KARYNE BEY
                                                                                 CHRISTIAN DESBORDES

                                                                                  CRIS ORTEGA

                                                                                 ERIK JONES

                                                                                              Katarzyna Rzeszowska

                                                                               CRIS DE LARA


                                                                                   ROBERT NAWARA

                                                                JON JACOBSEN


Editorial Complutense


Eros Romano
Sexo y moral en la Roma Antigua
Autor:
Jean Noël Robert


Traductor: Eduardo Bajo Álvarez
Materia: Historia
Colección: La Mirada de la Historia
Dir. colección: Julio Mangas Manjarrés

Páginas: 352
Formato: 15 x 21 cm.
Encuadernación: Rústica con solapas

Año: 1999




Este libro es mucho más que una entretenida relación de prácticas sexuales y recursos eróticos de los antiguos romanos. En él se describen, entre otras muchas curiosidades, cómo se preparaban para las primeras relaciones sexuales, qué régimen alimenticio seguían para obtener mejores resultados a la hora de hacer el amor o qué astucias utilizaban para escoger el sexo de su hijo. Sin embargo, esta presentación meramente anecdótica no refleja lo esencial: el marco moral en el que los antiguos romanos concebían las relaciones eróticas entre los seres humanos.
Eros Romano ofrece respuestas a todas las preguntas anteriores, y a muchas más, proponiendo un análisis desde la óptica de sus valores. De esta forma nos damos cuenta de que el sexo, omnipresente en su vida cotidiana, no tiene ese carácter obsceno que le podemos atribuir hoy. Si hasta ahora se ha tachado a los romanos de disolutos en base a su bisexualidad, denunciando su excesiva libertad sexual, ha sido porque sus costumbres formaban parte de un código moral distinto del nuestro pero no por ello menos estricto y apremiante.


El emperador del desenfreno ataca de nuevo

Para mucha gente, el Imperio Romano es sinónimo de depravación sexual. Lo cierto es que el asunto es bastante más complejo que todo esto, y libros tan extraordinarios y amenos como Eros Romano, de Jean-Noël Robert, contribuyen a despejar simplismos y a arrojar un poco de luz sobre las fascinantes costumbres sexuales y amorosas de los romanos, en el fondo no muy diferentes de las nuestras. No obstante, en el imaginario popular prevalece la idea, transmitida interesadamente por los cristianos, de que en Roma andaban todo el tiempo de orgía en orgía y toda aberración tenía allí su asiento. Las vidas disolutas de emperadores como Tiberio, Calígula y Nerón (sin olvidar a damas tan rematadamente lascivas como Mesalina, Agripina y Popea) han ayudado a conformar esta imagen, especialmente el segundo de los citados, el más publicitado en series de TV como Yo Claudio o en películas como Calígula, donde un estupendo John Hurt y un Malcom McDowell pasadísimo de rosca, respectivamente, encarnaban al emperador chiflado y sexoadicto.

Qué levante el dedo el varón que no haya fantaseado alguna vez con estar en el lugar de Calígula y demás tiranos rijosos, sin ningún límite que impida satisfacer tus apetitos. Junto a Calígula y los otros emperadores de su cuerda (Tiberio y sus "pececillos", Nerón, inventor del salto del tigre, Augusto, voyeur y sádico) la historia nos ofrece numerosos ejemplos de autócratas salidos: Lavrenti Beria y sus famosas expediciones de caza, Leónidas Trujillo, caracterizado como El Chivo en la novela de Vargas Llosa, Mao y su personalísima interpretación del sexo taoísta, Goebbels, eternamente enredado en romances con hermosas actrices (afición compartida por Kim Jong Il en la actualidad)... Bien es verdad que también hubo dictadores casi virginales que, seguramente, obtenían un placer mucho mayor de lo tanático que de lo erótico (Hitler, Franco, Stalin), pero la mayoría de ellos utilizaron su poder... para joder (y no sólo a sus súbditos, se entiende).

Pero hablábamos de emperadores romanos y nos hemos desviado del tema. Estas digresiones deberían servir como introducción al trailer de una nueva versión de Calígula que no se rodará jamás. En efecto, el trailer es obra de Francesco Vezzoli, un artista conceptual que consiguió la complicidad de Gore Vidal, Helen Mirren, Benicio del Toro, Milla Jovovich o Courtney Love, entre otros, para ponernos los dientes largos (la idea de ver a una diosa como Jovovich en el papel de Drusila me hace babear). La obra fue presentada en la Bienal de Venecia en 2005, y es muy de lamentar que se vaya a quedar ahí, porque, aparte de la sorpresa final, sus secuencias eróticas son incomparablemente más prometedoras que las de la accidentada versión de Tinto Brass que, en estos tiempos de sobreabundancia porno, sería incapaz de excitar al más salido de los alumnos de una madrasa pakistaní.
http://afrodelia.blogspot.com

Los Estados, el narcotráfico y los paraísos fiscales
Publicado Lunes, 10 Marzo 2008 blogs , corrupción , marihuana , política

“Una de las principales premisas para que el narcotráfico crezca y se engrandezca es la facilidad que existe de blanqueo de dinero negro”. Joan Manuel Riera desarrolla el tema en Narcotráfico y los paraísos fiscales, artículo reciente publicado en Mundo Antiprohibicionista.
Los beneficios en dinero negro que genera el narcotráfico son blanqueados totalmente gracias a los paraísos fiscales. Los paraísos fiscales aseguran la impunidad y el blanqueo de dinero negro del crimen organizado, del narcotráfico, del terrorismo, del tráfico de armas, del tráfico de personas, de la evasión de impuestos, de sobornos y de la corrupción en general. Ningún organismo nacional o internacional se ha propuesto algún programa serio para erradicar los paraísos fiscales.
¿Por qué las grandes potencias económicas no ponen fin a esta situación? Sencillamente porque les interesa que existan, porque ellos también hacen uso de los paraísos fiscales. El conjunto de actividades de los paraísos fiscales se ha convertido en un engranaje fundamental para el capitalismo. El sistema financiero y bancario y las multinacionales utilizan los servicios de los paraísos fiscales para aumentar los beneficios. Las administraciones, para limpiar sus corruptelas.
Dinero de todo el mundo procedente de fortunas privadas, multinacionales, empresas y actividades legales como ilegales encuentran amparo y más negocio en países que no les hacen preguntas y no establecen impuestos o en su defecto son impuesto mucho más bajos. Queda bastante claro que a las grandes potencias económicas no les interesa actuar contra los paraísos fiscales, lo que sería un duro golpe contra el narcotráfico, el tráfico de armas, la trata de blancas y el tráfico de personas que tantos beneficios producen y de los que muchos directa o indirectamente se benefician.
O sea, que los abanderados de la lucha contra las drogas, para proteger sus turbios negocios, seguirán apoyando la política de la prohibición que solo ha obtenido fracasos y no actuando seriamente contra los paraísos fiscales.
La composición visual pertenece a
Trazas y la publica en macuarium.com.

Presidente: nos toca otra vez
Publicado por Rosas Verdes en Internacional, Política el 6-10-2008


Una corriente de cordura recorre el mundo; son ya varios los gobiernos que han abierto el debate para la despenalización del consumo de cannabis y marihuana. Y no de países cualquiera.

Argentina, de la que hablamos en su día, se ha embarcado en cambios legales; México está cerca, si hacemos caso a las recientes declaraciones del presidente Calderón. Y, en EEUU, el candidato Obama declara su disposición a la despenalización (“Creo que debemos repensar y descriminalizar las leyes sobre la marihuana”, decía en 2004).

En España, y gracias al gobierno socialista de Felipe González, el consumo y la tenencia no están penados desde hace más de 20 años. Es decir, y a tenor de los acontecimientos, parece que el gobierno de entonces se adelantó a su tiempo, con medidas valientes y claramente progresistas.

Ahora, el presidente Zapatero tiene de nuevo la oportunidad de adelantarse a su tiempo, como hicieran nuestros mayores, adoptando medidas que conduzcan a la plena liberalización del cultivo y el consumo de marihuana, dando un paso adelante en la racionalización de las políticas sobre drogas. No más sanciones por tenencia y consumo, regulación de la venta, libertad de cultivo, apertura de coffee-shops …

Una vez más, Presidente, nos toca liderar el progreso.

ShareThis
coffee shops en Amsterdam
Amsterdam cerrará 43 coffee shops
Posted on Diciembre 9th, 2008 in General by Mac

La medida se tomará para evitar la proximidad de esos locales autorizados a vender drogas a establecimientos escolares.


La clausura de los coffee shops situados en un radio de 200 metros de una institución educativa deberá concretarse a fines de 2011, precisó un comunicado del municipio.

El alcalde de Amsterdam, Job Cohen, aclaró que la inciativa no era suya y que a su ver los coffee shops no plantean problemas particulares a la ciudad.

Cohen dijo que de todos modos aplicaría el decreto sólo cuando los establecimientos estén cerca de un colegio de secundaria, pues el consumo de cannabis es prácticamente inexistente entre menores de 12 años.

Unos 30 alcaldes holandeses discutirán este viernes en Almere, una provincia cerca de Amsterdam, la política nacional con las drogas blandas y los problemas que esta ocasiona al turismo en algunas ciudades fronterizas.

Una encuesta publicada esta semana por el semanario ‘Binnenlands Bestuur’, destinado a dirigentes y funcionarios holandeses, revela que la mayor parte de los alcaldes de ciudades con coffee shops apoyan la legalización de la totalidad de la cadena del cannabis: producción, distribución y venta minorista.

Por el momento, las autoridades sólo autorizan la venta de cannabis en los coffee shops, sin legalizarla, para evitar violar tratados internacionales.

La producción y el aprovisionamiento suelen estar en manos de grupos criminales, que las autoridades pretenden combatir.

Fuente Eltiempo.com