística es enorme: es autor de libros clásicos de reportajes. Visité el año pasado a la señora plagiada que aparece en Noticia de un secuestro y me ha contado la manera de trabajar de García Márquez: cómo hacía sus entrevistas, cómo reunía los materiales, cómo comprobaba cada detalle. García Márquez es un clásico del reportaje, del gran reportaje con dimensiones panorámicas que trata de mostrar y describir los grandes campos de la vida o de los acontecimientos. Su gran mérito consiste en demostrar que el gran reportaje es también gran literatura. 
    Ciudad de México, septiembre de 2002.

    Santos García Zapata

    Editor del Diario Digital Notivargas.com y varios sitio web más, conductor del programa radial de mayor sintonía del estado Vargas "Contraste con Zapata". Creador del movimiento en pro de los perros de raza Pitbull llamado "NO A LA EXTINCIÓN DE PITT-BULL EN VENEZUELA “con más de 40 mil miembros.Director durante 11 años del diario Puerto.

    Sitio Web: Editor Director

    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: 'Gabo' y el periodismo Rating: 5 Reviewed By: Santos García Zapata
    Ir Arriba